*

X
Escrito por el alquimista y masón Dom Antoine-Joseph Pernety, este libro es un excelente recurso para consultar en el estudio de las artes herméticas

 Imagen: Rosarium Philosophorum

El Diccionario Mito-Hermético del alquimista y erudito Dom Antoine-Joseph Pernety en la traducción de Santiago Jubany constituye seguramente el gran referente lexicográfico al cual podemos recurrir los interesados en la alquimia en castellano. En inglés otra excelente opción es el diccionario de Martin Ruland, A Lexicon of Alchemy, escrito originalmente en latín pero traducido al inglés. Otro diccionario importante para estudiantes del esoterismo es el Diccionario de Símbolos de Federico González. La obra en cuestión fue escrita en 1758 por Pernety, quien primero formara parte de una congregación benedictina y luego fundara su propia orden iniciática de corte masónica. En este texto se presentan definiciones puntuales de la mayoría de los términos utilizados por los alquimistas para referirse a los distintos elementos de sus operaciones (metales, minerales, vegetales; matraces, hornos, crisoles, etc.) y a los procesos de esta arte oculta, a la vez que se nos introduce a todo el cosmos de mitos, héroes y conceptos que fueron muy importantes en la configuración de este sistema que es una cámara mágica de resonancias en las que lo práctico se disuelve en lo simbólico en un perfecto tejido analógico.

Nos dice Pernety que "jamás ninguna ciencia tuvo mayor necesidad de un diccionario como la Filosofía Hermética" donde "los nombres bárbaros que allí se encuentran parecen estar vacíos de sentido" y "los términos equívocos, puestos a propósito en casi todas las frases no presentan ningún sentido determinado", ciencia en la que "los mismos autores advierten que no se les ha de entender al pie de la letra, que han dado mil nombres distintos a una misma cosa, que sus obras no son más que un tejido de enigmas, metáforas y alegorías presentadas bajo un velo de términos ambiguos". Y, sin embargo, este palacio secreto del lenguaje que es la alquimia no es arbitrario; consiste del entramado de la "Ciencia que es clave de todas las otras". El alquimista ha llegado a las alturas de la sabiduría por el camino áspero de la disciplina y la dedicación pero también por la bendición de lo divino y por lo tanto no puede más que ofrecer su asistencia a los demás. Pero al haber recibido el arte "a la sombra del misterio" y siendo este misterio parte esencial del trabajo --en donde la preparación de la tierra, la siembra y el nutrimiento de la "planta" es tan importante como el fruto mismo-- tampoco pueden levantar el velo para el vulgo y "abstenerse de escribir misteriosamente". Este es el sentido antiguo de los mitos: eran toda una psicología iniciática o una teología poética (según Marsilio Ficino); el proceso del revelado del enigma en el alma individual era tan importante como la resolución y completamente necesario para llegar a la correcta maduración del entendimiento. 

Pernety se da a la tarea de demostrar que los filósofos que conforman el "gremio de los alquimistas" no eran lunáticos dispares sino que, dentro de la infinidad de nombres y descripciones con los que se referían a su obra, existía una unidad en el sentido más profundo, una misma dirección, una misma ética (lejos de la búsqueda del oro material), una verdadera cofradía del espíritu. Su lenguaje es coherente y congruente y es accesible a todo aquel que esté dispuesto a entregarse al arte, con mente y corazón abiertos (el lector de textos alquímicos debe tener algo de lector de poesía y algo de lector de novelas detectivescas). Al final tal exuberancia verbal, tal profusión metafórica, tal intensidad hermenéutica no es más que reflejo del gran dogma de su arte: que todas las cosas son una sola, la materia está impregnada del espíritu y que todos los metales, vegetales o animales tienen una vocación inexorable hacia el oro (la perfección). Utilizar mil nombres para llamar a la Única cosa es consistente con la realidad del universo, según la visión hermética, que es siempre unidad dentro de la diversidad. En este sentido, este diccionario es como la cola del pavo real que nos permite observar todos los colores de una misma luz. 

El "fruto intelectual", por así decirlo, de estudiar de manera comparativa la alquimia --esta ciencia hija del Sol y la Luna-- es el entendimiento de que el cosmos de los alquimistas está ordenado por la analogía y las correspondencias, en un tejido que no es nunca arbitrario y fortuito; las conexión son simbólicas, poéticas y operativas. Como ocurre en el cielo o como ocurre en el desarrollo embrionario --por el milagro de la Única cosa-- ocurre también en el laboratorio, que es la torre filosófica en la que se adora al rey del universo repitiendo su obra. Estos tres principios, esta trinidad de equivalencias, se ejemplifica en el Mercurio: es un planeta en el cielo, es un metal en el laboratorio (y un principio arquetípico del cosmos) y un hombre y una divinidad, Mercurio o Hermes (el Tres Veces Grande). Entramos aquí a la región de la "divina coincidencia".

