*

X

Happy Thanksgiving: recetas de cocina con marihuana para el Día de Acción de Gracias

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 11/21/2012

Para celebrar el Día de Acción de Gracias, como la legalización del uso recreativo de la marihuana en Colorado y Washington en los EUA, te presentamos una serie de recetas para cocinar con ganja este Thanksgiving.

No existe fiesta más celebrada en los Estados Unidos que el Día de Acción de Gracias o Thanksgiving, la cual se realiza ritualmente en ese país el cuarto jueves del mes de noviembre desde finales del siglo XVII. 

Para celebrar la llegada de los peregrinos ingleses a Plymouth en 1621, que huían de Inglaterra debido a la persecución religiosa, y la ayuda que recibieron de los indios nativos de Massachusetts durante los duros inviernos en la zona, los estadounidenses se reúnen año con año para dar gracias a esta comunión. En muchos sentidos el Thanksgiving significa la exaltación a la fundación de una nación hecha por migrantes. 

Tal vez no hay mejor forma de celebrar aquel acontecimiento, pero también los eventos de éste año, como fue la legalización del uso de la marihuana de manera recreativa en Colorado y el estado de Washington, que darle a nuestra cena un sentido distinto. No basta con sólo comer como si esta fuera la última cena, sino crear un ambiente de verdadera fiesta y comunión entre los invitados y es por eso que te presentamos una guía rápida para cocinar cannabis en Thanksgiving.

Es importante comprender que el primer paso para toda comida preparada con Ganja es hacer Cannabutter o mantequilla de Cannabis. Ésta es la base de toda cocina con marihuana y la manera de lograr una comida rica en THC. 

¿Cómo se hace la Cannabutter?

1. Vierte unas cuantas tazas de agua en una olla grande y hierve. Por cada 28 gramos (onza) de marihuana, agregue 45 gramos (libra) o cuatro barras de mantequilla (o una 28 gramos de aceite para los vegetarianos).
2. Una vez que la mantequilla esté hirviendo, añada la hierba, asegurándose de que flote alrededor de unos 8cm de la parte inferior de la olla y encienda la estufa a fuego lento.
3. Sin quemar la mantequilla, calentar los ingredientes durante al menos una hora (cuanto más tiempo, mejor) hasta que la mezcla se asemeje a un líquido espeso y picante. A continuación, utilice el filtro más fino que tengas para quitar la cannabis de la mantequilla.
4. Deja el cannabutter reposar en el refrigerador durante la noche para que el agua y la mantequilla se separen. Vierte el agua en el fregadero mientras bloqueas la cannabutter con, por ejemplo, una tapa de Tupperware.

Ahora que tienes tu cannabutter lista, es hora de incorporarla a tu platillo favorito de la cena de Acción de Gracias. 

El  aperitivo: Ejotes (Judías verdes) Casserole Cannabutter

Tiempo de cocción 30 minutos, sirve 10 a 12

Ingredientes:

• 2 latas de crema de champiñones

• 1 taza de leche (descremada o 2%)

• 1 cebolla finamente picada

• 2 cucharadas de cannabutter

• sal 1/4 cucharadita

• molido 1/4 cucharadita de pimienta negro

• 8 tazas de ejotes cocidos

• 1 taza de cebollas fritas francesas

Instrucciones:

1. Precalentar el horno a 375 grados.

2. En una sartén grande, saltear la cebolla picada en un poco cannabutter a fuego medio durante unos minutos hasta que esté cocido.

3. Revuelve en recipiente la sopa enlatada de champiñones, leche, sal y pimienta, ejotes (judías verdes) y 1 cucharada de cannabutter y mezclar bien hasta que esté todo bien caliente.

4. Utiliza la grasa sobrante del cannabutter  sobre la cazuela.

5. Traslado a la cazuela de la sopa de champiñones, espolvorear las cebollas fritas y hornee por 15 minutos o hasta que esté caliente y burbujeante.

El plato principal: pavo

1 pavo de tamaño mediano 5-6 kg (12 - 15 libras) 

1/2 taza de mantequilla de marihuana

1/4 taza de caldo de pollo

1 cucharada de jugo de limón

1 cucharadita de condimento para aves

1 cucharadita de albahaca dulce

1 cucharadita de tomillo hojas

1/2 cucharadita de salvia

Cómo hacerlo:

Derrite la mantequilla en una cacerola pequeña a fuego lento y se mezclan los ingredientes restantes. Sazonar el pavo con sal y pimienta. Hacer una pequeña incisión en la piel de pavo, forzar un dedo a través de la hendidura y romper el contacto entre la piel y la carne. Con el uso de un inyector de carne, insertar mitad de la mezcla de la mantequilla bajo la piel. Cocina el pavo de acuerdo con tu método favorito, rociando con la mezcla de mantequilla restante cada media hora hasta que esté hecho.

