*

X

Vislumbres de una realidad programada (William Burroughs y Phillip K. Dick remix)

Arte

Por: pijamasurf - 07/06/2011

Los dos mavericks de la ciencia ficción y los agujeros de gusano de la conciencia se combinan para conversar sobre el programa informático que es la realidad

Tanto William S. Burroughs como Phillip K. Dick exploraron remotos vericuetos de la conciencia —el cableado detrás de la máquina— y, como le sucede en algún momento a todo psiconauta, creyeron percibir  que la realidad en la que vivimos es una simulación, un programa informático. La antigua versión de la ilusión, el Maia, fue actualizada para incluir entidades cibernéticas de las estrellas que descargaban programas holográficos sobre nuestra realidad o bizarros insectos inteligentes que copulaban con nuestra mente.

El video aquí presentado fue editado por el usuario Whores lover fat, avatar de Phillip K. Dick, en su interfaz con VALIS (el sistema de inteligencia artificial que habría programado esta Matrtix). Incluye como un guiño un track usado en la película Donnie Darko.

“Vivimos en una realidad programada computacionalmente y la única pista que tenemos es cuando una variable cambia y una alteración en nuestra realidad ocurre. Tendríamos la sobrecogedora impresión de que revivimos el presente, déjà-vu, tal vez exactamente de la misma forma, diciendo las mismas palabras y escuchando las misma palabras... creo que estas impresiones son válidas y significativas, e incluso diré  que esta impresión es una pista de que en algún momento en el pasado una variable fue cambiada, reprogramada, y que debido a esto un mundo alternativo se bifurcó”.- Phillip K. Dick

"Si tienes un universo pregrabado en el que todo ha sido pregrabado lo único que no ha sido pregrabado son las pregrabaciones en sí mismas, así que con mi método de cut-up e intentado alterar estas pregrabaciones".-William S. Burroughs

 

Redefiniendo la percepción humana: el diseño, el cuerpo, la ciencia y los sentidos

Arte

Por: pijamasurf - 07/06/2011

La percepción humana está mutando a causa de la ciencia y la tecnología. Un libro y una exposición recopilan las expresiones artísticas que han intentado llevar al límite los dispositivos físicos —naturales y artificiales — en los que basamos nuestra percepción del mundo y de nosotros mismos.

En los últimos años el arte contemporáneo y también algunas disciplinas que podrían considerarse teóricas —la filosofía, el psicoanálisis, la sociología, entre otras— han revaluado el lugar decisivo que el cuerpo posee en casi cualquier narrativa que generamos tanto individual como socialmente.

Como parte de esta tendencia se presentó recientemente en Londres un libro y una exposición que llevan por nombre See Yourself Sensing: Redefining Human Perception [“Mírate a ti mismo sintiendo: redefiniendo la percepción humana”]. Se trata de una recapitulación exhaustiva de medio siglo de relaciones entre el diseño, el cuerpo, la ciencia y los sentidos.

El título del trabajo pareciera aludir también a la célebre máxima del obispo Berkeley: esse est percipi, “ser es ser percibido”. Sin embargo, esta época de invenciones tecnológicas y descubrimientos científicos, de dispositivos que nos permiten estar en un lugar donde no estamos, ser donde somos percibidos sin que nuestra presencia real acompañe esa percepción o sin que esa misma presencia sea enteramente la nuestra propia, añade así nuevo capítulo en la discordia ancestral que, en Occidente, han mantenido casi desde el inicio el cuerpo y el espíritu.

«Las nuevas tecnologías y los avances en biociencia, la nanotecnología y la genética están desestabilizando las distinciones entre mente y cuerpo, borrando las fronteras entre lo orgánico y lo artificial, lo interno y lo externo, lo público y lo privado», dice la presentación de la exposición.

De ahí que la redefinición que propone Madeline Schwartzman, la artífice de este interesante proyecto, de conceptos y parámetros con los cuales definimos eso que consideramos nuestra percepción sea sumamente pertinente y oportuna.

See Yourself Sensing: Redefining Human Perception se exhibe hasta el 24 de septiembre de 2011 en la galería londinense WORK.

Aquí algunas de las imágenes recopiladas por Madeline Schwartzman.

 

Hyungkoo Lee, Creeper

Esta “máquina móvil” diseñada por Hyungkoo Lee permite al usuario entablar una relación más cercana con los insectos, modificando la postura usualmente adoptada.

Haus-Rucker-Co, Mind Expander, 1967

Haus-Rucker-Co, Have a "psy-year", 1968

Haus-Rucker-Co intentó redefinir con sus "máquinas" la fusión o la separación entre el cuerpo y el espacio.

 

Catherine Sylvain, Petites détresses humaines et autres maux, 2004

Petites détresses humaines et autres maux ["Pequeñas angustias humanas y otros males"] tuvo como intención confrontar al espectador con «personajes que son víctimas de su vida cotidiana».

Krzysztof Wodiczko, Dis-Armor, 1999-2000

Krzysztof Wodiczko, Dis-Armor, 1999-2000

Krzysztof Wodiczko ideó esta armadura como una prótesis que permitiera entender las necesidades de comunicación entre los «alienados, traumatizados y silenciados residentes de las urbes contemporáneas». Con este dispositivo el citadino promedio puede hablar indirectamente con alguien cercano a través de un altavoz situado en su espalda.

 

[we make money not art]