*

X

Así sonaba el instrumento musical que Da Vinci diseñó

Arte

Por: pijamasurf - 02/28/2016

Slawomir Zubrzycki construyó un diseño de Leonardo da Vinci nunca antes materializado; se trata de un órgano-violonchelo que conjuga, sutil y estimulantemente, los sonidos de instrumentos de viento y cuerda

Es bien sabido que la mayoría de los aparatos diseñados por Da Vinci nunca fueron fabricados; como en cualquier época las limitaciones ideológicas, morales, tecnológicas y financieras impidieron que este gran inventor llevara a cabo la totalidad de sus obras. Así, este genial artista e ingeniero murió sin ver concretados muchos de sus inventos.

Recientemente el pianista polaco Slawomir Zubrzycki realizó la primera presentación acústica de un instrumento diseñado por el brillante renacentista, llamado viola organista; se trata de un imponente órgano que conjuga en su interior una gama de cuerdas, como si se tratase de un arpa incorporada al interior del piano, la cual queda descubierta, es decir, las teclas van al frente como en cualquier piano, pero en la parte trasera y acostada, una aparente arpa reposa bocarriba.

Zubrzycki empleó 3 años, invirtiendo alrededor de 5 mil horas de trabajo, en construir la viola organista; la viola, el piano y el clavecín son los tres instrumentos se conjugan en este nuevo ejemplar. El resultado es alucinante, pues la combinación de sonidos transporta a composiciones permeadas de sonidos de violines que se enlazan con las notas simultáneas de un órgano emanando fuerza y, simultáneamente, serenidad.

Zubrzycki debutó este instrumento en el 5th International Royal Krakow Piano Festival, después de 500 años de la creación del diseño de Da Vinci; el resultado ha sido exquisito, pues el tipo de sonido emanado por la viola organista remite a una conjugación de elementos instrumentales que penetran en el ambiente en un trabajo orquestal con el toque de una sola nota.

Seguramente los trabajos de Da Vinci seguirán siendo no sólo referencia creativa, sino también una innovación después de siglos de su muerte; su gran imaginación y optimismo inventivo continúan escandalizando a aquellos que no pueden concebir la aplicación real de sus propuestas, pero también deleitando a aquellos que por alguna razón, como en el caso de Zubrzycki, asumen estos diseños como retos pulsantes.

6 sencillas ilustraciones para navegar la ¿complicada? mente de una persona introvertida

Arte

Por: pijamasurf - 02/28/2016

La sencillez de estos trazos contrasta con aquello que retrata: el a veces enrevesado mundo interior de las personas introvertidas

Es posible que todos conozcamos a personas que, ante otros, en el contacto social cotidiano y en situaciones que implican estar con alguien más, parece que prefieren mantenerse al margen, en silencio, con una participación más bien mínima, nunca se sabe muy bien si por timidez o por otros motivos, si por falta de interés o porque encuentran difícil sentirse parte de ese flujo un tanto incierto que es la convivencia diaria.

En tiempos recientes esas personas han recibido la etiqueta de “introvertidos”, una categoría que si bien se remonta a los desarrollos teóricos de Carl Gustav Jung sobre la psique, algunas escuelas de la psicología contemporánea han adoptado como un terreno de investigación sobre la personalidad humana, dándole contenido en cuanto a la manera en que algunos se mueven por el mundo.

Lo cierto es que más allá de la definición que dan otros, quizá la mejor manera de saber qué significa ser introvertido sea darle voz a ellos mismos, conocer las expresiones de su subjetividad y a partir de eso no “intentar entenderlos”, como a veces se dice, sino más bien comprender nosotros mismos que hay quienes son así, sin más, que hay circunstancias de su historia de vida que explican esos rasgos que a otros pueden parecerles excéntricos; que, como dice el lugar común que no por común es menos cierto, cada cabeza es un mundo –y en el caso de los introvertidos, a veces es como si habitaran más en ese mundo interno que en este en el que todos convivimos.

En esta ocasión compartimos una serie de seis ilustraciones realizadas por Liz Fosslien y Mollie West y las cuales se presentan como una suerte de “guía” para navegar la mente de los introvertidos, o al menos saber qué pasa allá adentro.

 

56c62e5f1500002a000b0524

 

Hay quien tarda más de lo "normal" en procesar las cosas. Según este estudio, en el caso de los introvertidos ello se explica porque al tiempo que procesan la información, paralelamente prestan atención a sus propios procesos mentales, pensamientos y sentimientos.

 

56c630021500002a000b0528

“Las personas tranquilas y silenciosas, son las que tienen las mentes más fuertes y ruidosas”. Eso dijo alguna vez Stephen Hawking, acaso porque intuyó los intensos procesos mentales de los introvertidos, que usualmente viven un profundo cuestionamiento mental antes de decir o hacer cualquier cosa.

 

El trabajo, por otro lado, destaca por la sencillez de los trazos, característica que de algún modo dialoga de manera elocuente con la forma de ser de los introvertidos, como si entre el estilo y la personalidad hubiera una correspondencia sutil pero al final armónica.

 

56c62fbf1e00002200702624

 

 

Otra investigación mostró que los individuos introvertidos, cuando hablan con alguien, son capaces de distribuir su atención y fijarla tanto en su interlocutor como en aquello que pasa en el entorno.

 

56c62f3e1e00002100702623

 

Uno de los fenómenos más singulares que distinguen el cerebro de los introvertidos es que, sorpresivamente, parecen necesitar menos dopamina para sentirse felices (en comparación con la media). Esto explica por qué se sienten satisfechos con experiencias aparentemente sencillas como leer a solas, comer con alguien más mientras platican o estar en una reunión con poca gente.

 

56c62f031e0000230070e584

 

En un sentido similar al punto anterior, el psicólogo Hans Eysenck ha observado que la cantidad de estímulos que un introvertido necesita para sentirse estimulado es menor a la media, por lo cual es tan fácil que se sientan abrumados por el mundo exterior.

56c62f7e1500002b000b0527

De nuevo a nivel cerebral, el poco entusiasmo que parecen mostrar los introvertidos ante una sorpresa se explica porque, por alguna razón no del todo clara, el centro de recompensa de su cerebro genera una respuesta menos placentera al momento de "ganar" algo.

 

¿Qué te parece? ¿Es una buena descripción gráfica de los introvertidos?