*

X

Esta es la característica principal de un narcisista, según experto

Salud

Por: pijamasurf - 01/25/2016

¿Eres parte del 5% de la población que califica como un narcisista extremo?

American-psycho-patrick-bateman

Es posible que estemos viviendo en la era del yo, como creía el documentalista Adam Curtis y, así, en la búsqueda del beneficio personal cada vez existen más personas enamoradas de su propia imagen y alienadas del mundo.

Según el doctor Joseph Burgo, autor del libro The Narcisist You Know, no por ser muy activos en las redes sociales o tomarnos una selfie somos narcisistas consumados; sin embargo, sí se ha detectado un incremento en esta condición. 

Burgo considera, quizás un tanto obviamente, que la característica fundamental de un narcisista es no tener interés por los demás o simplemente no ser capaz de sentir por ellos. Algo así como una falta de empatía arropada en la propia glorificación, en el ensimismamiento solipsista. Peligrosamente, aquí hay una tenue línea que separa al narcisista del psicópata. 

Otras características son sentirse infravalorado, pensar que los demás no son tan inteligentes como tú y sentir una justificación para agredir a las demás personas.

Burgo cree que actualmente 5% de la población demuestra lo que llama "narcisismo extremo": personas que, por ejemplo, te cuentan sobre su vida durante 1 hora sin nunca preguntarte por la tuya.

El problema que enfrentan estas personas es que "estar interesados en la vida de los demás es la base de las relaciones humanas", dice Burgo.

Favorece el crecimiento neuronal y la mente entra en un estado conocido por los neurocientíficos como flow, un sentimiento de plenitud de la atención

Uno de los escenarios más recurrentes en mi infancia era subir las escaleras para encontrar a mi mamá tejiendo en un sillón a mitad de la tarde. Pertenezco a una familia tradicionalista mexicana y mis tías también pasaban largas horas en el rancho conversando, todas, entre un café y un tejido. 

Luego de rechazar por años esta costumbre, que me parecía algo sexista por mi contexto, a los 22 años sucumbí y comencé a tejer. Encontré que al tejer uno “piensa y no piensa”; así, es como un vaivén mental delicioso al ritmo de las manos, en el que uno “está y no”. De algún modo, el tejedor olvida al individuo (que no es) y entonces se encuentra en un ritmo placentero que trasciende a la persona. 

Los beneficios son la relajación, contemplación y simplicidad. Uno encuentra que las cosas muy pequeñas son grandes potenciales de satisfacción.

 

Los beneficios de tejer según la neurociencia

El movimiento repetitivo de tejer, en mancuerna con el sentimiento de crear algo, hace que el cuerpo genere dopamina (el neurotransmisor de la recompensa), endorfinas (que producen una sensación de bienestar, liberadas también durante el ejercicio) y serotonina (asociada con el buen humor). Los beneficios de tejer se han vinculado a los de la meditación. 

Uno de los estudios más famosos respecto a tejer es el del terapeuta británico Betsan Corkhill. Éste aplicó una encuesta entre más de 3 mil tejedores y encontró que, además de que la mayoría reportó sentirse más contento luego de tejer, los que lo hacían hasta tres veces por semana estaban más felices, calmados y desestresados.

Tejer también ayuda a la regeneración neuronal, parecido a los efectos de los conocidos “juegos mentales” como los crucigramas, a su vez ligados a la memoria y el mejor funcionamiento congnitivo. Es un antidepresivo porque contribuye a que las personas estén más atentas al momento presente, y ello ocurre de una manera muy discreta... En mi experiencia no pasa que "dejes de pensar", más bien sucede que los pensamientos son como una voz desapegada y lejana; como un juego, como cuando éramos niños. 

 

Twitter del autor: @AnaPauladelaTD