*

X

Según la neurociencia moderna, el dolor está en tu cerebro (y puedes modificar su sensación)

Por: pijamasurf - 03/14/2015

¿Ejercer la voluntad sobre la experiencia del dolor? De acuerdo con investigaciones recientes, esto es más usual de lo que pensamos

painEl dolor es un enigma, lo cual es paradójico, porque de alguna manera todos sabemos qué es y sin embargo no es sencillo explicarlo o entenderlo. Es posible pinchar a dos personas con la misma aguja, ejerciendo la misma presión sobre la misma zona del cuerpo y a las dos les dolerá, pero no de la misma manera. Si decimos que el dolor es un estado de percepción, ¿esto significa, como en otros casos, que su condición es más subjetiva que objetiva? ¿Que sucede, pero que se experimenta de una manera distinta a su posible realidad?

En parte esa es la dirección a la que apuntan investigaciones recientes sobre la neurociencia del dolor. A partir del caso de un médico militar estadounidense, David Linden, profesor de esta especialidad en la Universidad Johns Hopkins y autor de Touch: The Science of Hand, Heart, and Mind, observó cómo el cerebro humano es capaz de modular la experiencia del dolor a pesar de las circunstancias físicas de este.

En 2003 Dwayne Turner se encontraba en Irak asistiendo a las tropas estadounidenses. Un día su unidad fue asaltada y él recibió, primero, la explosión de una granada y poco después una bala le rompió el brazo. Sin embargo, Turner asegura que nunca sintió ninguno de los dolores, lo cual le permitió continuar administrando primeros auxilios a otros soldados y ayudarlos a ponerse a salvo.

El caso sin duda es extraordinario, y para Linden significó el ejemplo perfecto de la capacidad del cerebro para elevar o reducir la intensidad del dolor que se siente, como si utilizara un regulador de volumen, un fenómeno que a veces puede parecer involuntario pero que en ciertas personas es casi una elección, como se ha observado en quienes meditan con asiduidad, una práctica que permite regular los ritmos cerebrales al grado de bloquear la experiencia del dolor.

Asimismo, las emociones son otro factor que debe tomarse en cuenta en la experiencia del dolor. Si, por un lado, hay todo un sistema del cerebro dedicado a procesar las sensaciones doloras, el sistema que procesa las emociones puede involucrarse para dar a estas un significado completamente distinto. Según Linden, emociones como la tranquilidad, la seguridad y la empatía pueden hacer que un dolor se sienta menos, o más si a este se asocian las emociones negativas opuestas (como sucede, por ejemplo, en la tortura).

En sus Investigaciones filosóficas, Ludwig Wittgenstein siguió con persistencia el rastro del dolor para intentar entender las relaciones entre el pensamiento, el lenguaje y la percepción. Para el filósofo, el dolor es un poco esa categoría general para hacernos entender a propósito de algo que cada cual experimenta a su manera. Aunque nadie puede sentir y quizá ni siquiera imaginar el dolor de otra persona, aun así existe un nombre que da expresión a esa realidad “privada” y permite llevarla al mundo. Si es posible encontrar un punto en común entre la intuición del filósofo y los descubrimientos de la neurociencia contemporánea podría pensarse el dolor como la condición en donde se cifran muchos de los enigmas de nuestra humanidad, la compleja red que se teje en nuestras relaciones con el mundo, con los otros y con nosotros mismos.

Esto es lo que pasa con tu cuerpo desde que mueres hasta que te entierran (FOTOS NSFW)

Por: pijamasurf - 03/14/2015

¿Qué pasaría si viéramos con nuestros propios ojos la imagen de aquello que ya sabemos que va a pasar? ¿Sería demasiado terrible, demasiado insoportable? Abrir los ojos en un momento de la vida es tan natural como cerrarlos en otro

Cathrine_Ertmann_19

En su serie About Dying, la fotógrafa danesa Cathrine Ertmann documenta el proceso que va desde la muerte del cuerpo físico hasta el momento del entierro o, en algunos casos, la cremación. Sus sujetos permanecen anónimos en todo momento, aunque no por ello carentes de identidad. Los rasgos particulares del cuerpo, la manera en que son tratados durante la autopsia y la presencia de los deudos en los servicios fúnebres son parte del proceso de desaparición que nuestra cultura trata de ignorar.

