*

X
Sueños biopunk de omnividencia, ¿Qué sucedería si pudieramos ver más que sólo el 2.3% del espectro electromagnético?

spectrum_of_light_6-1920x1200

 

La forma en la que entendemos el cuerpo puede variar enormente según nuestra filosofía o religión. Para algunos es una especie de santuario inviolable que mejor permanece inalterado, para otros puede entenderse como un proceso inacabado o un jardín de juego. Entre estos últimos tenemos a los impulsores del movimiento de biohacking, también conocidos como "grinders". Cercanos a la ideología del transhumanismo, los biohackers no sólo están interesados en la extensión de la vida a través de la tecnología, sino también de la percepción. Uno de los más notables miembros de este movimiento es Rich Lee, teórico y practicante de la modificación corporal. Lee se ha implantado un aparato para amplificar su capacidad auditiva como manera de lidiar con el hecho de que ha estado perdiendo la vista.

Junto con otros biohackers, Lee actualmente está promoviendo el proyecto Science for the Masses, que tiene entre su rango de desarrollo una investigación para aumentar la percepción visual, específicamente la percepción de la luz infrarroja, banda electromagnética entre las ondas visibles y las microondas.Algunos animales tienen sensibilidad suficiente para percibir este tipo de radiación electromagnética, incluyendo a las serpientes, algunos insectos y peces. En este caso la idea de la extensión corporal se basa en la "formación humana de porfiropsina, el complejo proteínico que otorga visión infrarroja al pez de agua dulce". El plan para poder  utilizar la porfirospina en el ser humano se basa en la teoría de que una dieta basada estrictamente en vitamina A1 y con suplementos de vitamina A2 (la cual es bastante cara y díficil de conseguir) podría metabolizar esta cromoproteína --basada dehidroretinol (vitamina A2).

Para el experimento, Science for the Masses ha reunido a cuatro voluntarios y una campaña de crowdourcing. Los conejillos de indias, de lograrse la tesis, podrán experimentar la visión de colores nunca antes observados por los seres humanos. Esta gama de colores suprasensibles será difícil de describir con palabras, sin embargo uno de los creadores del proyecto hace un acercamiento a lo que significaría este tipo de percepción.

Una persona podría ver a través de vidrios polarizados o de lentes de sol con facilidad. Aunque generalmente investigadores usan la luz ultravioleta para detectar manchas de líquidos corporales, la luz infrarroja funciona igualmente bien. Incluso viejos manuscritos que se han borrado y libros ilegibles podrían ser fácilmente legibles para un hombre con visión aumentada... La luz infrraroja atraviesa la niebla y el polvo a un grado que permitiría a una persona una visión mucho más aguda a distancia que la de una persona no aumentada. Uno fácilmente podría observar más allá del maquillaje y el disfraz, e incluso una nueva visión del arte podría surgir al poder apreciar las pinceladas subyacentes que más tarde fueron cubiertas. Aún más útil, sería la habilidad de una persona de ver en ambientes demasiado oscuros para los demás. Las posibilidades son intrigantes.

Efectivamente las posibilidades son fascinantes. En gran medida la realidad que habitamos está limitada por nuestra capacidad de percepción, por los colores que vemos y por una particular dualidad entre la luz y la oscuridad. La visión infrarroja modificaría esto de manera significativa y generaría nuevas preguntas sobre que es el mundo. A la vez que suscitaría las viejas preguntas éticas, sobre la ventaja de las personas aumentadas o sobre si el camino de la tecnología para extender la capacidad del cuerpo no es una especie de atajo de la evolución natural y del desarrollo espiritual. El hombre quiere percibir lo invisible y se debate entre cómo conseguirlo; históricamente se han utilizado la magia y la alquimia entre los iniciados --hoy en día la tecnología parece tener la bola en su cancha. Escribe Rich Lee para la revista Omni:

Es de asombrarse que la humanidad haya logrado crear las avanzadas tecnologías que disfrutamos hoy en día, solo observando el 2.3% de la realidad. Ocasionalmente vemos las sombras de fuerzas invisibles; trabajando en nuestras cuevas alegóricas, hemos desarrollado teorías abstractas para entender los rayos x, las ondas de radio, las microonadas y los rayos gamas. ¿Pero que tanto más avanzaríamos si pudieramos percibor el otro 97.7% de la realidad? ¿Qué alturas alcanzaríamos si nacieramos con la habilidad de verlo todo?

