*

X

¿Necesitas acurrucarte con alguien? Agencia en Nueva York ofrece este servicio por 60 dólares la hora

Buena Vida

Por: pijamasurf - 07/17/2012

Jackie Samuels, estudiante en Nueva York, funda The Snuggery, un establecimiento en que por 60 dólares la hora cualquiera puede acurrucarse con ella sin fines sexuales.

El contacto físico, amistoso, entre dos personas, ha sido una de las pérdidas que según algunos se han experimentado debido al desarrollo de la industrialización y la tecnología. Con un modelo económico que privilegia la división y la individualización, el egoísmo incluso, y desarrollos tecnológicos basados en lo instantáneo y lo remoto, no es extraño que la cercanía efectiva con otras personas sea una de las primeras cosas en sacrificarse.

Como respuesta a esto, una mujer en Nueva York, estudiante de posgrado, decidió establecer una agencia que ofrece el servicio de "acurrucamiento" sin fines sexuales por 60 dólares la hora. Sus clientes acuden y, pagando esta suma, obtienen el derecho de recogerse junto a ella y conseguir un poco de calor corporal y acaso también de consuelo emocional.

Jackie Samuels, la fundadora de The Snuggery (algo que podría traducirse como "La Acurruquería" o, literalmente, "El Cuarto Cómodo"), decidió emprender este negocio porque "cree en el poder curativo del tacto", con lo cual pretende además revertir una tendencia de la cultura estadounidense (y, se dice, en general de los países boreales y más desarrollados económicamente) en la que el contacto físico es poco usual en la vida diaria. "Es tiempo para un cambio", asegura Samuels en el sitio de The Snuggery.

[Disinfo]

La movilidad, como uno de los rasgos más distintivos de nuestra época, también requiere de herramientas que le den sentido.

La movilidad es quizá uno de los conceptos más novedosos de nuestra época, uno que la caracteriza y la distingue al respecto de otras pasadas y que probablemente sea ya una de las herencias que recogerán las futuras.

Quizá como en ningún otro momento de la historia, actividades que antes requerían de un sitio fijo para efectuarse —el trabajo, el estudio, etc.— se han despegado de esa base sólida para situarse en medios mucho menos fijos, aunque no por ello inestables.

Esto tiene que ver en buena medida con las transformaciones ocurridas en la comunicación (para algunos el hecho social por antonomasia): el desarrollo de la tecnología ha permitido que la comunicación se libere de sus viejas ataduras y encuentre nuevas vías de ejecución.

Con todo, el vértigo y la premura con que ha sucedido todo esto también suscitó la posibilidad del caos, de la confusión practica para adecuarnos a este nuevo modelo.

De ahí la importancia de una innovación como BlackBerry® Mobile Fusion, que permite administrar los dispositivos móviles de manera más rápida, simple y organizada. La interfaz unificada incluye funciones para aprovisionar, auditar y proteger teléfonos inteligentes BlackBerry1, tablets BlackBerry® PlayBook™ y dispositivos con sistemas operativos iOS2 o Android™3. Este enfoque centralizado posibilita el acceso seguro al correo electrónico y a los datos corporativos en forma económica y efectiva.

Sin duda una herramienta necesaria ahora que la movilidad es probablemente irreversible.

Imagen: Metro Transportation Library and Archive

*Contenido cortesía de Blackberry Mexico