Compartimos una pequeña muestra de las entradas del libro en las que se hace manifiesto que no es  sólo para los practicantes, tiene un valor poético también para un público más amplio. 

Corazón: Algunos químicos han dado este nombre al fuego, otros al oro cuando han hablado de metales.

Melancolía: Significa la putrefacción de la materia. Los filósofos también llaman a esta operación "calcinación", "incineración" y "pregnación". Se ha dado este nombre a la materia al negro sin duda porque el color negro tiene algo de triste y porque el humor del cuerpo humano, llamado melancolía, está considerada como una bilis negra y recocida causa de los vapores tristes y lúgubres.

Oro de los filósofos: Cuando dicen "tomad el oro" no quieren decir el oro vulgar, sino la materia fija de la obra en la que su oro vivo está oculto y como aprisionado...

León verde: Materia que los Filósofos químicos emplean para hacer el magisterio de los Sabios; ciertamente es una materia mineral tomada del reino mineral. Es la base de todos los menstruos de los que han hablado los filósofos; es de esta materia que ellos han compuesto su disolvente universal, al que, a continuación, han aguado con las esencias vegetales pata hacer el menstruo vegetal, con esenciales animales para hacer el menstruo vegetal y con esencias mineralas para hacer el menstruo mineral... [Se llama así según el alquimista Ripley] "porque el mercurio que se extrae de esta materia destruye todos los cuerpos y los hace parecidos a sí mismo, como hace el León con los otros animales"... "es por él que todo crece y reverdece en la naturaleza".

 

El Diccionario Mito-Hermético ha sido publicado por Índigo en España y Sincronía Encuentros en México. 

 

 Twitter del autor: @alepholo

33 libros contemporáneos, clásicos y extravagantes para leer antes de que cumplas 30 años

Libros

Por: pijamasurf - 06/29/2016

Si la lectura es una forma de prepararse para el porvenir –en términos amplios– en esta treintena de libros podemos encontrar premisas para saber qué nos espera en los 30

Los 30 años son una edad crucial. En realidad todas la son, a su manera, pero los 30 algo tienen de non plus ultra, como si fueran la frontera en que comenzamos a decir adiós a la juventud para instalarnos de plano en la madurez, lo cual también significa recoger los primeros frutos de lo que sembramos, las consecuencias de ciertas decisiones importantes, y también la posibilidad de recomponer y rehacerse en el transcurso del camino mismo.

A continuación compartimos una lista de libros que si bien pueden leerse a cualquier edad consideramos que tocan algunos temas, experiencias y aspectos particularmente sensibles para la década de los 30. Si los libros son una forma de aprovechar la sapiencia de otros, quizá estos cumplan ese propósito para dicha premisa.

Si tienes otras sugerencias, no dudes en compartirlas con nuestra comunidad en la sección de comentarios.

 

 

Los contemporáneos

Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, Haruki Murakami

La enorme popularidad de Murakami no es casual: hasta cierto punto consiguió captar el “espíritu” de esta época, la esencia de ciertos aspectos: la soledad contemporánea, la dificultad de la relaciones, la extrañeza del individuo frente al mundo.

Encuentra este libro en Amazon

 

Persépolis, Marjane Satrapi

Una mirada al otro radical que sin embargo, cuando se le mira de cerca, no es enteramente extraño.

Encuentra este libro en Amazon

 

Nunca me abandones, Kazuo Ishiguro

Una historia de amor e identidad en clave de novela distópica.

Encuentra este libro en Amazon

 

Los detectives salvajes, Roberto Bolaño

¿Qué es ser joven en una sociedad en vías de desarrollo? ¿Qué es dejar de serlo y darse cuenta de que las promesas de la edad adolescente poco a poco se convierten en otra cosa con el paso de los años?

Encuentra este libro en Amazon

 

Dientes blancos, Zadie Smith

Una historia de amor según sucede (cuando sucede) en medio de muchas de las vicisitudes contemporáneas –porque quizá el gran tema de los 30 años, ya lo descubrirás, es el amor y sus dificultades.

