*

X
Tan sólo 20 compañías han producido 30% de los gases invernadero que han detonado el cambio climático; la mexicana Pemex se encuentra en el octavo lugar de esta infame lista.

0-slide-selectedmajorsannotation-960

Aunque el tema divide a muchas personas, parece bastante probable que las emisiones de combustibles fósiles están afectando peligrosamente el clima de nuestro planeta y podrían, de seguir así, crear una crisis en los siguientes años hasta el punto de amenazar nuestra existencia. La mayoría de esta contaminación ambiental ha sido producida por compañías que extraen petróleo, gas y carbón, al permitir que estos combustibles se quemen y alteren nuestra atmósfera.

Richard Heede, del Climate Accountability Institute, en Colorado, ha realizado una detallada investigación sobre  estas emisiones y cómo han acelerado el cambio climático "no con la intención de encontrar un culpable, sino de entender las emisiones históricas como una cuestión fáctica e invitar a considerar la posible relevancia de una política pública". L0s resultados muestran que sólo 90 compañías han quemado dos terceras partes de todos los combustibles fósiles desde el inicio de la era industrial, incluyendo 50 compañías privadas, 31 compañías paraestatales, como Pemex, y 9 otras compañías administradas por gobiernos de China y la ex Unión Soviética. De estas, la mayoría son compañías de energía, sólo 7 cementeras entran en la lista. Para hacer la lista final, Heede únicamente tomó en cuenta compañías que producen más de 8 megatones de emisiones en un año. Resulta un poco perturbador que la mitad de estas emisiones han sido producidas a partir de 1986 —año en el que ya se tenía pleno conocimiento de los efectos que producen, lo cual no resulta muy alentador para nuestro panorama. Heede invita a considerar la implementación de una política pública que modifique esto, algo que ya ha sido intentado antes.

30% de estas emisiones fueron producidas por nada más 20 compañías. Las estadounidenses Chevron (con 3.5% del total) y Exxon encabezan la lista, Saudi Aramco (Arabia Saudita), British Petroleum y Gazprom (Rusia) completan el infame top 5. En sexto lugar se encuentra Shell; la mexicana Pemex ocupa el octavo lugar de las empresas que más han contribuido al calentamiento global. 

El hecho de que muchas de estas compañías sean dueñas ya de grandes reservas fósiles —que no han sido quemadas aún— pone en riesgo al planeta. Según el IPPC, al ritmo actual, en los siguientes treinta años estaríamos "acabando con el presupuesto de carbón" del planeta.

 

0-slide-carbonmajorssodacans0006metric-10-cans-no-te-1

[Guardian]

 

Te podría interesar:

Descubren que el sonido de una nota hace estremecerse de placer a los cocodrilos

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/29/2014

Estudio revela que cierta nota musical, interpretada por una tuba, puede hacer que los cocodrilos respondan con excitados llamados de apareamiento.

Swimming With Alligators

¿Alguna vez te has preguntado cuál será el equivalente de escuchar a Barry White o Al Green para un cocodrilo?

Corría 1944, en tiempos de la Segunda Guerra Mundial, cuando la Orquesta Filarmónica de Nueva York se encontraba ensayando en el Museo de Historia Natural, antes de una presentación. Durante el ensayo notaron que Óscar, uno de los cocodrilos residentes del museo, parecía visiblemente agitado, sobre todo en el momento en que interpretaban ciertas partes de la obra. Pronto los naturalistas del lugar decidieron realizar un experimento. El experimento fue titulado “Respuesta de cocodrilos en cautiverio a estimulación auditiva”, y en él observaron que estas antiguas criaturas rugían en respuesta al tono de algunos sonidos.

En 2007, después de que la NPR (National Public Radio) transmitiera un programa acerca del misterioso efecto que la nota “Si bemol” tiene en la naturaleza, el Tampa Bay Times recuperó la noticia y decidió replicar el experimento de 1944 en Gatorland, un santuario/parque de diversiones, cerca de Kissimmee, Florida. Así, William Mickelsen, tuba principal de la orquesta de Florida, y John Banthers, estudiante del conservatorio de Nueva Inglaterra, hicieron equipo con el domador de cocodrilos Tim Williams para probar la respuesta de estos lagartos a la música.

Cuando tocaron un Si bemol a través de la madera del muelle, los cocodrilos se volvieron locos, como se esperaba. Los rugidos y bramidos de los machos eran iguales a sus llamadas de apareamiento, y se volvieron tan ruidosos como lo son durante los meses de primavera.

Williams añade que los cocodrilos no sólo responden al sonido de las tubas, sino que también los ha escuchado responder al ruido de las lanchas de pantano y al de los transbordadores que pasan sobre Gatorland de regreso a Cabo Cañaveral.

¿A ti que sonidos o frecuencias te pondrán en el mood ideal para salir de cacería? ¿Qué nota te desarmará cual flecha lanzada a tu talón de Aquiles?

[The Huffington Post]