*

X
El derecho de propiedad privada se ha extendido a la luna a través de la agencia de bienes raíces Lunar Republic International

Autonombrada la “mejor agencia de bienes raíces lunares”, y con oficinas en la quinta avenida de Nueva York, Lunar Republic International se dedica a mapear y asignar derechos de propiedad privada sobre el terreno de la Luna. Esta organización es reconocida a nivel mundial por especialistas de derecho y legislación en el espacio.

Una buena parte del capital reunido por esta agrupación proviene de diversas empresas y organizaciones que ya han puesto, desde hace tiempo, sus ojos en la luna como una opción accesible para concretar una eventual expansión espacial. Y para mitigar las críticas y juicios en contra de esta imposición de la propiedad privada en la Luna, siguiendo el modelo que postula a la filantropía como “matizante” de prácticas cuestionables, Lunar Republic International utiliza parte del dinero que recibe para pagar becas universitarias y otros canales de ornamentación social.

Así que ahora lo sabes, si estas pensando en invertir algo de dinero en comprar propiedad podrías bajar tu inversión estratégicamente y adquirir un terrenito en alguno de los fraccionamientos lunares que han recibido nombres burdamente poéticos como “Mar de la Tranquilidad”, la zona premiere de la Luna a un costo de $37.50 dólares el acre, o el “Lago de los Sueños” a $34.24 dólares.

Habitantes de Santa Cruz, California, ya pueden adquirir helados de ganja como el Bannanabis Foster o el Straw-Mari Cheesecake

Un inspirador establecimiento de nombre Creme De Canna ha abierto sus puertas en Santa Cruz, California, que ofrece un peculiar producto a la venta: helados con sabor a marihuana. los afortunados habitantes de este condado californiano ya pueden acompañar sus tardes de otoño degustando un delcicioso Banannabis Foster o un Straw-Mari Cheesecake, dos de los saboresmás populares hasta ahora.

"Todo el mundo que lo ha probado dice que le ha encantado. Mucha gente vuelve para repetir y tomar helado incluso por tercera y cuarta vez”, señala Jonathan Klodinski, el propietario del local.

De acuerdo con el dueño del establecimiento, sus helados representan una alternativa sana para los pacientes queestan inscritos en los programas de marihuana medicinal, y que no pueden dejar de consumir cannabis pro prescripción médica. Los helados, con un precio de 15 dólares, se venden sólo con receta médica, y supuestamente equivalen a fumar ocho porros de buena hierba.

via La Marihuana