*

X

Hombre ha vivido sobre peñasco 50 años, salvando a 160 personas del suicidio

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/12/2011

Don Ritchie es un calmo héroe moderno: vive a un lado de "The Gap", el sitio más popular para los suicidas australianos, y todos los días vigila el peñasco para intentar convencer a las personas para que no salten

Para algunas personas vivir cerca de un sitio donde decenas de personas mueren cada año sería algo indeseable y posible motivo suficiente para mudarse, pero para Don Ritchie esto es una buena oportunidad de ayudar.  Ritchie vive en la calle que da al sitio más popular para suicidarse en Australia: “The Gap” (La Brecha). Se calcula que en este peñasco se suicidan alrededor de 50 personas al año; Ritchie, como si fuera el ángel del abismo, ha salvado a más de 160 personas con la intención de suicidarse.

Todas las mañanas desde hace cerca de 50 años, Don Ritchie se levanta y observa por la ventana si hay alguien caminando cerca del precipicio, si ve a alguien que parece contemplar saltar, se acerca e intenta entablar una conversación.  Les sonríe y les pregunta si quieren tomar un té en su casa… y algunos aceptan.

“Les estoy ofreciendo una alternativa, en realidad. Siempre actúo de una forma amigable”, dice Ritchie quien justamente por alguna casualidad o causa secreta está ahí para ofrecer una realidad alternativa para las personas que buscan acabar con el juego de realidades.

En ocasiones, evidentemente, Ritchie no tiene éxito y a veces ha tenido que detener a las personas físicamente en lo que su esposa Moya llama a la policía.

Aunque ha visto muchos irse por el precipicio, Ritchie dice que no está atormentado por lo que ha presenciado ni tiene pesadillas. A sus 85 años, Ritchie lleva una una larga batalla contra el cancer, pero es optimista y cree que si no estuviera él alguien más haría lo que él está haciendo, patrullando amablemente el abismo.

awker]

Empleado de McDonald's graba y celebra a dos mujeres que golpean brutalmente a una transexual

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/12/2011

Dos adolescentes golpean brutalmente a un transexual dentro de un McDonald's en Baltimore mientras los empleados graban y hasta azuzan a las niñas

Lo que sucede dentro de un McDonald's puede llegar a ser lo más detestable y bizarro del mundo. Como si el conjunto de la comida chatarra, la artificialidad de la decoración, los efluvios que emanan de la cocina y la luz caliente sacaran lo peor de las personas, dos adolescentes fúricas golpearon a una mujer transexual después de encontrarla en el baño de mujeres de una franquicia en Baltimore y exigirle que lo abandonara. La brutal golpiza fue grabada por un empleado de McDonald's, quien junto al staff del establecimiento se limitó a observar y hasta a azuzar de forma risueña a las niñas golpeadoras.  El video fue subido a YouTube por Vernon Hacket y en pocos días se viralizó.

La terrible golpiza, ocurrida en varios momentos, no fue detenida hasta que la mujer transexual empezó a tener una especie de ataque epiléptico y  una mujer de edad avanzada interviniera —mientras el personal del restaurante atestiguaba impávido la crisis como si fuera parte de un reality show.

A las agresoras de 14 y 18 años de edad se les acusó penalmente, pero los empleados de McDonald's no han sido sancionados por la empresa, que solamente emitió una carta donde manifiesta su consternación por el asunto y externa su plena colaboración con las autoridades para resolverlo.

El grupo activista LGTB (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) pidió a la Policía investigar el caso a fondo. Autoridades de Baltimore dijeron que indagarán si hubo o no motivación discriminatoria en el asalto.

Aunque buena parte de la atención se ha centrado en los empleados de McDonald's que no hicieron nada para detener la golpiza, el hecho muestra una terrible violencia de género, muchas veces poco publicitada: la virulenta discriminación que padecen los transexuales en sociedades conservadoras.

[Smoking Gun]