*

X

Happy Thanksgiving: recetas de cocina con marihuana para el Día de Acción de Gracias

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 11/21/2012

Para celebrar el Día de Acción de Gracias, como la legalización del uso recreativo de la marihuana en Colorado y Washington en los EUA, te presentamos una serie de recetas para cocinar con ganja este Thanksgiving.

No existe fiesta más celebrada en los Estados Unidos que el Día de Acción de Gracias o Thanksgiving, la cual se realiza ritualmente en ese país el cuarto jueves del mes de noviembre desde finales del siglo XVII. 

Para celebrar la llegada de los peregrinos ingleses a Plymouth en 1621, que huían de Inglaterra debido a la persecución religiosa, y la ayuda que recibieron de los indios nativos de Massachusetts durante los duros inviernos en la zona, los estadounidenses se reúnen año con año para dar gracias a esta comunión. En muchos sentidos el Thanksgiving significa la exaltación a la fundación de una nación hecha por migrantes. 

Tal vez no hay mejor forma de celebrar aquel acontecimiento, pero también los eventos de éste año, como fue la legalización del uso de la marihuana de manera recreativa en Colorado y el estado de Washington, que darle a nuestra cena un sentido distinto. No basta con sólo comer como si esta fuera la última cena, sino crear un ambiente de verdadera fiesta y comunión entre los invitados y es por eso que te presentamos una guía rápida para cocinar cannabis en Thanksgiving.

Es importante comprender que el primer paso para toda comida preparada con Ganja es hacer Cannabutter o mantequilla de Cannabis. Ésta es la base de toda cocina con marihuana y la manera de lograr una comida rica en THC. 

¿Cómo se hace la Cannabutter?

1. Vierte unas cuantas tazas de agua en una olla grande y hierve. Por cada 28 gramos (onza) de marihuana, agregue 45 gramos (libra) o cuatro barras de mantequilla (o una 28 gramos de aceite para los vegetarianos).
2. Una vez que la mantequilla esté hirviendo, añada la hierba, asegurándose de que flote alrededor de unos 8cm de la parte inferior de la olla y encienda la estufa a fuego lento.
3. Sin quemar la mantequilla, calentar los ingredientes durante al menos una hora (cuanto más tiempo, mejor) hasta que la mezcla se asemeje a un líquido espeso y picante. A continuación, utilice el filtro más fino que tengas para quitar la cannabis de la mantequilla.
4. Deja el cannabutter reposar en el refrigerador durante la noche para que el agua y la mantequilla se separen. Vierte el agua en el fregadero mientras bloqueas la cannabutter con, por ejemplo, una tapa de Tupperware.

Ahora que tienes tu cannabutter lista, es hora de incorporarla a tu platillo favorito de la cena de Acción de Gracias. 

El  aperitivo: Ejotes (Judías verdes) Casserole Cannabutter

Tiempo de cocción 30 minutos, sirve 10 a 12

Ingredientes:

• 2 latas de crema de champiñones

• 1 taza de leche (descremada o 2%)

• 1 cebolla finamente picada

• 2 cucharadas de cannabutter

• sal 1/4 cucharadita

• molido 1/4 cucharadita de pimienta negro

• 8 tazas de ejotes cocidos

• 1 taza de cebollas fritas francesas

Instrucciones:

1. Precalentar el horno a 375 grados.

2. En una sartén grande, saltear la cebolla picada en un poco cannabutter a fuego medio durante unos minutos hasta que esté cocido.

3. Revuelve en recipiente la sopa enlatada de champiñones, leche, sal y pimienta, ejotes (judías verdes) y 1 cucharada de cannabutter y mezclar bien hasta que esté todo bien caliente.

4. Utiliza la grasa sobrante del cannabutter  sobre la cazuela.

5. Traslado a la cazuela de la sopa de champiñones, espolvorear las cebollas fritas y hornee por 15 minutos o hasta que esté caliente y burbujeante.

El plato principal: pavo

1 pavo de tamaño mediano 5-6 kg (12 - 15 libras) 

1/2 taza de mantequilla de marihuana

1/4 taza de caldo de pollo

1 cucharada de jugo de limón

1 cucharadita de condimento para aves

1 cucharadita de albahaca dulce

1 cucharadita de tomillo hojas

1/2 cucharadita de salvia

Cómo hacerlo:

Derrite la mantequilla en una cacerola pequeña a fuego lento y se mezclan los ingredientes restantes. Sazonar el pavo con sal y pimienta. Hacer una pequeña incisión en la piel de pavo, forzar un dedo a través de la hendidura y romper el contacto entre la piel y la carne. Con el uso de un inyector de carne, insertar mitad de la mezcla de la mantequilla bajo la piel. Cocina el pavo de acuerdo con tu método favorito, rociando con la mezcla de mantequilla restante cada media hora hasta que esté hecho.

Postre: Gran Chef Ra Ganja pastel de calabaza o Pot Pie

2 tazas de calabaza fresca o 1 lata de pastel de calabaza relleno

2 huevos (batidos)

1/4 de taza de leche condensada

1 cucharadita de melaza

1/2 barra de mantequilla o margarina

7gramos  de ganja

1 cucharadita de canela

1 cucharadita de nuez moscada

1 cucharadita de vainilla

1/4 taza de azúcar morena

6 cm de cáscara de los pasteles sin hornear

Coloca la ganja, aplastada y picada finamente, en una olla de doble caldera (una olla que se ajusta dentro del otro separados por el agua). Cocer la ganja en la mantequilla durante 45 minutos a fuego muy lento. Cocer a fuego lento sin que se queme la mantequilla. Luego, colar el material en partículas (hojas, tallos, etc)y pon a un lado. Combina los huevos batidos, la leche, la melaza, la canela, la nuez moscada, la vainilla, el azúcar morena y la calabaza en un tazón grande y mezcla. Añade la mantequilla a la mezcla de ganja. Vierte la mezcla en la pasta. Precalienta el horno a 350 grados. Cocina pastel durante 50 minutos o hasta que un cuchillo insertado salga limpio.