Encuentra este libro en Amazon

 

El Buda de los suburbios, Hanif Kureishi

Aunque fue publicada originalmente en 1990 y los hechos narrados pertenecen a los últimos años de la década de 1970 y los primeros de 1980, la novela de Kureishi es otro buen retrato del paso hacia la edad adulta en las circunstancias de nuestro tiempo, que guarda cierta semejanza con el paso del rock psicodélico al new wave en la escena londinense.

Encuentra este libro en Amazon

 

La maravillosa vida breve de Óscar Wao, Junot Díaz

¿Es posible, ahora, ser un héroe? ¿Es posible en un país en donde uno es un inmigrante? ¿Es posible con todos los pronósticos en contra?

Encuentra este libro en Amazon

 

Verde Shanghai, Cristina Rivera Garza

Una de las formas posibles de ser mujer en el siglo XXI parece contarse mejor cuando a manera de telón de fondo se cuenta la historia de una inmigrante china en el México de la primera mitad del siglo XX.

Encuentra este libro en Amazon

 

Desgracia, J. M. Coetzee

Una novela para darse cuenta de hasta dónde la pasión puede ser negatividad pura –a contracorriente del discurso hegemónico, en el que incluso perversiones como el sadomasoquismo de 50 Shades of Grey ocurren en un ambiente controlado, higiénico, de común acuerdo.

Encuentra este libro en Amazon

 

 

Los clásicos

El mito de Sísifo, Albert Camus

El libro clave para entender que el absurdo de la vida es, paradójicamente, el punto de inicio para construir el sentido y propósito de la existencia.

Encuentra este libro en Amazon

 

Crimen y castigo, Fiódor Dostoievski

Un joven estudiante cree que le espera un destino tan grande como el de Napoleón y Mahoma, pero la realidad de sus condiciones le tiene reservado otro fin.

Encuentra este libro en Amazon

 

El principito, Antoine de Saint-Exupéry

Una fábula maravillosa que quizá por el diminutivo de su título creemos que está reservada a los niños; sin embargo, no es así. Con una genialidad bastante singular en la historia de la literatura, Saint-Exupéry escribió una historia que siempre nos enseña algo respecto del momento de vida en que nos encontramos.

Encuentra este libro en Amazon

 

El proceso, El castillo; Franz Kafka

Dos historias distintas pero de algún modo gemelas que hacen una metáfora de los mecanismos de la sociedad que el poder necesita para mantenerse funcionando.

Encuentra este libro (El proceso) en Amazon

Encuentra este libro (El castillo) en Amazon

 

El guardián entre el centeno, J. D. Salinger

Uno de los mejores libros para despedir la juventud.

Encuentra este libro en Amazon

 

En busca del tiempo perdido, Marcel Proust

Sí, sabemos que es una tarea titánica (la novela consta de siete tomos), pero te aseguramos que los últimos veintitantos son una de las mejores edades para emprender esta lectura. Existencialmente, es una buena forma de comenzar a ver lo que se aproxima: si alguien supo diseccionar la vida secreta de las emociones, ese fue Marcel Proust.

Encuentra este libro en Amazon

 

El gran Gatsby, Francis Scott Fitzgerald

Un relato breve que revela más de lo que dice sobre la transformación del amor una vez que los desenfrenos de los años jóvenes han pasado.

Encuentra este libro en Amazon

 

Walden, o la vida en los bosques, Henry David Thoreau

Aunque parece improbable que este libro empuje a alguien a dejarlo todo para vivir en los bosques (como hizo el autor), creemos que al menos sí servirá para mostrar la posibilidad de otra forma de vida, al margen de los imperativos sociales.

Encuentra este libro en Amazon

 

Hamlet, Otelo, El rey Lear, William Shakespeare

Los 20 son una gran época para leer las tragedias más importantes de Shakespeare. Algunos encontrarán ahí ciertas respuestas, otros muchas preguntas.

Encuentra este libro en Amazon

 

Poesía del Siglo de Oro

Descubrir la poesía del Siglo de Oro en esta edad es reconocer la grandeza y amplias posibilidades de nuestro idioma. Con Quevedo se aprende que el español sirve para hablar elevadamente del amor, y también de la mierda; con Góngora, que el nuestro puede ser un idioma en el límite de lo indescifrable; con Sor Juana, que con las palabras es posible construir laberintos; con Garcilaso, que contamos con un lenguaje luminoso, límpido.

Encuentra este libro en Amazon

 

"Piedra de sol", Octavio Paz

Una especie de vuelta al mundo: en este poema, Paz recorre temas como el amor, la fraternidad, las formas (y prohibiciones) del erotismo, y la vida misma. Al respecto recomendamos este podcast en que Eduardo Casar (poeta él mismo y profesor universitario) explica tanto "Piedra de sol" como "Muerte sin fin", de José Gorostiza, ambos poemas de largo aliento.

