*

X
Mujer australiana muestra con gran frescura cómo en Instagram casi todo es fake y mayormente ridículo

En una cultura obsesionada por las celebridades, a veces no nos damos cuenta lo ridículo que es el culto a la imagen. Las celebridades hacen cualquier cosa para capitalizar su imagen y los fans, embelesados, rinden tributo y desean ser como las estrellas sin reparar en que las imágenes que muestran y las actitudes que toman son completamente irreales o absurdas. Es algo así como un estado de hipnosis masivo.

La comediante australiana Celeste Barber ha realizado una serie de imágenes hilarantes, consciente de cómo se utilizan las imágenes "sexys" para manipular a los consumidores, particularmente en Instagram donde todo es supuestamente muy casual y donde los usuarios pueden tener acceso a la fabulosa vida cotidiana de las celebridades --o donde cualquiera que logre aparentar tener el look de una celebridad se convierte en una celebridad. Las recreaciones de Barber en su propia cuenta de Instagram de algunas de las fotos más ridículas de las celebridades mostrando su sensualidad o simplemente fotografiando lo más inane de sus vida pero bajo el filtro de lo fabulosas que son se han ganado las risas de miles de usuarios, que ven refrescado este acto de consumir imágenes en redes sociales que de suyo es un tanto ridículo.

"Las personas están obsesionadas con las celebridades y las celebridades parecen estar obsesionadas con representar papeles de personas ordinarias... así que pensé, si esto es lo que todos hacen, entonces yo también lo voy a hacer", dice Barber.  

 

 

Screen shot 2016-07-20 at 10.16.11 AM

 

Screen shot 2016-07-20 at 10.18.21 AM Screen shot 2016-07-20 at 10.16.32 AMScreen shot 2016-07-20 at 10.15.33 AM

 

Screen shot 2016-07-20 at 10.22.01 AM Screen shot 2016-07-20 at 10.20.58 AM

Screen shot 2016-07-20 at 10.24.11 AM

Te podría interesar:
Confirman red china de espionaje cibernético que ha infiltrado información confidencial en 1,425 computadoras

Investigadores del Information Warfare Monitor (IWM) confirmaron que una red cibernética de espionaje, operada desde China, ha intervenido infromación de 1,295 computadoras alrededor del mundo. Documentos clasificados de computadoras civiles y guebrnamentales localizadas en 103 países, incluidas las PC´s de la OTAN, de al menos una decena de embajadas, de los ministros del exterior de ocho países, bancos, y agencias de seguridad.

La investigación del IWM comenzó por denuncias de exiliados tibetanos alertando de infiltraciones a sus sistemas operativos y archivos de documentos digitalizados. Esta organización, con sede en Otawwa, Canadá, descubrió una compleja y fantasmal red de espinonaje internacional operada desde computadoras en Beijing y otras ciudades de China. El software espía es comocido como GhostNet, y permite a los hackers un control permanente, y a tiempo real, de toda información incluida en el hardware sometido. Los expertos que han detectado esta operación, sin encontrar el modo de frenarla, advirtieron que semanalmente doce computadoras son intervenidas para agregarlas a la red. El criterio de selección de las víctimas parece ser uniforme: computadoras que archiven información política o financiera de alta relevancia.

Hace un par de años, Jonathan Evan, Director General del MI5 (servicio de inteligencia británico) alertó a 300 negocios británicos sobre los cyber ataques que estaban recibiendo por una red de hackers chinos. Recientemente el embajador de China en Inglaterra declaró que no existe ninguna prueba de que su gobierno este tras GhostNet. Sin embargo, son mcuchos los países occidentales que temen una eventual infiltración másiva a los sistemas de seguridad de la Unión Europea, Estados Unidos, y algunos países de Latinoamérica y Medio Oriente, por parte de hackers chinos respaldados por entidades gubernamentales en busca de su consolidación estratégica como principal fuerza política y militar.

Vía Times