Ahí tienes, un receta fácil de hacer. 

¡Feliz Día de Acción Gracias!

(AlterNet)

Alicia en LSD: interpretaciones psicodélicas desde el País de las Maravillas

Psiconáutica

Por: Javier Raya - 11/21/2012

Toda buena historia plantea numerosas y muy diversas interpretaciones. "Alicia en el País de las Maravillas" es una que ha permeado fuertemente la cultura popular, probablemente por quienes han visto en ella referencias explícitas al uso de drogas.

 alice

Durante 150 años los fans de Alicia en el País de las Maravillas, la universal historia de un modesto matemático inglés, ha dado pie a las más disparatadas interpretaciones, aunque algunas de ellas podrían tener cierto sustento. Es decir: ¿es válido creer que si el texto da pie a una interpretación, esta interpretación dice algo sobre la verdad en el texto o más bien la interpretación es reflejo de lo que los lectores encuentran de sí mismos?

Desde dudas sobre los hábitos sexuales de Lewis Carroll hasta referencias a drogas y viajes psicodélicos, Alicia en el País de las Maravillas sigue siendo un espejo donde todos podemos reflejarnos. Un poco desorbitado, si tomamos en cuenta que el libro fue inspirado por las historias que el profesor Charles Dodgson le contaba a Alice Liddell, una de las hijas del decano de la Universidad de Oxford, a bordo de una lancha en el río Támesis.

Así, la primera transformación ocurre en Dodgson devenido en Lewis Carroll, escribiendo las aventuras de una pequeña niña que sigue a un conejo parlanchín a través de un agujero en la tierra. El carácter arquetípico del llamado del héroe es insoslayable, y ha tenido repercusiones en la cultura popular, como el disco Surrealistic Pillow de Jefferson Airplane y su canción "White Rabbit" o Morpheus, personaje de The Matrix que reta al héroe Neo para seguirlo a través de la madriguera del conejo.

Numerosas adaptaciones cinematográficas se han llevado a cabo, con mayor o menor fortuna, e incluso incursiones al mundo de los videojuegos, como American McGee's Alice, donde se reinterpreta a la heroína de la historia como una chica sometida a un tratamiento psiquiátrico, la cual tiene que luchar contra los demonios de su propio mundo interno en una sangrienta aventura. Muy lejos de ser precisamente un lugar maravilloso.

Incluso el escritor, psiconauta, programador e investigador de la conciencia Timothy Leary dejó escrito en algunos de sus discos floppy la frase "Drink Me" ("Bébeme"), como la misteriosa botella que Alice bebe para cambiar de tamaño. Estas transformaciones son tal vez las que pueden parecer referencias al uso de drogas: un ciempiés que fuma de una pipa de agua, las referencias a hongos que te hacen cambiar de tamaño (sugiriendo para algunos que se trata de una metáfora de la expansión de la conciencia), y un sombrerero loco que sirve una extraña infusión a la hora del té, todo esto, recordemos, en un momento histórico donde el uso de opiáceos era hasta cierto punto legal.

Sin embargo, los estudiosos de la obra de Carroll se muestran escépticos: no hay referencias para suponer que el autor haya sido fumador de opio o bebedor de laudano, como por otra parte lo fueron otros de sus contemporáneos, como Thomas De Quincey. La asociación de Alicia en el País de las Maravillas puede deberse, más bien, a la cultura psicodélica del siglo XX:

"La noción de que los aspectos surrealistas del texto son consecuencias de sueños cargados de drogas resuena en una cultura, particularmente en los años 60, 70 y 80, cuando el LSD fue ampliamente utilizado, e incluso en nuestros días, cuando las drogas recreativas son un lugar común", según la opinión de la doctora Heather Worthington, especialista en literatura infantil de la Universidad de Cardiff.

Sin embargo, existe literatura que afirma abiertamente la exploración con drogas en el tiempo de Carroll, como Confesiones de un inglés comedor de opio del mencionado De Quincey, y en épocas posteriores los diarios de desintoxicación de Jean Cocteau o las historias de Hunter S. Thompson. ¿Por qué un matemático inglés del siglo XIX escondería una exploración con drogas dentro de un cuento infantil? 

Debemos recordar que en la era victoriana la infancia como la conocemos aún no existía: Walt Disney aún no había vendido la idea de la inocencia y la pasteurización de la conciencia, igualando niñez a incapacidad mental. Carroll plantea temas en su libro que no solemos considerar "propios" de niños, pues considera a sus lectores capaces e inteligentes, incluso mucho más que los adultos, y con una imaginación que en lugar de negarse, acepta la fantasía.

Los cambios en el cuerpo con la llegada de la pubertad, el miedo al abandono, el reto de la transición hacia la vida adulta, e incluso la crítica a la impartición de la justicia autoritaria y el sistema judicial (representado por la Reina de Corazones) son interpretaciones mucho menos reduccionistas que suponer simplemente que Carroll estaba en drogas cuando escribió el libro.

Tal vez para él no escribió Alicia en el País de las Maravillas para ser interpretado o para guardar en él un secreto hermenéutico; tal vez para Carroll era suficientemente embriagadora la emoción que podía generar a través de sus paradojas y acertijos en las jóvenes hijas del decano Liddell.

Consulta aquí el mapa de Tránsito de Alicia en el País de las Maravillas

[Con información de BBC]

Twitter del autor: @javier_raya