*

X

¿Cómo se define la masculinidad moderna? Teniendo músculos y dinero... y guardándose las emociones

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/19/2016

Las presiones y expectativas sociales que vive el hombre en el mundo moderno

Grayson Perry es un hombre transexual que ha estado haciendo un minucioso estudio de lo que es la masculinidad moderna. Perry es ganador del reconocido Turner Prize, el cual se entrega a artistas en Gran Bretaña, y recientemente ha llevado su exploración crítica a la TV con el show Grayson Perry: All Man.

Este artista británico señala que los hombres modernos siguen creyendo que "rompen el contrato entre hombres si lloran mucho. Es por ello que los hombres se suicidan más --se lo guardan, se lo guardan, se lo guardan, hasta que se ven completamente abrumados".

Perry hace referencia al alarmante índice de suicidios en su país: los hombres de entre 20 y 49 años de edad tienen mayor tendencia a morir suicidándose que por cualquier otra causa de muerte. Y explica que, en un mundo en el que la labor manual está en declive --siendo reemplazada por máquinas, las características asociadas con la agresividad son cada vez más redundantes.

Siguiendo la investigación de Perry, The Guardian preguntó a sus lectores en diferentes partes del mundo qué se siente ser hombre en sus diferentes países o ciudades y con qué expectativas de la masculinidad conviven. 

Un joven gay londinense dijo que en esta ciudad aparentemente progresiva suele encontrase con personas que "le exigen ser un hombre de verdad" e incluso entre los hombres gays existe un fuerte sector que sólo sale con hombres que no muestran signos de feminidad, lo que se llama "masc 4 masc".

Un lector chileno escribe: "Desafortunadamente, ser un hombre en el mundo moderno significa ganar mucho dinero y verse bien. Cada día nos bombardean con anuncios de imágenes del 'hombre perfecto', quien puede hacer lo que quiera porque tiene dinero y músculos". El joven agrega que hoy en día ya se espera que el hombre también se arregle y produzca una imagen conforme a los estándares que se ven en los medios. En esto las mujeres llevan ventaja --habiendo sufrido la presión mediática de conformarse a un ideal de belleza y "deseabilidad", algo que cada vez más está ocurriendo también para los hombres (la imagen del ideal que se maneja en los medios se interioriza). En el caso de los hombres la presión extra viene del lado de tener dinero: en nuestra sociedad materialista, se asume que un hombre atractivo es capaz de mantener a una mujer. 

Un hombre de Cambridgeshire añade que hay una crisis de identidad ya que por una parte muchas mujeres esperan lo que se llama "un hombre verdadero", un hombre fuerte capaz de resolver tareas físicas al tiempo que se busca una sensibilidad emocional. A la par, los hombres siguen glorificado el prototipo de "macho alfa", lo cual da lugar a la "lad culture", la cultura machista de deportes, cervezas y aparente rudeza emocional. ¿Un hombre con un rifle, una sexy mujer y un gatito?

Ahora bien, hay que señalar que el tema es complejo. Si bien la apertura a diferentes formas de percibir y ejercer la masculinidad debe ser bienvenida y fomentada, también es cierto que existe un factor biológico e incluso arquetípico que hace que las mujeres (y al parecer algunos homosexuales también) se sientan atraídas por hombres que muestran caracteres esencialmente masculinos, ya sea en la forma de sus cuerpos, en ciertos gestos o en actitudes que comunican esta masculinidad. Claro que estos factores de afirmación de la masculinidad, ligados a la expansión, la acción, la toma de iniciativa, la fuerza física y emocional, no tienen que estar peleados con la sensibilidad, la apertura emocional e incluso la dulzura. Un famoso escritor alguna vez dijo que "todo hombre sabio está en contacto con su lado femenino", y de hecho este es uno de los rasgos distintivos de un hombre maduro. Al final de cuentas todos somos hombres y mujeres, andróginos que se inclinan a un lado del espectro. Dicho eso, tampoco es necesario que los hombres dejen de expresar ciertos rasgos de masculinidad arquetípica, lo cual sería lo mismo que decirle a una mujer que no exprese su feminidad con su sensualidad, con su tendencia a lo maternal o alguna otra característica. 

Al lector (o a la lectora) le podrá interesar un popular artículo en el que Carl Safina describe las verdaderas características de los machos alfa, basadas en su estudio de los lobos. Escribe:

En mis observaciones de los lobos que viven en manadas en el parque nacional de Yellowstone, en Estados Unidos, he visto que los machos que mandan no lo hacen de forma forzada, ni dominante, ni agresiva para con los que les rodean. Los lobos auténticos no son así.

Sí son, en cambio, de otra forma: el macho alfa puede intervenir de forma decisiva en una cacería pero, inmediatamente después de la captura, irse a dormir hasta que todo el mundo está saciado. “La principal característica de un lobo macho alfa”, dice el guardabosques y veterano estudioso de esta especie Rick McIntyre mientras los observamos, “es una discreta confianza y seguridad en sí mismo. Sabe lo que tiene que hacer; sabe lo que más conviene a su manada. Da ejemplo. Se siente a gusto. Ejerce un efecto tranquilizador”. En definitiva, el macho alfa no es agresivo, porque no necesita serlo. 

