*

X
El Global peace Index ubica las posiciones que ocupan 162 países de acuerdo a sus niveles de violencia doméstica, internacional, seguridad social y militarización.

Creative_Wallpaper_Banksy_019285_29

Es prácticamente imposible definir cuáles son los diez países más activos, los más o menos violentos, los más felices o los más educados. En el mejor de los casos, y por más sofisticados que sean los criterios considerados, los listados de este tipo están, de algún modo, condenados a la imprecisión. Mientras que en otros casos incluyen agendas extrañas, muchas de ellas poco épicas, que simplemente tienen como fin el manipular la percepción pública de las cosas. Sin embargo, estos ejercicios también sirven, sobretodo cuando están apropiadamente contextualizados, como referencias. 

Una vez aclarado lo anterior, procedamos a revisar cuáles son los diez países más violentos y cuáles los más pacíficos, de acuerdo al Global Peace Index. Este índice fue publicado por séptima ocasión, y es creado por el Institute for Economics and Peace (IEP), organización que define su misión como "promover un mejor entendimiento de los factores sociales y económicos que permiten una sociedad más pacífica". En este escenario, el GPI define la paz como "la ausencia de violencia y del miedo a la violencia". 

Le jerarquización resultó de 22 criterios cualitativos y cuantitativos, clasificados en tres áreas principales: conflictos actuales tanto domésticos como internacionales, seguridad social, y seguridad-militarización. A partir de cada uno de los indicadores se obtienen puntuaciones que, una vez sumadas, definen la ubicación de cada país dentro del índice. A continuación los lugares de acuerdo a calificaciones extraídas de 2013.

war-peace-tree1

Top 10 países más violentos

153. República Central de África  

154. Corea del Norte

155. Rusia

156. República Democrática del Congo

157. Pakistán

158. Sudán

159. Irak

160. Siria

161. Somalia

162. Afganistán

Llama la atención que países especialistas en generar o reforzar conflictos armados, por ejemplo Estados Unidos (lugar 99 de 162), no obtengan la poco decorosa distinción. En cuanto a Latinoamérica, Colombia es el país más violento dentro de esta lista en el lugar 147, México en el 133 y Honduras en el 123. 

Top 10 países más pacíficos

10. Bélgica

9. Suecia

8. Canadá

7. Finlandia

6. Japón

5. Suiza

4. Austria

3. Nueva Zelanda

2. Dinamarca

1. Islandia

La otra cara de la moneda, aquellos países que gozan de condiciones más pacíficas, está encabezada evidentemente por países europeos, con la excepción de un asiático, uno de Oceanía y otro de América del Norte. 

* Click para ver la versión interactiva del mapa

Los asiáticos dominan hoy la excelencia educativa, seguidos por los europeos; desafortunadamente Latinoamérica aún se encuentra muy por detrás de los países con mayor desarrollo educativo.

 

"La educación no consiste en llenar un cántaro, sino en encender un fuego"

William Butler Yeats

Conforme pasan los años, las sociedades alrededor del mundo enfrentamos nuevos y quizá más sofisticados retos. Con más de siete mil millones de personas, una permanente tendencia hacia la concentración urbana, y factores como la hiperconectividad, se gestan nuevas problemáticas sociales que, lamentablemente, se unen a las que tradicionalmente hemos acarreado, por ejemplo la desigualdad de recursos y oportunidades. Pero a pesar de que el contexto muta con mayor rapidez que nunca, todo indica que el motor fundamental para responder a los nuevos y viejos desafíos sigue siendo la educación.

Además de que la educación, o mejor dicho la falta de ella, es proporcional a la vulnerabilidad de una población, lo cual parece acomodar a más de un gobierno, otro de los grandes obstáculos que debe enfrentar el desarrollo educativo es este afán de los gobernantes mediocres por implementar políticas vistosas, con 'resultados' reportables a corto plazo, factor que termina por marginar los esfuerzos en materia de educación –que generalmente rendirán frutos a mediano y largo plazo. Otro problema, aún más complejo, es el cómo se entiende la educación, cuáles son los principios que servirán como pilares del sistema de enseñanza y que aptitudes se privilegiaran. Muchas veces incluso aquellos responsables de diseñar los modelos educativos carecen de una educación efectiva, propositiva.

En todo caso, por fortuna existen países que lograron diseñar modelos educativos fiables, que enaltecen valores indispensables para construir sociedades no solo eficientes, sino libres y responsables. Y más allá de felicitarlos, cada uno de estos casos se presenta como una valiosa oportunidad, para el resto, de aprender, replicar y adaptar aspectos probadamente útiles. Hace un par de años analizamos brevemente el sistema educativo de Finlandia, entonces considerado como el mejor del planeta, tratando de entender su excelencia. Y aparentemente su éxito se debe a cuatro premisas básicas: la confianza, la transparencia, el respeto y el incentivo a pensar más allá de memorizar. 

