*

X
Ley en Alemania busca proteger la privacidad “digitalmente pública” de los aspirantes a una vacante laboral

Siguiendo la filosofía de “si me quieres contratar mira mi CV y no mi Facebook”, Alemania esta a punto de aprobar una ley que prohíbe a empresas y empleadores consultar el perfil de Facebook de los aspirantes a vacantes que se ofrecen. Aunque resulta un poco paradójica este protección de la privacidad de una persona, que voluntariamente ha hecho pública parte de su vida a través de la red social, lo cierto es que también evita una posible discriminación o ciertos prejuicios en contra de estas personas.

El motivo de esta ley es que en diversos países se ha registrado una práctica en la que las empresas consultan los perfiles en Facebook u otras redes sociales de los candidatos que aspiran a obtener el empleo que están ofreciendo. Una encuesta realizada por CarrierBuilder en 2009, reveló que en Reino Unido el 43% de las compañías consultaba, como información complementaria al CV y a la entrevista, la vida de los aspirantes en Facebook.

Ante estas cifras, aunado a advertencias como la lanzada por Erik Schmidt, el CEO de Google, la semana pasada, han creado un ambiente de incomodidad por parte de muchos usuarios que ya piensan dos veces el revelar información personal en sus cuentas personales de las redes sociales. Sin embargo, ahora con el surgimiento de leyes como la que esta a punto de aprobarse en Alemania, la tranquilidad tal vez regresará a los voyeuristas digitales pues ya no tendrán que temer que su vida “personal” sea consultada por sus futuros empleadores.

Rentan cuartos de hotel para dos personas y consumen fantásticos menús para mantener contentas a sus jóvenes novias digitales y recrear la ilusión del primer amor, en el adictivo juego Love Plus+.

No hay como la ilusión del primer amor, pero para algunos japoneses la tecnología provee un sucedáneo. A través de un juego de realidad virtual los usuarios pueden revivir ese insuperablecandor y tomar vacaciones reales y vivir noches románticas en hoteles con chicas simulacro. La duluzura y la tímidez, el sueño de la pureza, son recreados (magistralmente, según los usuarios) por el juego de simulación de citas LovePlus+. El juego desarrollado por Konami y jugado en el DS de Nintendo ha formado una alianza con el puerto de Atami, a un lado de Tokio, para crear en este espacio físico la meca donde los usuarios logran consolidar su relación con su novia virtual. Un turismo híbrido donde se rentan cuartos de hotel para dos personas, y una es un hombre y otra es una inocente chica hecha de bits y píxeles.

Los usuarios del juego pueden elegir entre la niña buena Manaka, la atrevida y candente Rinko o Nene una especie de hermana grande autoritaria. Sin embargo, las chicas no son fáciles y el juego se trata de mantener una relación estable. Los jugadores caminan de la mano con sus novias tocando la pantalla táctil, flirtean vía mensajes de texto y hasta se ecuentran a la salida de la escuela para un beso fugaz. Con el micrófono del aparato, los jugadores pueden mantener conversacions con sus novias. Una apliación de iPhone les permite tomarse fotos con las niñas.

Si logran obtenre punto de novio, se les recompensa con una salida a solas al puerto de Atami, aquí la realidad virtual se fusiona con la realidad en una especie de realidad aumentada. La novia se pone una yukata, un casual kimono veraniego, van a presenciar los fuegos artificiales y pasan una noche en el Hotel Ohnoya, con sus baños romanos.

El Wall Street Journal reporta la visita real a Atami de uno de los jugadores de Love Plus, el gamer Shunsuke Kato, quien entusiasmado con visitar los lugares que conocía de la mitología del juego se encontró con que su novia Manaka le estaba haciendo la ley del hielo y no pudo disfrutar de esta gran cita debido a los caprichos de su chica.

Manaka estaba enojada con él porque sólo había jugado 10 minutos un día. "En día fuera del trabajo pasó dos horas con ella. Supongo que comparado con otras personas que vienen aquí nuestra relación es algo tibia", dijo Kato.

Manaka es una chica exigente y ha sido programada para que se le trate como una princesa y los hombres son adictos a las princesas virtuales con sus carácteres indescifrables.

Atami, a una hora de Tokio, solía ser muy popular con parejas en su luna de miel como un escaparate romántico, pero en los últimos años ha estado en decadencia. Ahora es un refugio romántico virtual. Las autoridades locales hicieron un esquema de promoción cruzada con los desarrolladores del juego.

En el Hotel Ohnoya, el staff está entrenada en Love Plus+ y trata a los clientes como si fueran parejas aunque en realidad sólo haya un huesped. El gerente Atsurou Ohno, dice que tratan de no hacer muchas preguntas ya que sabe que los gamers está inmersos en el juego. Aunque puede ser complicado para el staff que haya tantas chicas con el nombre de Manaka, por ejemplo, en el hotel, y una confusión en este sentido podría celar y mistificar a uno de los gamers al enterarse que su novia está durmiendo en la habitación de otra persona al mismo tiempo que esta durmiendo en su habitación.

Algunos restaurantes tienen menús especiales y los hoteles llegan a cobrar el doble por una habitación que indulge en la fantasía. Sin embargo para los jugadores de este videjuego revivir como una verdadera ilusión el amor adolescente no tiene precio.