El caso de la joven estadounidense, Amanda Knox, conocida por la prensa italiana como “cara de ángel”, recuerda a las lindas rubias de la familia Manson a la vez que su posible culpabilidad inspira una tierna duda.

knox533

* Actualizaciones del caso:

Caso Amanda Knox cerca de un desenlace

Caso cerrado: juez confirma culpabilidad de Amanda Knox por el asesinato de Meredith Kercher

Son ya cinco meses desde que inició su juicio. Amanda Knox, la estudiante de 21 años nacida en Seattle, está acusada del asesinato de su roomate inglesa Meredith Kercher, quien fue hallada en 2007 muerta sobre su cama, cubierta con un edredón blanco de plumas de ganso. Era invierno en Perugia, al centro de Italia, la escena era una especie de instalación envuelta en una trágica estética: rojo sangre y blanco inmaculado en el departamento de dos lindas chicas. La autopsia reveló que Kercher murió con la tráquea destrozada por estrangulamiento y la garganta parcialmente rebanada.

Inicialmente la policía italiana detuvo como sospechosos a Amanda, su novio Raffaele Sollecito, y al bartender de un establecimiento cercano. Este último fue liberado al poco tiempo pero la pareja fue mantenida en arraigo y sigue un juicio que ya ha durado cerca de dos años.

amanda_knox_asesinato

Casi un año después del asesinato las autoridades arrestaron a Rudy Hermann Guede, un vigoroso joven de 20 años originario de Costa de Marfil y quien probadamente sostuvo relaciones con Meredith poco antes de su muerte. Guede fue condenado a 30 años de prisión por “conspiración de asesinato” en su modalidad fast track.

La versión de Rudy es que después de tener sexo interracial con su amiga londinense, fue al baño donde pasó un rato escuchando su ipod mientras defecaba. Al salir vio la silueta de un tipo, presumiblemente italiano, que huía tras acuchillar a Meredith, al tiempo que gritaba: “pinche negro de mierda ahora si estás cogido”. Su defensa alega racismo y busca la apelación de la condena.

amanda_knox_caso_asesinato_juicio Los testimonios de los principales involucrados en el caso han sido inconstantes e incluso contradictorios. Amanda “angel face” Knox (como la ha bautizado la prensa italiana) declaró en un principio que estaba en su cuarto esa noche, jugueteando con su novio, cuando escucho los gritos de su amiga. Posteriormente declaró que en realidad esa noche había dormido en casa de Sollecito, y se justificó diciendo que lo único que recuerda con certeza es haber fumado suficiente hashish como para nublar cualquier recuerdo preciso (una especie de funesto y paradójico haiku).

Por su parte las autoridades y la prensa estadounidense han puesto en duda la integridad del sistema de justicia italiano, afirmando que existen vacíos fundamentales en este extraño caso, y que la buena voluntad de la policía italiana ha pecado por su ausencia.

La corresponsal en Roma del Times, afirma acerca del sistema de justicia italiano:

En Italia, la presunción general es que alguien es culpable hasta demostrar su inocencia. En los juicios comúnmente se enfatiza en defender el honor personal del inculpado en cuestión, por sobre establecer los hechos objetivos, los cuales generalmente son manipulados.

La defensa de Amanda asevera que estamos frente a un caso donde se está destruyendo la vida y reputación de una linda estudiante, que lo único que buscaba era madurar con un intercambio estudiantil en la universidad de Perugia. Afirman que es una chica trabajadora, que juntó dinero por tres años para cumplir su sueño de ir a Italia. No tiene antecedentes criminales y por si fuera poco, sus aptitudes deportivas la hicieron destacar en el fútbol hasta ganarse el sobrenombre de “Foxy Knoxy”.

En cuanto a Raffaelle Sollecito, un “mediterranean lover” hijo de un prominente médico de la región, ha permanecido arraigado también a lo largo del juicio en su contra. La defensa del joven italiano ha mantenido como principal línea el hecho de que el único asesino fue Gaede, ya que sólo se encontraron rastros suyos en la escena del crimen y nada prueba que ni él ni su novia Amanda estuvieron presentes en ese momento. A los pocos días del mortuorio suceso, la prensa europea dibujaba una orgía nutrida por el consumo de múltiples estupefacientes que había derivado en el asesinato de una estudiante londinense.

Más allá de lo que resulte de este extraño caso, y de lo que espere a Knox y Sollecito, es interesante presenciar cómo hoy los juicios más relevantes para la opinión pública ya se juegan a dos bandas: la corte y los medios. La prensa internacional, sobre todo en Italia, Inglaterra y Estados Unidos, ha mantenido un significativo rol en este caso, tratando de influir en la decisión del jurado.

Queda por ver si el inocente rostro de Amanda pudiera ocultar un instinto sanguinario, jugando el rol de víctima angelical y habiendo realmente participado en el asesinato de su amiga, lo cual inevitablemente nos recuerda a las chicas Manson: Susan Atkins, Linda Kasabian, and Patricia Krenwinkel, quienes manejaban con seductora maestría el arte de entrelazar la belleza con los impulsos asesinos.

amanda-knox-sits-in-court-001

Buscando la opinión de un experto en estos temas, el equipo editorial de Pijama Surf decidió escribir un correo electrónico a Charles Manson, sin duda el asesino serial más relevante en la cultura pop de las últimas décadas. Estamos seguros de que la mortal lucidez de Charly podrá, con toda certeza, aclararnos la posible inocencia o culpabilidad de “Foxy Knoxy”. Estaremos pendientes a su respuesta para compartirla con nuestros lectores.

charles-manson

* Actualización del caso: Caso Amanda Knox cerca de un desenlace

Más info del caso Knox:

NY Times: An Innocent Abroad
Wikipedia: Murder of Meredith Kercher