Sueños de omnividencia al final de la historia. Escribió T.S. Elliot: "Luz/Luz,/el visible recordatorio de la luz invisible". La luz que vemos es apenas una minúscula gama de la luz existente y acaso pueda ser tomada como eso: una motivación para explorar la naturaleza invisible, predominante en el universo (igualmente en el caso de la energía oscura), y descorrer las cortinas de una realidad más allá del arcoiris.

Twitter del autor: @alepholo

Hace unos días se estrenó La Serie Gratis, una divertida comedia surrealista en formato web que cuestiona los monopolios culturales y propone el empoderamiento de los individuos a través de la libertad de genración de contenidos en Internet.

El humor es uno de los estados o cualidades que mayor conciencia demuestra, ya que no sólo se da cuenta de una situación sino que es capaz de comunicarla de una manera en la que la transmuta. Es también una de las mejores formas de abordar los temas más serios y decir lo que de otra forma sería difícil de escuchar.  Tropikal Forever: La Serie Gratis, con un sencillo storyline: "Cuando una ingenua banda de covers pone en jaque a las disqueras" aborda temas como el copy-left, los derechos de autor, el empoderamiento de las masas vs. las corporaciones a través del arte y los nuevos medios y, por supuesto, la diversión pura, la fiesta y el baile sin inhibiciones. La propuesta es sin duda arriesgada, un formato novedoso o al menos que no ha generado muchos logros en países de habla hispana: la serie web (rebautizada la serie-clip), combinada con el musical llevado a la farsa psicodélica, capítulos de 7 u 8 minutos que narran el universo estrafalario e irreverente de una banda de covers que se divierte mofándose de la industria musical y de los estereotipos de las estrellas de rock y de las clases sociales segregadas (la redención apoteósica del naco, por ejemplo).

Dirigida por Paco Cano y producida por el colectivo Los Animals, La Serie Gratis busca romper el paradigma socioeconómico de la industria de generación de contenidos: una serie que no sólo no tiene fines de lucro, de entrada está condenada a no poder venderse ya que utiliza la música de bandas legendarias --en inglés-- transformada en narrativas urbanas que buscan conectar con la actualidad de los  jóvenes mexicanos. Con un elenco que agrupa leyendas del cine y la televisión mexicana como Dario Ripoll, Johnny Laboriel (que aparece como el científico loco en el capítulo 2, en uno de sus últimos papeles antes de morir), Laura León, Gabriel Retes y otros, y un destacado equipo de producción, todos trabajando de manera gratuita, en un acto de fe que apuntala la Share Generation (donde lo importante es compartir, sabiendo que nuestro mundo es un constante remix, una construcción colectiva de realidades entrelazadas).

A través de 11 capítulos nos adentraremos a la vida de Tropikal Forever, la banda que se ha ganado el cariño del público parodiando música de grandes conjuntos de rock y pop internacional, introduciendo su sonadera tropical, y creando happenings en las noches de las urbes mexicanas. Sus letras reimaginadas componen una sátira de los monopolios que coartan la creatividad y de los programas psicoculturales de las grandes televisoras, radiodifusoras editoriales y disqueras, que han sido un lastre sobre la conciencia colectiva de México. Utilizando la técnica del spoof --la recreación burlesca-- La Serie Gratis lleva los clichés de nuestro ambiente mental al paroxismo para detonar una catarsis, un metaentendimiento de nuestra realidad que se encuentra secuestrada por los juicios de valor y un sinfín de etiquetas. Llega entonces lo que antes se consideraba como el "surrealismo involuntario mexicano": un surrealismo ahora consciente, una crítica de cómo se hacen los contenidos, los vicios y  matices, que tiene conciencia de que  el medio es el mensaje... Así, el naco, por ejemplo, se revela con una cualidad superlativa, que se dejar ir sin importarle lo que piensen los demás o las buenas costumbres, es él mismo en toda su expresión, más allá de que ésta no tenga una gran refinación estética o de que esté cooptado por una peculiar acepción del consumismo.  Se divierte más, porque le importa menos, y eso genera envidia.

