*

X

El cuerpo femenino normal vs el cuerpo femenino de las celebridades (INFOGRÁFICO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 07/19/2015

A lo largo del siglo XX, el cuerpo femenino fue llevado por distintos caminos en la búsqueda de una perfección imposible
mm

Marilyn Monroe en fotografía de Milton H. Greene

A lo largo de la historia, el cuerpo humano ha transitado por múltiples definiciones y maneras de concebirlo, representarlo y vivirlo. En Occidente estamos habituados a la dualidad cuerpo/mente que, al menos desde Platón, implica una oposición, por momentos incluso un lastre, como si la mente fuera superior al soporte de carne y hueso en donde se asienta. El cuerpo también ha sido objeto de conocimiento, no solo fisiológicamente sino, como indagó Michel Foucault, en relación con el poder y su ejercicio. 

Y si esto ya es potencialmente complejo, en el caso específico de las mujeres cabe añadir el factor de la conceptualización histórica del género. Al hecho de que el cuerpo se viva desde un marco cultural específico se suma que desde el descubrimiento de la agricultura las sociedades humanas se perfilaron hacia la hegemonía del hombre sobre la mujer, con consecuencias culturales que hasta hoy vivimos, por ejemplo, la objetificación de su cuerpo, la represión de su sexualidad o la valoración de ciertas características físicas en detrimento de otras (piel clara, cabello lacio, cuerpo delgado, etc.), en un catálogo móvil y en cierta forma abrumador que, de existir, mostraría el desarrollo de ese moldeamiento del cuerpo femenino, casi siempre en función de directrices masculinas.

Por el momento podemos observar el infográfico que ahora compartimos, el cual recorre brevemente a las mujeres del siglo XX para encontrar las cualidades que en cada década se consideraban propias de un cuerpo perfecto. Asimismo, en su segunda parte da cuenta de algo aún más perturbador: la enorme distancia existente entre las mujeres icónicas de cada época (aquellas que parecían cumplir el ideal físico dictado) y las medidas promedio que las mujeres comunes tenían.

En nuestros días, es cierto, sabemos bien que las supermodelos no se parecen ni siquiera a sí mismas, pero por lo que deja ver este infográfico, esa ha sido la constante histórica.

Real-Women¹s-Bodies-Vs-Celebrity-Bodies-Complete-e1409907442718

¿Qué pasa cuando vagabundos reciben cámaras fotográficas? Pueden tomar imágenes increíbles como estas

Sociedad

Por: pijamasurf - 07/19/2015

Una organización con sede en Londres realizó un interesante ejercicio de creatividad, empoderamiento y visibilidad al dar a 100 personas que viven en las calles de la capital inglesa igual número de cámaras fotográficas para que retrataran su ciudad.

Entre los múltiples, innumerables elementos que componen la matriz urbana, los vagabundos ocupan un lugar especial. Simbólicamente, son la personificación de la marginalidad, de todo aquello que socialmente se excluye paulatina pero certeramente, aquello que la cultura hegemónica prefiere no ver y apenas tolera: la pobreza, la locura, la enfermedad y algunos otros estados de vida que asaltan a ciertas personas e ipso facto las convierte en indeseables.

Paradójicamente, esa misma situación vuelve atractivos a los vagabundos. No desde la romantización –porque su vida dista mucho de ser idónea–, sino más bien por el contexto en el que se encuentran. Si tuvieran voz o, mejor dicho, si pudieran expresarse y su punto de vista fuera atendido, sin duda se revelarían como nodos de la vida en una ciudad, testigos silenciosos y ambulantes de eso que sucede cotidianamente pero que casi siempre se pierde en el trajín y la normalidad.

En parte desde esta perspectiva y también con el propósito de recaudar fondos para proyectos sociales dirigidos a personas que viven en las calles de Londres, la organización Café Art, con el apoyo de la Royal Photographic Society del Reino Unido, repartió 100 cámaras fotográficas desechables a igual número de vagabundos de la capital inglesa, a quienes también se dio una capacitación mínima no solo para usarlas, sino también para que tomaran fotografías con el tema “Mi Londres”.

Además de reunir las imágenes que ilustrarán el calendario Cafe Art 2016 My London, cuya venta será la principal fuente de fondos para los proyectos mencionados, el objetivo de esta iniciativa también fue empoderar a los homeless y conectarlos con otras personas.

Al final, la organización recuperó 80 cámaras con un total de más de 2,500 fotografías, de las cuales se seleccionaron 12 según los resultados de la votación que se realizó en este sitio.

El resultado sin duda es asombroso, acaso por inesperado. Aunque quizá cabría preguntar por qué esto nos sorprende si, con cierta frecuencia, los vagabundos son quienes mejor conocen el verdadero espíritu de una ciudad.