*

X

¿Acostumbras dormir la siesta? ¡Cuidado! Ese hábito puede apresurar tu muerte

Salud

Por: pijamasurf - 04/14/2014

A pesar de que se trata de una costumbre extendida en numerosos países, la siesta podría estar relacionada con el desarrollo de enfermedades respiratorias.
La_migdiada La migdiada, Ramon Martí Alsina (1884)

En algunos países y personas la siesta es un hábito común. En algún momento de la tarde, con cierta frecuencia después de la comida y bastante antes de la cena, la pesadez de la digestión induce el letargo necesario para arrellanarse en la superficie muelle más cercana y con la promesa de dormir no más de 15 o 20 minutos, comienza una rápida visita a las regiones de la somnolencia. Según algunos, el origen de esta costumbre se remonta la Edad Media europea, cuando la regla monástica de San Benito prescribía “tranquilidad y reposo en la hora sexta”, justo la hora que sucedía a los alimentos vespertinos.

Sin embargo, pese a todo este legado, tomar una siesta puede ser más nocivo de lo que creemos. Esto de acuerdo con una investigación realizada recientemente por investigadores de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, quienes analizaron el estilo de vida de 16 mil adultos británicos en busca de la relación entre la siesta y el desarrollo de ciertas enfermedades.

De acuerdo con el estudio —el cual forma parte de una investigación más amplia sobre las causas del cáncer—, la siesta incrementa en poco más de 30% la posibilidad de morir prematuramente, pues se convierte en factor de males respiratorios como la bronquitis, el enfisema y la neumonía. En este sentido, la probabilidad de morir por una enfermedad respiratoria aumenta en 2.5 con respecto a personas que no acostumbran tomar el susodicho descanso y sólo duermen de noche. El estudio sugiere que la siesta puede ser ya un síntoma de un trastorno respiratorio.

Desglosando estos resultados, los investigadores encontraron que el riesgo de muerte aumenta 14% cuando la siesta dura menos de 1 hora, pero pasa a 32% cuando ésta se extiende por más tiempo.

En cuanto a la causa, parece ser que la siesta provoca inflamación en el cuerpo, lo cual trastorna su funcionamiento.

También en Pijama Surf: Dormir 8 horas seguidas podría ser una práctica antinatural y nociva

Artistas pueden pagar impuestos con sus obras en México

Por: PijamaSurf Mexico - 04/14/2014

Desde 1957, un programa permite que pintores y escultores paguen sus impuestos con obra; esto, indirectamente, ha gestado una enorme y aleatoria colección de arte de propiedad nacional.

carlos-almarazLos artistas aportan a la interpretación y  generación de la cultura. Para los países, sus artistas son traductores y forjadores de la identidad nacional, aunque cada vez más vivimos en una sociedad de ciudadanos globales. Al parecer, los países quieren conservar a sus artistas porque son símbolos nacionales, muestran el ADN creativo o estético del lugar, incluso, pese a la globalización.

Durante las crisis económicas uno de los sectores más afectados es, precisamente, el artístico. Cuando la escasez económica llega, lo primero que eliminamos de nuestras listas de compras son los artículos que se consideran un lujo, el arte es uno de ellos. Algunos países como Inglaterra o Irlanda promueven programas de incentivación fiscal, para que los artistas se beneficien del sistema tributario, pero México es el único país del mundo en el que sus creadores pueden pagar por completo sus impuestos con donación de obra.

Cuenta una historia que el famoso muralista David Alfaro Siqueiros abogó con las autoridades por uno de sus amigos artistas que estaba en la cárcel por no pagar impuestos. Desde ahí, en el año de 1957, nació un programa especial para artistas mexicanos llamado pago en especie. Lo bello del proyecto es que jamás ha aplicado criterios financieros para aceptar la obra. Si un artista vende cinco piezas al año, entonces debe donar una, sin importar cuánto vale en el mercado.

La obra recaudada forma parte de una colección nacional, que es exhibida en el país y en algunas galerías internacionales. Por ello, los artistas imprimen especial interés en las obras que donan, pues son parte de un acervo que los representará en múltiples espacios. Es un programa interesante, porque sin importar el prestigio de los artistas, son aceptadas cientos obras mexicanas.

A la fecha están inscritos unos 700 artistas, y la colección cuenta con más 7 mil piezas, entre esculturas y pinturas. Sin intención previa, este programa tributario se ha convertido en un proyecto “estético”, donde la nula selección de la obra ha originado una colección honesta, pues los artistas donan con interés, el trabajo que los respaldará en el mayor acervo histórico del país.