*

X

Por qué las personas melancólicas pueden ser tan sensuales

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/12/2014

Entre la vulnerabilidad y el misterio, la melancolía imprime sobre las personas que la practican un halo que puede resultar extremadamente atractivo

 Screen Shot 2014-11-12 at 10.39.57 PM

David Hamilton, Retrato de Melanie Thierry, 1982

La belleza es algo relativo. A pesar de que para muchos de nosotros nuestro gusto personal pueda parecer como una medida universal, en realidad los preceptos varían de acuerdo a las circunstancias socioculturales. Y si bien cada época y cada contexto suele tener sus propios cánones de belleza –un fenómeno que parece estar extinguiéndose desde que las fábricas de estereotipos tipo Hollywood comenzaron a "universalizarse"–, existen ciertas cualidades físicas o incluso anímicas que, a lo largo de la historia, mantienen una sensualidad perenne.  

Desde hace siglos, la melancolía ha sido un vehículo de sensualidad. Las razones para explicar esto seguramente tocan múltiples planos de la naturaleza humana, desde resquicios psicológicos y destellos culturales hasta ciertas emociones arquetípicas que este estado, proyectado en otra persona, nos detona. Pero en todo caso resulta apasionante constatar cómo, a lo largo del tiempo, el rostro y la actitud que emanan un sabor melancólico son propios de figuras consideradas particularmente atractivas.

En línea con esta reflexión, podríamos tratar de detectar aquellos ingredientes propios de un estado melancólico que pudiesen derivar en ese seductor coctel que muchos apreciamos:

Misterio: Por un lado parece innegable que una persona melancólica emite un halo asociado con el misterio, algo ocurre en esas personas que es difícil de descifrar.

Ternura: También podríamos hablar de la capacidad de dicho estado para despertar una cierta ternura, lo cual en caso de que el receptor sea una mujer y el emisor un hombre, podría aludir a un sentido maternal.

Empatía: La melancolía sugiere, como bien señala un artículo del sitio Philosophers Mail, que aquella persona que la experimenta "está en contacto con las dificultades de la existencia", algo que estimula una particular dosis de empatía que, mezclada con otros psicoalicientes, puede tornarse en algo sumamente atractivo.  

Extravío: La mirada perdida, estática, penetrante, propia de un estado melancólico, incita a la exploración del otro, tiene que ver con el misterio pero también con una sensación de que la persona tal vez no está aquí, y quizá en el fondo nos gustaría poder regresarla. 

Vulnerabilidad: Asociado a la ternura, existe en los melancólicos un dejo de vulnerabilidad que puede fácilmente considerarse como algo excitante. 

A continuación una serie de retratos de distintas épocas que enmarcan la sensualidad propia de la melancolía:

296510467

Fotografía de Karla Read, 2008

 

Maud_Cook_1895

Thomas Eakins, Retrato de Miss Amelia C. Van Buren, ca. 1890

 

iancurtis

Retrato de Ian Curtis (fundador de Joy Division)

 

eleven-am Edward Hopper, Eleven AM, 1926

 

Jean_Auguste_Dominique_Ingres_005Dominique Ingres, La gran odalisca, 1814

 

También en Pijama Surf: ¿La tristeza es bella en sí misma? (FOTOS)

Confirman que heredero de Rockefeller fue devorado por caníbales

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/12/2014

El misterioso caso de la desaparición del etnólogo Michael Rockefeller en 1961 será explicado por un nuevo documental
[caption id="attachment_88652" align="aligncenter" width="640"]michael-rockefeller-asmat.jpg__800x600_q85_crop_subject_location-500,188 Michael Rockefeller en una de sus expediciones[/caption]

No se trata de un rito Iluminati, aunque para muchos fanáticos de las teoría de conspiración esto será lo primero que les viene a la mente cuando escuchan que un Rockefeller fue devorado por caníbales. El caso del etnógrafo Michael Rockefeller, quien famosamente desapareció en 1961 durante una expedición a Nueva Guinea, es el tema de un documental que se estrenará en 2015. El documental sostiene haber rastreado documentos desconocidos y resolver el misterio de la aparente muerte del hijo de Nelson Rockefeller, quien fuera vicepresidente de Estados Unidos, a manos (o dientes) de la tribu de los asmatos, la cual practicaba el canibalismo.

La tesis del documental está basada en el trabajo del periodista Milt Machlin, quien viajó personalmente a Nueva Guinea a desenterrar el caso en 1969. Machlin es famoso por cubrir temas sensacionalistas y acuñar los términos 'triángulo de las Bermudas' y 'abominable hombre de las nieves' (en referencia al yeti).

Michael Rockefeller había escrito sobre su incursión a tierras aborígenes: "Esto es lo más salvaje y remoto a lo que he llegado". La fama de los Asmat era conocida por el joven Rockefeller; se sabía que los hombres tenían sexo entre ellos, compartían esposas ocasionalmente y llegaban a beber la orina del otro en rituales de apareamiento. Mataban a sus vecinos y comían carne humana.

Si bien la historia que presenta el nuevo documental es plausible, habrá que esperar a ver la evidencia. Anteriormente el periodista Carl Hoffman ha mantenido la hipótesis de que la historia de la muerte de Michael Rockefeller ante una tribu de caníbales podría haber sido empujada por sacerdotes cristianos en Nueva Guinea que buscaban evangelizar a estas tribus salvajes. Más de 50 años después de lo sucedido, los hechos son difíciles de dilucidar. La familia Rockefeller mantuvo siempre la investigación en términos secretos.