*

X
El impresionante corazón de una ballena azul
blue-whale-heart

Screenshot: Youtube.com

El corazón de una ballena azul es una cosa prodigiosa. No podemos decir que el animal más grande del mundo es "puro corazón", aunque a veces las ballenas sugieren esta vibración amorosa; sin embargo, con un peso de 180kg y un tamaño de 1.5m, el corazón de una ballena azul es bastante impresionante.

Recientemente Jacqueline Miller, una experta en mamíferos del Museo Real de Ontario, dio a conocer su más querido tesoro, el masivo corazón de una ballena azul de 23m que fue diseccionada. El órgano ha sido resguardado en 100 galones de formaldehído. Si bien existen leyendas de que el corazón de estas ballenas es tan grande como un coche, al menos sabemos que es tan grande como un carrito de golf.  

La ballena en cuestión murió atrapada en el hielo de New Foundland. ¿Cuántos latidos, cuántas emociones, cuántas conexiones con su familia y con el mismo latido del océano hubo en ese corazón ahora en formol? Un órgano verdaderamente oceánico, monstruosamente bello.

 

Más fotos de la BBC

El increíble arcoíris que apareció en el WTC la víspera del 14 aniversario de los ataques del 9/11

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 08/23/2015

Un bien sincronizado arcoíris ha sido tomado como un memorable símbolo en la ciudad de Nueva York, ante el aniversario de los ataques del 11 de septiembre de 2001

Screen shot 2015-09-12 at 11.35.51 AM

La tarde antes del 14 aniversario de los ataques del 9/11, los ciudadanos de Manhattan fueron saludados por un enorme arcoíris atravesando la isla neoyorquina. Algunas de las imágenes muestran cómo el arcoíris parece surgir justo de la zona del World Trade Center, en donde tres torres se desmoronaron aquel día. 

2C2E8AE700000578-3230784-Stunning_The_photo_above_shows_a_rainbow_appearing_over_the_Free-a-20_1441979293337

El arcoíris fue recibido con embeleso por los ciudadanos, aunque hubo reacciones mixtas en las redes sociales: algunos utiizaron el hashatg #NeverForget y otros prefirieron ver en ello un símbolo de conciliación y de un nuevo tiempo. De cualquier forma, sin adscribir una fuerza mágica mayor que la sincronicidad, este gran detalle de la naturaleza observado en la bóveda celeste, con todo su simbolismo, es ciertamente razón de una sonrisa y de una conciliación, si no con los terroristas (o con esa vaga amenaza), sí con la belleza de la vida, que siempre continúa.