*

X

El Gran Colisionador de Hadrones descubre nueva partícula: el pentaquark

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/15/2015

Físicos del CERN descubren con el LHC una elusiva partícula subatómica que había sido teorizada hace más de 50 años
CERN

Representación del pentaquark (IMAGEN: CERN)

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC) de los laboratorios de Suiza del CERN ha vuelto a encenderse y acaba de hacer su primer descubrimiento importante en esta etapa post "partícula de Dios". Científicos del CERN confirmaron el descubrimiento de una partícula subatómica cuya existencia se había teorizado hace más de 50 años, el pentaquark.

La existencia de esta partícula se viene investigando desde que en 1964 los físicos Murray Gell-Mann y George Zweig propusieron la existencia de los quarks para explicar los bariones y los mesones. La nueva partícula estaba compuesta por cuatro quarks y un antiquark. El nombre "quark" proviene del uso de esta palabra en Finnegans Wake de James Joyce, y dentro de su imaginativa especulación lingüística se conocen seis diferentes sabores (que denotan masa, espín y carga) de quarks: arriba, abajo, encanto, extraño, cima y fondo. Los quarks encanto, extraño, cima y fondo existieron pero fueron destruidos en las primeras fracciones de segundo del universo; sin embargo, los científicos los han recreado en el laboratorio. El pentaquark es una nueva asociación de quarks --que se suma a los bariones y a los mesones-- compuesta por cinco de estos quarks.

El hallazgo de esta partícula se consiguió luego de que los investigadores estudiaron la forma en que una partícula subatómica llamada Lambda-b se descomponía --o transformaba-- en otras tres partículas dentro del LHCb.

"Hay muchas historias en relación a los pentaquarks, por eso nos comportamos con mucha cautela antes de presentar este estudio", dijo Patrick Koppenburg, de la Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN). "Estamos transformando este problema unidimensional a uno de cinco dimensiones... y podemos describir todo lo que pasa en la descomposición", explica Koppenburg, quien detectó el surgimiento de la primera señal en 2012. "No puede ser que lo que vemos se deba a algo que no sea la adición de una nueva partícula que no se había observado antes".

Los investigadores creen que el pentaquark permitirá entender mejor la conformación de la materia, los protones y neutrones de los cuales están hechas todas las cosas.

En estas situaciones en las que la naturaleza parece confirmar lo que en un principio solo fue una teoría matemática, parece razonable preguntarse si la realidad no está construida bajo una serie de arquetipos matemáticos que el hombre descubre pero que yacen suspendidos en una especie de eternidad similar al mundo de las formas platónicas. O, también recordar, como considerara el físico Werner Heisenberg, que: "lo que observamos no es la naturaleza en sí misma, sino la naturaleza expuesta a nuestro método de cuestionamiento".

 

[BBC]

 

Oligarquía académica: 6 compañías controlan las publicaciones científicas

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/15/2015

La "oligarquía académica"; así se ha llamado a un grupo de editoriales que deciden lo que se publica dentro del mundo del conocimiento científico

Peer-Review

El control del conocimiento ha sido una práctica ancestral. Si revisamos la historia humana lo más probable es que nos remitamos al  ejemplo de la Iglesia católica acaparando los libros, entonces la principal fuente de conocimiento que existía, durante la Edad Media y décadas posteriores.

El problema de que pocos tengan control sobre una porción considerable del conocimiento es evidente. Si esa información se genera o difunde en sintonía con agendas particulares, entonces las repercusiones, por ejemplo la uniformidad, pueden resultar bastante costosas para una sociedad.

Dentro el ámbito científico es bien sabido que, en buena medida, la legitimidad de un estudio o investigación está determinada por la publicación que respalda dicho trabajo. Tomando en cuenta esto, queda claro el poder que ejercen estás publicaciones para validar u oficializar el conocimiento científico. Pero si bien la existencia de filtros parece bastante sensata, el problema es que estas publicaciones –diarios altamente especializados en distintas ramas de la ciencia– están aglomeradas alrededor de seis grandes editoriales (las cuales aparecen en el infográfico incluido en esta nota).

Esto no quiere decir que las compañías que controlan buena parte del panorama científico-editorial tengan agendas oscuras o laboren de acuerdo a intereses en la sombra, algo que ignoramos; pero es más o menos obvio que si este flujo depende de pocas manos entonces el poder implícito en la publicación y difusión de conocimiento puede terminar aliado a los intereses asociados a estas seis grandes compañías.

Un reciente estudio de la Universidad de Montreal, a través de su School of Library and Information Science, advirtió que durante las últimas décadas los medios especializados en ciencias se han condensado en grandes compañías, las cuales hasta cierto punto determinan aquello que compondrá el desarrollo científico de la ciencia actual. Al respecto, el profesor Vincent Lariviere, quien encabezó el estudio, afirma en una entrevista para el sitio Waking Times: 

Las grandes editoriales controlan más de la mitad del mercado de estudios científicos, tanto en ciencias naturales como médicas, sociales y humanidades. Además, estas grandes editoriales comerciales tienen enormes ventas, con márgenes de ganancias de aproximadamente 40%. Y si bien las editoriales han desempeñado históricamente un papel vital en la diseminación de conocimiento científico dentro de la era impresa, es cuestionable si son, aún hoy en la era digital, necesarios.  

No deja de resultar paradójico, en primer lugar, que la comunidad científica, la cual a través de los años se ha jactado de autonomía, terminó enrolándose en un modelo bajo el cual su sistema de legitimación y difusión quedó en manos de seis grandes editoriales –un grupo al cual se ha etiquetado como "oligarquía académica". En segundo lugar parece que la relevancia de estas publicaciones ya podría considerarse un tanto caduca, en una época en la que la posibilidad de publicación de contenidos en plataformas digitales está al alcance de cualquiera. 

Academic-Oligarchy-600

 

* Imagen principal vía F1000Prime