Screen Shot 2014-05-15 at 1.56.55 PM

Recientemente fue publicado el informe The Learning Curve: The Global Index of Cognitive Skills and Educational Attainment 2014, que resulta de la colaboración entre la empresa de servicios editoriales y educativos, Pearsons, y la Unidad de Inteligencia de The Economist, la prestigiada revista inglesa. La metodología de este informe toma en cuenta los resultados de otras pruebas, por ejemplo PISA (de la OCDE) y TIMSS, y la de 2014 es la segunda edición de este ejercicio, luego de que en 2012 fuese inaugurado. En pocas palabras se trata de una referencia fiable y seria –aunque como cualquier otro ranking posible, no se trata de un listado de verdades absolutas sino de una aproximación útil y confiable.

Al revisar el listado final de posiciones obviamente llama la atención la dominación que imponen los países asiáticos, que ocupan los cuatro primeros lugares, sugiriendo un revolucionario desarrollo en esa zona, cuya apuesta por la educación le seguramente redituará, o le está ya redituando, beneficios significativos. Y aquí destaca el caso de Corea del Sur, calificado hoy como el mejor sistema educativo del mundo. Otras particularidades que llaman la atención es que solo hay un país fuera de Europa y Asia que se incluya entre los diez mejores sistemas educativos, Canadá, y que Polonia, un país que suele figurar poco en cuanto a indicadores positivos, ocupa el décimo puesto, superando a países como Estados Unidos y Dinamarca. En cuanto a Finlandia, el campeón del pasado informe, ahora descendió cuatro posiciones y se ubica en el quinto lugar, aún como el mejor sistema fuera que no es asiático.

10. Polonia 

9. Irlanda

8. Holanda

7. Canadá

6. Reino Unidos

5. Finlandia

4. Hong Kong (China)

3. Singapur

2. Japón

1. Corea del Sur

En lo que se refiere a países latinoamericanos, Chile ocupa el puesto 'menos peor', 32 de 40, Colombia el 36, Argentina el 37, Brasil el 38 y México el penúltimo, 39, solo por delante de Indonesia. Supongo que aquí podríamos encontrar las respuestas a muchas de las interrogantes sobre las problemáticas que acechan a Latinoamérica. 

Lecciones de los mejores sistemas educativos para el resto

Aparentemente todavía ninguno de los mejores modelos educativos termina por desafiar de frente los sistemas tradicionales de enseñanza (mismos que muchos padecimos), al menos no en cuanto formato (autoridad-alumnado-aulas), pero en cambio si se han construido entornos estimulantes, en los que aprender no solo tiene un fin práctico, y bien recompensado, sino que también se torna en algo que enriquece el sentido existencial de los involucrados. 

0Cerebro

De acuerdo con las conclusiones obtenidas en la edición 2014 de The Learning Curve, se pueden extraer una serie de lecciones que debieran tomarse en cuenta para mejorar los sistemas de educación en muchos países, por ejemplo los latinos. A continuación algunas de estas:

1) Las bases educativas, aquellas que se cultivan en los primeros años escolares, determinarán en buena medida el éxito posterior del modelo.

2. Es fundamental "enseñar a aprender" y no simplemente inculcar conocimiento. 

3. Los mejores modelos educativos involucran una gran cantidad de actores sociales: funcionarios, maestros, alumnos, padres de familia y en general requieren de la gestación de una cultura alrededor de la enseñanza y el aprendizaje. 

4. Se deben propiciar ambientes laborales que demanden el uso, aprovechamiento y enriquecimiento de las aptitudes aprendidas durante la etapa escolar. 

A cada país le corresponde descifrar las mejores rutas educativas de acuerdo a las particularidades de su entorno. Sin embargo, existen ciertos recursos que probadamente contribuyen a instaurar un entorno propicio para la educación. Pero en cualquiera de los casos, se requiere sin duda de una voluntad tajante, tanto de gobiernos como sociedades, para privilegiar este rubro por sobre el resto –incluso más allá de la idolatrada economía. Aquellos países que, como en este caso los cuatro asiáticos, apuesten por la educación como principal motor de desarrollo, están destinados a mejorar el resto de indicadores sociales y económicos, pero sobretodo terminarán por gozar de una mayor calidad de vida, en el sentido más amplio de la palabra, situación que por cierto debiese ser la máxima aspiración de toda sociedad.

Twitter del autor: @ParadoxeParadis