*

X

El Gran Colisionador de Hadrones descubre nueva partícula: el pentaquark

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/15/2015

Físicos del CERN descubren con el LHC una elusiva partícula subatómica que había sido teorizada hace más de 50 años
CERN

Representación del pentaquark (IMAGEN: CERN)

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC) de los laboratorios de Suiza del CERN ha vuelto a encenderse y acaba de hacer su primer descubrimiento importante en esta etapa post "partícula de Dios". Científicos del CERN confirmaron el descubrimiento de una partícula subatómica cuya existencia se había teorizado hace más de 50 años, el pentaquark.

La existencia de esta partícula se viene investigando desde que en 1964 los físicos Murray Gell-Mann y George Zweig propusieron la existencia de los quarks para explicar los bariones y los mesones. La nueva partícula estaba compuesta por cuatro quarks y un antiquark. El nombre "quark" proviene del uso de esta palabra en Finnegans Wake de James Joyce, y dentro de su imaginativa especulación lingüística se conocen seis diferentes sabores (que denotan masa, espín y carga) de quarks: arriba, abajo, encanto, extraño, cima y fondo. Los quarks encanto, extraño, cima y fondo existieron pero fueron destruidos en las primeras fracciones de segundo del universo; sin embargo, los científicos los han recreado en el laboratorio. El pentaquark es una nueva asociación de quarks --que se suma a los bariones y a los mesones-- compuesta por cinco de estos quarks.

El hallazgo de esta partícula se consiguió luego de que los investigadores estudiaron la forma en que una partícula subatómica llamada Lambda-b se descomponía --o transformaba-- en otras tres partículas dentro del LHCb.

"Hay muchas historias en relación a los pentaquarks, por eso nos comportamos con mucha cautela antes de presentar este estudio", dijo Patrick Koppenburg, de la Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN). "Estamos transformando este problema unidimensional a uno de cinco dimensiones... y podemos describir todo lo que pasa en la descomposición", explica Koppenburg, quien detectó el surgimiento de la primera señal en 2012. "No puede ser que lo que vemos se deba a algo que no sea la adición de una nueva partícula que no se había observado antes".

Los investigadores creen que el pentaquark permitirá entender mejor la conformación de la materia, los protones y neutrones de los cuales están hechas todas las cosas.

En estas situaciones en las que la naturaleza parece confirmar lo que en un principio solo fue una teoría matemática, parece razonable preguntarse si la realidad no está construida bajo una serie de arquetipos matemáticos que el hombre descubre pero que yacen suspendidos en una especie de eternidad similar al mundo de las formas platónicas. O, también recordar, como considerara el físico Werner Heisenberg, que: "lo que observamos no es la naturaleza en sí misma, sino la naturaleza expuesta a nuestro método de cuestionamiento".

 

[BBC]

 

Extenso estudio muestra que la conciencia persiste más allá de la muerte clínica

Ciencia

Por: Samuel Zarazua - 07/15/2015

Estamos más cerca de resolver el enigma de lo que sucede después de la muerte

transhumanism

El materialismo —la idea de que la conciencia es producida o equivale al cerebro— es una creencia que ya se ha probado falsa a través de la ciencia.

Neal Grossman, Historia y Filosofía

¿Es la conciencia un sistema inherente al cuerpo y al cerebro? Si no hay vida cerebral, ¿entonces se extingue la conciencia?

La respuesta es: NO; la conciencia perdura más allá del cuerpo y del cerebro.

Existe un estado de conciencia durante los cortos momentos entre la muerte clínica (detención de ritmo cardíaco y respiración) y la resucitación artificial. En otras palabras, la conciencia permanece incluso después de la muerte.

Estas conclusiones nacieron de un estudio llevado a cabo por el equipo del doctor Sam Parnia (Reino Unido), involucrando a más de 2 mil personas que sufrieron un paro cardíaco y respondieron exitosamente a la resucitación, en 15 diferentes hospitales del Reino Unido, Estados Unidos y Austria. Hasta ahora, este estudio es el más importante dentro del campo, debido a la rigurosidad de la metodología empleada y por el análisis de los datos puramente físicos.

"Este estudio merece reconocimiento por abrir puertas dentro de la investigación acerca de lo que sucede cuando morimos", expresó el editor de la revista científica Resuscitation Journal.

En realidad, el estudio comenzó con la idea de entender por qué los sobrevivientes resucitados después de un paro cardíaco muestran déficits cognitivos y estrés postraumático, y esto con el fin de definir qué sucede biológicamente durante la resucitación cardiopulmonar (RCP).

Los pacientes fueron seguidos durante 4 años después de su accidente de paro cardíaco y fueron entrevistados acerca de su estado de conciencia antes y durante la resucitación, haciendo uso de tests específicos.

El estudio concluyó que 40% de las personas que sobreviven a un paro cardíaco están conscientes durante el corto tiempo entre el estado de muerte clínica y la resucitación, lo cual supone que la conciencia no se evapora durante la muerte clínica, dejando claro que "tampoco sabemos si se evapora después", como explica el doctor Parnia.

La conciencia ha sido atribuida al órgano cerebral por la corriente dominante en el pensamiento moderno, por lo tanto pensaríamos que si el cerebro no funciona, entonces, no debe existir conciencia alguna. Inesperadamente el estudio afirma que, aunque el cerebro deja de tener actividad desde los 30 segundos posteriores a la falla cardíaca, el estado de conciencia perdura por más de 3 minutos. Por ende, la conciencia es independiente de la función cerebral.

 A continuación, los datos crudos del estudio:

Se estudiaron 2 mil 60 pacientes con paro cardíaco.

330 sobrevivieron.

De los 330 sobrevivientes, 140 aseguraron estar parcialmente conscientes en el momento mientras eran resucitados.

De estos 140, 39% describió estar consciente pero no tener ningún recuerdo específico.

Durante la muerte cerebral,  uno de cada cinco pacientes sintieron:

              —sensación de paz

              —cambios en la velocidad del paso del tiempo (más rápido o más lento)

              —visión de una luz brillante o la imagen del Sol

              —sentimiento de miedo, de ahogo

              —experiencia extracorporal

              —agudización de los sentidos

2% de los pacientes alegaron sentirse totalmente conscientes durante la resucitación, aportando pruebas fehacientes de una verdadera conciencia visual o una experiencia extracorporal.

El doctor Parnia compartió su idea acerca de la muerte: "es un proceso potencialmente reversible que se da acto seguido de la falla cardíaca, pulmonar y cerebral después de cualquier accidente o enfermedad grave". Aunque esta delicada interpretación de la muerte suena a una dulce canción de ciencia, pasará tiempo antes de que el común mortal logre cambiar su visión terrorífica del más allá. 

Para la gente que tiene mucho miedo "al final del camino", existen  terapias psicodélicas para aceptar la muerte.

Mientras tanto, es innegable que numerosas personas han muerto y regresado a la vida sin perder 1 segundo de conciencia, trayéndose incluso vívidos recuerdos de esos momentos sin latido de corazón:

La negación de cualquier realidad espiritual y la simultánea ignorancia de evidencia acerca de la realidad espiritual humana se denomina cientificismo, no ciencia. (Charles Tart, Psicología transpersonal)