Postre: Gran Chef Ra Ganja pastel de calabaza o Pot Pie

2 tazas de calabaza fresca o 1 lata de pastel de calabaza relleno

2 huevos (batidos)

1/4 de taza de leche condensada

1 cucharadita de melaza

1/2 barra de mantequilla o margarina

7gramos  de ganja

1 cucharadita de canela

1 cucharadita de nuez moscada

1 cucharadita de vainilla

1/4 taza de azúcar morena

6 cm de cáscara de los pasteles sin hornear

Coloca la ganja, aplastada y picada finamente, en una olla de doble caldera (una olla que se ajusta dentro del otro separados por el agua). Cocer la ganja en la mantequilla durante 45 minutos a fuego muy lento. Cocer a fuego lento sin que se queme la mantequilla. Luego, colar el material en partículas (hojas, tallos, etc)y pon a un lado. Combina los huevos batidos, la leche, la melaza, la canela, la nuez moscada, la vainilla, el azúcar morena y la calabaza en un tazón grande y mezcla. Añade la mantequilla a la mezcla de ganja. Vierte la mezcla en la pasta. Precalienta el horno a 350 grados. Cocina pastel durante 50 minutos o hasta que un cuchillo insertado salga limpio.

Ahí tienes, un receta fácil de hacer. 

¡Feliz Día de Acción Gracias!

(AlterNet)

Estudios demuestran una relación directa entre el consumo de psicodélicos y una mayor búsqueda espiritual ¿cuál es la relación entre la exploración psicoactiva y la inquietud mística?

 

Imagen: Andrew Ostin

Tradicionalmente el consumo de ciertas sustancias consideradas como psicodélicas, por ejemplo, la psilocibina, la mescalina o el LSD, ha sido asociado con experiencias místicas. De hecho, el consumo ritual de ciertos psicoactivos, práctica ancestral en distintas culturas, desempeñaba un papel fundamental en la vida religiosa de estos grupos. Pero ¿cuál es la relación entre dichas sustancias y el desarrollo de una ‘noción’ espiritual?  

En un estudio reciente (Griffiths, Richards, McCann, & Jesse, 2006), se suministró con psilocibina (la sustancia activa de los hongos alucinógenos) a personas que jamás habían consumido psicodélicos. Aproximadamente el 60% de los voluntarios reportó haber experimentado una profunda “experiencia mística” durante el efecto –emociones radicalmente positivas, un sentimiento de unidad con el todo, la trascendencia del tiempo-espacio lineal, etc–.

Continuando en esta línea de investigación, otro estudio comparó las conductas y creencias espirituales entre personas que consumen sustancias psicodélicas, personas que consumen otro tipo de estimulantes (por ejemplo metanfetaminas), y personas abstemias. Los individuos pertenecientes al primer grupo, demostraron mucho mayor convicción alrededor de creencias espirituales como la existencia de un ‘alma universal’, la unidad del todo, la existencia de una realidad trascendental, y el no temor a la muerte. Además, estas personas otorgaron más valor al desarrollo espiritual, y menos a la prosperidad financiera, que los integrantes de los otros dos grupos. Esto último coincidió con un estudio realizado el año pasado (Móró, Simon, Bárd, & Rácz, 2011), en el cual se concluyó que los consumidores de psicodélicos dan mayor prioridad al aspecto espiritual de la vida –definido en este contexto como tu relación con Dios o aquello que percibes como lo más trascendental–, en comparación con aquellos que no los procuran.

Ahora, si bien los estudios anteriormente citados demuestras un vínculo directo entre el consumo de psicodélicos y una cierta tendencia hacia lo espiritual, lo que no queda del todo claro es el orden de los factores. Es decir, ¿aquellos que procuran los psicoactivos tienden a un mayor desarrollo del espíritu, o aquellos que denotan una cierta inclinación hacia lo místico son entonces más propensos a explorar las estepas psiconáuticas? Por otro lado llama la atención que lo más común es que estas personas busquen su desdoblamiento místico a través de causes menos tradicionales en referencia a su contexto sociocultural de origen –fenómeno que puede fácilmente comprobarse con la masificación de creencias orientales, por ejemplo el Budismo, entre los occidentales que son asiduos a los psicodélicos–.

Para concluir podríamos afirmar más allá del orden en la secuencia (si consumes psicodélicos por tu predisposición ante lo místico o si esto sucede de manera inversa), no deja de resultar un fenómeno intrigante el virtual matrimonio entre experiencias psicoactivas y la búsqueda espiritual. A fin de cuentas recordemos que muchos de los teóricos más lúcidos, y apasionados, ante el uso de psicodélicos, adjudican a estas sustancias una particular capacidad de alongar los límites tradicionales de la realidad convenida, favoreciendo la existencia de un mundo (o varios) paralelo al establecido –lo cual ciertamente alude al paralelismo que separa lo etéreo de lo material–.

En este sentido las sustancias psicoactivas bien podrían considerarse como una especie de hacks neurocognitivos, los cuales, al influir directamente en nuestra percepción, evidencian la construcción relativa de la realidad, lo cual te podría remitir a un cúmulo de nociones trascendentales: por ejemplo la unidad como origen y fin máximo del todo, o la posibilidad de ser artífice de tu propia vida (ejercicio durante el cual un pulso ‘divino’ se presenta como una brújula ineludible). Por otro lado vale la pena enfatizar en que el consumo de estas sustancias no es de manera alguna requisito para acceder al axis del espíritu, sino que en realidad actúan como catalizadores que, en ciertas circunstancias, pueden favorecer experiencias útiles para el florecimiento de una conciencia ante la naturaleza mística del universo.   

Twitter del autor: @paradoxeparadis / Javier Barros del Villar

Con información de Psychology Today