*

X

Vislumbres de una realidad programada (William Burroughs y Phillip K. Dick remix)

Arte

Por: pijamasurf - 07/06/2011

Los dos mavericks de la ciencia ficción y los agujeros de gusano de la conciencia se combinan para conversar sobre el programa informático que es la realidad

Tanto William S. Burroughs como Phillip K. Dick exploraron remotos vericuetos de la conciencia —el cableado detrás de la máquina— y, como le sucede en algún momento a todo psiconauta, creyeron percibir  que la realidad en la que vivimos es una simulación, un programa informático. La antigua versión de la ilusión, el Maia, fue actualizada para incluir entidades cibernéticas de las estrellas que descargaban programas holográficos sobre nuestra realidad o bizarros insectos inteligentes que copulaban con nuestra mente.

El video aquí presentado fue editado por el usuario Whores lover fat, avatar de Phillip K. Dick, en su interfaz con VALIS (el sistema de inteligencia artificial que habría programado esta Matrtix). Incluye como un guiño un track usado en la película Donnie Darko.

“Vivimos en una realidad programada computacionalmente y la única pista que tenemos es cuando una variable cambia y una alteración en nuestra realidad ocurre. Tendríamos la sobrecogedora impresión de que revivimos el presente, déjà-vu, tal vez exactamente de la misma forma, diciendo las mismas palabras y escuchando las misma palabras... creo que estas impresiones son válidas y significativas, e incluso diré  que esta impresión es una pista de que en algún momento en el pasado una variable fue cambiada, reprogramada, y que debido a esto un mundo alternativo se bifurcó”.- Phillip K. Dick

"Si tienes un universo pregrabado en el que todo ha sido pregrabado lo único que no ha sido pregrabado son las pregrabaciones en sí mismas, así que con mi método de cut-up e intentado alterar estas pregrabaciones".-William S. Burroughs

 

'Wormhole': hipnótico cortometraje sobre los portales dimensionales de la cotidianeidad

Arte

Por: pijamasurf - 07/06/2011

Un agujero de gusano en un patio trasero nos permite mirar a través de universos paralelos.

Tejiendo una narrativa poco convencional —donde la sintaxis es el embrujo y la concatenación es la evocación poética— Wormhole nos presenta una puerta dimensional para un día común, para una vida común, que se da cuenta de que está entreverada por mundos invisibles, por espacios liminales interconectados por agujeros de gusano  (o agujeros de conejo).

En el patio trasero se escuchan los sueños poseídos de las estrellas de cine llevados por los perros ferales y la inocencia que conoce la muerte.

El agujero de gusano, además de ser un atajo en el espacio que dobla el tiempo, permite atisbar mundos paralelos, es un artefacto de voyeurismo cósmico. Es ya la figura arquetípica de la transición entre la realidad cotidiana y la realidad onírica donde las leyes de la naturaleza se vuelven encantamiento, metamorfosis mágica de la mente en materia.

Wormhole es obra de Eaglecrowowl.