Cathrine_Ertmann_17

Ertmann obtuvo permiso de un instituto de ciencias forenses para tomar fotos en la morgue, incluyendo la sala de autopsias, el crematorio y la capilla. La similaridad del proceso mortuorio con el nacimiento es flagrante y buscada en todo momento: el cuerpo se revela de manera metonímica --a través de manos, hebras de cabello, las arrugas de un pie-- como un exceso de vida, como un cascarón que ha sobrevivido a la vida de la persona.

Cathrine_Ertmann_04

A decir de la fotógrafa, el miedo actual a la muerte toma la forma de una ansiedad que esta serie trata de abordar de manera directa, buscando confrontar y reconciliar la inevitabilidad de la muerte con sus condiciones concretas. La muerte, dice, es tan natural como nacer. Hay tristeza en ciertas muertes, sin duda: en la de los padres jóvenes que dejan hijos pequeños o en las muertes de niños que se perdieron muchas experiencias valiosas. Pero en otros casos, la muerte no es más que una conclusión natural que nada tiene que ver con la búsqueda de la eterna juventud que alienta nuestra sociedad de consumo; reconciliarnos con la mortalidad, paradójicamente (es el sentido de todo memento mori), nos permite estar más vivos dentro de nuestra vida.

Cathrine_Ertmann_01

Cathrine_Ertmann_03

[caption id="attachment_92555" align="aligncenter" width="620"]Cuando se declara muerte cerebral, los cuerpos deben permanecer seis horas en un sótano, esperando signos de vida súbita. El cordel rojo sirve en caso de que alguien se despierte, pero no ha ocurrido nunca. Cuando se declara muerte cerebral, los cuerpos deben permanecer 6 horas en un sótano, esperando signos de vida súbita. El cordel rojo sirve en caso de que alguien se despierte, pero no ha ocurrido nunca[/caption]

 

[caption id="attachment_92549" align="aligncenter" width="620"]El rigor mortis se completa luego de 12 horas, y comienza a la cuarta hora luego de la muerte clínica. El rigor mortis se completa luego de 12 horas y comienza a la cuarta hora después de la muerte clínica[/caption]

 

[caption id="attachment_92554" align="aligncenter" width="620"]Los moretones en los pies son formados por la sangre que baja y se queda ahí definitivamente. El cordel atado al pie es la última identificación oficial de un cuerpo: lleva su nombre, causa de muerte, y número de seguridad social. Los moretones en los pies son formados por la sangre que baja y se queda ahí definitivamente. El cordel atado al pie es la última identificación oficial de un cuerpo: lleva su nombre, causa de muerte y número de seguridad social[/caption]

Cathrine_Ertmann_08

[caption id="attachment_92557" align="aligncenter" width="620"]Luego de cada autopsia, la mesa y el suelo son disecados con mangueras a presión. Luego de cada autopsia, la mesa y el suelo son disecados con mangueras a presión[/caption]

Cathrine_Ertmann_15

[caption id="attachment_92556" align="aligncenter" width="620"]En la autopsia, los cuerpos se abren del hueso pélvico a la clavícula. Todos los órganos se remueven y analizan, incluyendo el cerebro. En la autopsia, los cuerpos se abren del hueso pélvico a la clavícula. Todos los órganos se remueven y analizan, incluyendo el cerebro[/caption]

 

[caption id="attachment_92550" align="aligncenter" width="620"]Los cuerpos son cremados a 450 grados C durante hora y media a dos horas. Se remueven las flores, pero se queman con todo y ataúd, dibujos, cartas y anillos. Si quedan fragmentos de hueso, estos son triturados manualmente antes de entregar las cenizas a los familiares. Los cuerpos son cremados a 450 grados durante hora y media a dos horas. Se remueven las flores, pero se queman con todo y ataúd, dibujos, cartas y anillos. Si quedan fragmentos de hueso, estos son triturados manualmente antes de entregar las cenizas a los familiares[/caption]

 

[caption id="attachment_92551" align="aligncenter" width="620"]En esta capilla universitaria, la cruz del fondo puede cambiarse por el signo de cualquier otra religión. En esta capilla universitaria, la cruz del fondo puede cambiarse por el signo de cualquier otra religión[/caption]

Cathrine_Ertmann_09