*

X

Los bocetos inéditos del brillante Edward Hopper

Arte

Por: pijamasurf - 02/14/2016

Las atmosferas anímicas que muchos adoramos se originaron en estos bocetos que hasta hace poco habían permanecido ocultos al público

Fue apenas hace un par de años que los bocetos que sirvieron como base para algunas de las más intrigantes obras del pintor Edward Hopper (1882–1967) emergieron en una exposición en Nueva York. Si bien seguramente el artista jamás concibió estos bocetos como piezas en sí, su relevancia y la seducción que ha producido su corpus de obra a través de los años hacen de ellos un excitante tesoro para muchos. 

En un continuo de la tradición que atesora los instantes cotidianos, Hopper cristaliza aquellos intervalos que enmarcan la exhalación de la existencia. La fría luz matutina en un apartamento de la gran ciudad es el escenario en que atestiguamos el cuerpo desnudo de una mujer que cavila mirando por la ventana. Una sensación de vacío, un instante de fuga en que nos volvemos consientes de nuestro propio desamparo, una invitación para atestiguar un bello momento que los sujetos retratados suponían íntimo.

El pintor neoyorquino no sólo atisba la vida cotidiana de la ciudad moderna, retrata el espasmo disimulado, extrae de la cotidianidad urbana el alma de los personajes. Ahora, gracias a estos bocetos develados por su viuda, tenemos la oportunidad de abonar al espíritu la visión de un magnifico creador, así como encarar el reflejo de nuestro tiempo y condición, ya que la obra de este artista siempre será vigente.   

En muchas de estas piezas reconocerás el aliento fantasmagórico de obras que quizá te han robado de este mundo durante segundos, minutos u horas, para sumergirte en los ambientes de un universo que sólo le pertenece a él, a Hopper. 

study-for-morning-sun

8be3c655e3f4787994c755e7537a57eb

hop_324_800

Biblioteca Pijama Surf: libros de Umberto Eco digitalizados y listos para descargar (PDF)

Arte

Por: pijamasurf - 02/14/2016

Como homenaje al gran Umberto Eco, compartimos 5 de sus mejores libros

El día de ayer, 19 de febrero, murió Umberto Eco, sin duda una de las figuras capitales de la cultura europea del siglo XX, erudito como pocos, protagonista de importantes discusiones intelectuales y académicas, novelista entrañable, dueño de una mente lúcida y crítica que también participó de la realidad de su tiempo y, en fin, uno de esos escasos representantes de una estirpe cada vez más escasa de personas consagradas al saber, la investigación y la inteligencia.

Ahora, con su obra cerrada, quizá sea posible aventurar que uno de los rasgos más notables en la labor intelectual de Eco fue su capacidad para tener ambos pies en distintos territorios: la academia pero también la opinión pública, la “alta cultura” y la cultura popular, la especialización y la divulgación, el ensayo y la novela, la exquisitez y el best seller, siempre de manera destacada, siempre respetando y aun alentando la inteligencia de sus lectores, como si partiera de la premisa de que la curiosidad es una de las cualidades que nos hacen más humanos y, por lo mismo, es menester estimularla e incluso premiarla.

A manera de homenaje post mortem, en Pijama Surf buscamos algunos de los libros más conocidos e importantes de la amplia bibliografía de Eco que ya estuvieran digitalizados y los reunimos en este post, para formar una entrada más de la biblioteca digital que, poco a poco, hemos conformado con dicho método. Cabe mencionar que en el caso de Eco se trata de libros particularmente extensos, de cientos de páginas, lo cual sin embargo es un tanto paradójico pues, dada la soltura de su estilo, su increíble capacidad narrativa, la riqueza de sus alusiones y, como dijimos, la inteligencia de su exposición, en general la lectura es más bien satisfactoria, una serie más o menos continua de descubrimientos y asombros intelectuales que mantienen al lector constantemente atento y, sobre todo, satisfecho.

Descanse en paz, Umberto Eco.

 

nome-rosa

Novelas

El nombre de la rosa (1980)

Narrativamente, la novela que dio a Umberto Eco fama internacional. Aunque se trata de una narración extensa y profundamente erudita, ello no obstó para que el título se convirtiera en su época en uno de los más leídos y vendidos a nivel mundial. Los hechos ocurren en la Edad Media, en un monasterio benedictino, donde el monje franciscano Guillermo de Baskerville llega para resolver una serie de homicidios. La novela abunda en referencias literarias, filosóficas, artísticas e incluso semióticas, y también es una de las mejores historias de detectives jamás escritas.

 

El péndulo de Foucault (1988)

Un poco como Cervantes hizo con el Quijote y las novelas de caballería, Eco intentó en El péndulo de Foucault satirizar en contra de las teorías de la conspiración y todas aquellas ideas lindantes con la paranoia que, marcadamente en las décadas de 1980 y 1990, veían patrones y complots en numerosas situaciones sociales, como si el mundo estuviera dominado por una sociedad secreta que desde las sombras tirara de los hilos del control mundial. Atinadamente, Eco construyó la historia con alusiones a la cábala, la alquimia y otras tradiciones esotéricas.

 

El cementerio de Praga (2010)

Una de las últimas novelas de Eco, ésta también con ciertos elementos de las teorías conspiracionistas, pero ambientada en torno al movimiento político del Risorgimento italiano.

 

apo

Ensayos

Apocalípticos e integrados (1964)

Uno de los títulos más emblemáticos de Eco dentro de su labor ensayística. Una reunión de artículos en los que exploró la noción de “cultura”, en especial el contraste y relación entre la llamada “alta cultura” (música clásica, bellas artes, etc.) y la “baja cultura” (cultura popular, cómics, best sellers, etc.). El libro fue además un aporte notable en la discusión de la época a propósito de la “cultura de masas”, generada a su vez por la relevancia de los medios masivos de comunicación.

 

Tratado de semiótica general (1975)

Académicamente, Eco fue reconocido como un gran semiótico. Este libro es una suerte de compilación de sus investigaciones al respecto, un trabajo ambicioso y aún con cierta autoridad dentro de la disciplina.

 

Bonus

Historia de la belleza (2004)

Historia de la fealdad (2007)

A manera de bonus agregamos los enlaces a las versiones escaneadas de estos dos libros que idealmente sería mejor tener impresos, pues son profundamente visuales. En ambos, Eco realizó un ejercicio de curaduría siguiendo las transformaciones de las ideas de belleza y fealdad en el arte europeo de la antigüedad clásica al siglo XX.