 

Lolita, Vladimir Nabokov

Un libro que admite muchas lecturas, pero que quizá tiene como principal tema el hecho de que el deseo es así: eventualmente emerge, sin importar las trabas que lo contienen.

Encuentra este libro en Amazon

 

Los teóricos

La repetición, Søren Kierkegaard

Otro buen libro que nos prepara para la siguiente década. Kierkegaard nos hace ver que “la existencia, esto es, lo que ya ha existido, empieza a existir ahora de nuevo”.

Encuentra este libro en Amazon

 

La intimidad como espectáculo, Paula Sibilia

Si bien han ocurrido muchas cosas desde que Paula Sibilia escribió este libro muchas de sus tesis se mantienen, en especial aquellas que se refieren a la transformación de la vida personal tanto en un espectáculo como en una mercancía que otros aprovechan.

Encuentra este libro en Amazon

 

Teoría del cuerpo enamorado, Michel Onfray

Onfray cuenta la historia del deseo erótico según ha fluido en el pensamiento filosófico, con la defensa de una visión más epicúrea y libre del amor y la sexualidad.

 

La agonía del Eros, Byung-Chul Han

Quizá uno de los filósofos contemporáneos que mejor han diseccionado la cultura actual. De manera aparentemente breve y sencilla este autor de origen coreano y formado en Alemania habla del amor, el cansancio, la transparencia y algunos otros síntomas de nuestras sociedades.

Encuentra este libro en Amazon

 

  

Los extravagantes

Ka, Roberto Calasso

Una ventana a la mitología hindú, que para la mente occidental es como una de esas zonas del universo que conocemos en sus detalles más mínimos y aun así nos fascinan e impresionan.

Encuentra este libro en Amazon

 

Diccionario jázaro, Milorad Pavic

Quizá el único libro en la historia de la literatura que de verdad puedes abrir en cualquier página y a partir de ahí seguir.

Encuentra este libro en Amazon

 

La mano de la buena fortuna, Goran Petrovic

Una fábula maravillosa para conservar la posibilidad de la imaginación aun con el cambio de década.

Encuentra este libro en Amazon

 

El libro del desasosiego, Fernando Pessoa

Sí, quizá es melancólico y hasta un poco desolador, pero también puede ser una de esas tablas que se necesitan en medio de un naufragio. No porque los 30 lo sean, pero…

Encuentra este libro en Amazon

 

Ficciones, El Aleph, Historia de la eternidad, Discusión; Jorge Luis Borges

Los años pasan y la obra de Borges continúa siendo extravagante. Sus temas, su imaginación desbordada (y desbordante), su forma tan original de hacer que el lector dude de su propia realidad.

Encuentra este libro (Ficciones) en Amazon

Encuentra este libro (El Aleph) en Amazon

Encuentra este libro (Historia de la eternidad) en Amazon

Encuentra este libro (Discusión) en Amazon

 

El libro vacío, Josefina Vicens

Otro gran tema que descubres en los 30: que nadie hace de una sola vez y en el primer intento aquello que quiere. Que hay que empezar con algo, sin importar que esto “fracase” (si tal cosa existe). Y esta novela de Vicens retrata eso a la perfección.

Encuentra este libro en Amazon

 

Palinuro de México, Fernando del Paso

Parece posible que la obra de la generación del llamado “boom” y el realismo mágico caduque, salvo algunos pocos títulos. Así es la literatura y el gusto literario. Curiosamente, tal vez sí sobreviva la de un autor al que se incluyó poco dentro de dicho movimiento, por más que contara con todos los requisitos necesarios: Fernando del Paso. 

Encuentra este libro en Amazon

 

También en Pijama Surf:

"Los libros rompen las ataduras del tiempo": el elogio de Carl Sagan a la cultura escrita que no pierde vigencia

Leer a Dostoievski es como descubrir el amor o ver el mar por primera vez, es perder la inocencia ante la vida: Orhan Pamuk

El viaje del Principito por siete planetas y cuál es la enseñanza en cada uno

Kafka y la condena de la salud: ¿se puede amar en la enfermedad?

Salinger, Murakami y la secreta hermandad de los introvertidos

5 enseñanzas vitales que obtendrás al leer "El guardián entre el centeno"

¿Qué se necesita para leer a Proust?

5 libros para conocer a Roberto Calasso, uno de los grandes pensadores de nuestra época

 

Imágenes: The Dreamers (Bernardo Bertolucci, 2003) y After Hours (Martin Scorsese, 1985)