La serie engloba y enarbola el concepto slang mexicano de la "chaska", un neologismo que se desprende de la palabra "chasquear", el sonido cómico animal que produce un ataque de risa o una risotada y la palabra "chascarrillo", un chiste fino y ligero que suele provocar a alguien para, en vez de enardecerlo, lo motive a contestar, a seguir "chaskeando", infinitamente, como si el universo solo fuera un broma cósmica y ése fuera su gran secreto y gran sentido. Cuando alguien tiene una crisis o parece no entender el mundo y entra en conflicto, se le dice: "es chaska", y entonces todo está bien. Todo tranquilo, en el trópico forever.

CAP_01_-400x620

Pudimos entrevistar al director Paco Cano poco después del estreno.

 

¿Qué te llamó la atención de Tropikal Forever para que te embarcaras en este extraño proyecto?

 

Dejando atrás la antigua imagen y el mensaje del Rockstar (drogas, diamantes, viejas cachondas, mink, coches último modelo, videos eye candy al máximo, tapetes persas…), llega Tropikal Forever con letras como  “planché mi ropa porque hoy quedamos de ir a cenar”, “Un carnal de seguridad me dijo: saca un cien, no es que yo quiera regatear... que sea un tostón mi rey”.  Honestidad sin alteraciones, cantantes urbanos que cuentan historias, que te hacen reír por ser un reflejo mismo de la sociedad mexicana. Hace mucho tiempo que México necesitaba que alguien lo retratara con un sentido del humor tan fino.

Ellos cantan esa realidad y la exponen haciéndote sentir bien por ser vulnerable y de que todos somos personas normales, por más raros que seamos. Y qué mejor que unir sus canciones con una idea, la generación del conflicto entre lo viejo y lo nuevo.  Internet vs. El Poder.

Una sátira irónica de la realidad.

 

El video musical, o como lo llaman ustedes, el "serieclip", te permite varios recursos o licencias, escaparates oníricos que acaban en la farsa y que juegan con realidades paralelas insertadas en el flujo de la historia. Parece que este tipo de detours te gustan especialmente. ¿Qué es lo que te permiten hacer o cuestionar?

Nuestro género es una realidad ficcionada, una ficción de alto contraste, dos realidades que son plasmadas para coexistir en una misma historia; una, la de “Las Disqueras” y su antiguo paradigma de ser “The Man” y, por otra, nosotros, “The Band”, las personas que vivimos ingenuas ante las decisiones tomadas por los otros. 

En la serie hay de todo, la idea dictó y nosotros escribimos, cada capítulo pertenece a un género distinto y nos dio toda la libertad de expresar lo que pensamos y sentimos, dando como resultado un producto puro y sin filtrar.

 

¿Sobre que te gustaría que las personas reflexionaran después de ver la serie, con todo esto del copyleft y los derechos de autor?

La sátira tiene la capacidad de abordar conceptos políticamente incorrectos o de mala educación que son cruciales para generar  debates culturales alrededor de este tema; los derechos de autor, las leyes SOPA y PIPA .

 

¿Algunas influencias tomadas en la realización de este proyecto y en tu manera de concebir los contenidos para internet? 

 Son muchas influencias, cada capítulo tiene sus escenas dedicadas a grandes obras fílmicas, pero en cuestión de ideología podríamos mencionar a Rius, Bollywood, Flight of the Conchords, Chava Flores, Dr. Seuss, Chico Che, Basquiat, El Santo y Blue Demon, Robert Anton Wilson, Monty Python,  el Loco del Tarot, Orson Welles, Ed Wood, Los Beatles, México, Los Illuminatis, Cinco Nacos asaltan las Vegas, Dalí, Banksy, Robin Hood, Mr. Toads Wild Ride,  Zolthar Machine, Delorean, el Microbús, Los Polivoces, Los Cohen, los koan,  Disney, Baldor, Bassat, SNL, George Louis, Sócrates, Castaneda, Jenji Kohan, Villoro Toranzo, Giorgio Moroder, JC, John Hughes, por mencionar unos cuantos.

 

¿Crees que la televisión ha muerto?

No. Es “El gran monitor”, "el ojo que todos ven" y  por fortuna hay nuevas opciones que la nueva generación sabe cómo utilizar. Dicho esto: en Internet es donde la libertad y la creatividad  han encontrado un nuevo hábitat.  Protejámoslo de leyes pendejas.

Es la única manera de seguir chaskeando. Its the Only way.

 

Sigue la serie gratis en LaSerieGratis.tv, un capítulo nuevo cada semana.