*

X

Los tatuajes favoritos de las personas introvertidas (una lista tentativa)

Arte

Por: pijamasurf - 01/10/2016

La singularidad de los introvertidos también se expresa en el cuerpo

En varias ocasiones hemos escrito en Pijama Surf a propósito de introversión, una categoría de uso frecuente en la psicología contemporánea para caracterizar a personalidades que se distinguen por estar más abocadas al mundo interno que al externo. El silencio, la reflexión y la timidez son algunos de los rasgos que popularmente se atribuyen al introvertido, a veces también la sensibilidad, la comprensión de las emociones propias y de los otros, la melancolía, el amor al detalle, el gusto por los lugares solitarios, la aversión a las grandes multitudes, etcétera.

Curiosa y paradójicamente, la introversión parece haber ganado popularidad en la era de Internet y las redes sociales, medios que por sus características (en especial su uso individual y aquello que de eso se deriva) dieron exposición a los introvertidos, sus actividades y su manera de ser.

¿Pero es que los introvertidos de verdad son tan diferentes? Quizá no, al menos no como si se tratara de una de esas criaturas míticas que sólo unos pocos han visto. Pero es cierto que aquello que valoran puede parecer extravagante en un mundo que privilegia otras cosas. Si, por ejemplo, lo usual es apreciar el éxito y el reconocimiento público, será extraño que alguien prefiera la discreción y la celebración en la intimidad y el recato.

De manera más lúdica, podríamos seguir esta idea en un ámbito que muchos conocemos bien: los tatuajes. Dado que están ligados desde el origen con la subjetividad, los tatuajes son expresión cabal de nuestras ideas, nuestra manera de habitar el mundo, nuestras preferencias y, quizá por encima de todo, del momento de nuestra existencia en que nos encontramos. Si esta premisa es correcta, entonces también puede ser admisible que hay tipos de tatuajes específicos para ciertas personalidades.

El amor a la profundidad, el gusto por los libros, el solaz en las artes y el minimalismo son algunas de las características que comparten los introvertidos y estos tipos de tatuajes que ahora presentamos. Una narrativa singular hecha de pequeños elementos gráficos que en su brevedad son sumamente elocuentes, como si contaran una historia secreta y sin embargo comprensible para aquellos iniciados en los misterios de la introversión.

 

También en Pijama Surf:

¿23 signos inconfundibles de una persona introvertida?

10 cómics que resumen qué significa ser introvertido

Salinger, Murakami y la secreta hermandad de los introvertidos

Estos son los 8 tipos psicológicos de Carl G. Jung, ¿cuál eres tú?

 

Imágenes vía Mashable

Artista ruso hace una genial y sarcástica crítica a la enajenación tecnológica moderna (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 01/10/2016

Las ilustraciones de Anton Gudim muestran bajo una perspectiva ácida nuestra obsesión con la tecnología y los memes

funny-sarcastic-illustrations-comics-anton-gudim-russia-46__605

Anton Gudim se une a una incipiente generación de ilustradores que utilizan sus dibujos para resaltar una condición que podríamos llamar de esclavismo disfrazado de libertad, sumidos en la dependencia tecnológica y en la alienación. Pero para ser justos, en realidad Gudim no sólo critica esto con gran sarcasmo, también cuestiona nuestra crítica, nuestra intensa preocupación por este fenómeno, posando en todos lados su mirada ácida.

La era de la selfie y de la adicción a Internet y la destrucción del planeta es asimismo la era de la sobretensión y la paranoia por todo tipo de peligros y enemigos.

Muchas de las imágenes de Gudim (quien vive en Moscú) requieren verlas dos o tres veces para captar el punch line; también es necesario tener un poco de cultura de Internet y conocer algunos de los memes más populares.

 

Puedes ver una colección más amplia de sus ilustraciones aquí

funny-sarcastic-illustrations-comics-anton-gudim-russia-18__605

funny-sarcastic-illustrations-comics-anton-gudim-russia-13__605

 

funny-sarcastic-illustrations-comics-anton-gudim-russia-27__605