*

X

Descubren galaxia fantasma compuesta de 99.99% de materia oscura

Ciencia

Por: Pijamasurf - 08/26/2016

Una nueva muestra del misterio de la materia oscura: vivimos entre galaxias fantasmas

El universo es más misterioso de lo que podemos imaginar y cada día la ciencia descubre nuevos fenómenos cósmicos que desafían nuestro entendimiento de la realidad.

Esta semana se dio a conocer el descubrimiento de la que ha sido llamada una "galaxia fantasma", más o menos de la misma magnitud que la nuestra pero formada de un 99.99% de materia oscura. La galaxia ha sido llamada "Libélula 44" y se encuentra relativamente cerca, a 300 millones de años luz en el cúmulo Coma, pero había pasado desapercibida justamente por lo difícil que es detectarla, ya que no refleja luz ni tiene materia como la conocemos. Aunque esta galaxia sí tiene algunas estrellas normales, tiene un 0.01% menos que la nuestra. Se trata de un inmenso fantasma que sabemos que está ahí por sus efectos gravitacionales. 

Observando el movimiento de las estrellas, un equipo de la Universidad de Yale notó que había ciertas anomalías que sólo podían explicarse por la influencia de materia que no puede ser detectada por medios ordinarios.

Los científicos buscan otras galaxias fantasmas más cercanas para poder tal vez encontrar una hipotética partícula de materia oscura. Lo cierto es que actualmente no entendemos qué es la materia oscura, pese a que forma el 27% de la materia del universo, según cálculos recientes. Las cosas se ponen más extrañas todavía por el hecho que el 68% del universo está hecho de la llamada energía oscura, que va empujando a las galaxias como si fuera una fuerza antigravitacional. La materia normal, compuesta de electrones y protones que conforma la materia sólida, es de alguna manera el verdadero fantasma en este universo donde reinan el vacío y las fuerzas invisibles. 

Científicos confirman posibilidad de megaestructura extraterrestre en el espacio

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/26/2016

El misterioso comportamiento de una estrella que altera su luminosidad en patrones irregulares deja perplejos a los científicos; la teoría de que podría ser un masivo proyecto de ingeniería extraterrestre gana tracción

Hace 1 año se dio a conocer el extraño comportamiento de una estrella que parece estar alterando su brillo casi como si tuviera un "dimmer". La estrella, que lleva el nombre poco glamuroso de KIC 8462852, se encuentra en la constelación del Cisne a unos mil 500 años luz y llega a disminuir su luminosidad hasta en un 20% en sólo algunos días, algo completamente irregular. A partir de estas observaciones realizadas por el telescopio Kepler se han generado numerosas hipótesis, entre ellas la posibilidad de que se trate de una "megaestructura" extraterrestre, similar a la hipotética esfera de Dyson: una estructura artificial construida para utilizar la energía de una estrella. 

La especulación en el último año ha hecho que se considere científicamente la posibilidad de que se trate de una estructura extraterrestre, algo que es sumamente raro, ya que la mayoría de la especulación extraterrestre no proviene de científicos o viene solamente en el sentido de la posibilidad estadística de que exista vida extraterrestre, pero no investigando puntualmente un objeto específico.

La estrella en cuestión, también llamada "la estrella de Tabby" en honor a la astrónoma de la Universidad de Yale Tabetha Boyajian, quien fue la primera en alertar sobre su extraño comportamiento, suele seguir un misterioso patrón de disminuir un 20% su brillo para luego volver a cobrar su luminosidad habitual y después volver a opacarse en las semanas subsecuentes. Este patrón sugiere que el oscurecimiento no se debe a un planeta en órbita.

Una de las teorías especulaba que se podía tratar de una nube de cometas interfiriendo con la luz de "Tabby", pero esto ha sido descartado. En el último año se han considerado diversas teorías, incluidos errores en las observaciones, y aun así no se ha logrado una explicación convincente.

Se mantiene aún la teoría de que una civilización extraterrestre más avanzada ha construido un gigantesco panel solar (o algo por el estilo) para alimentarse de la energía de esta estrella.

Evidentemente existe la posibilidad de que simplemente se trata de algo que no conocemos, de un fenómeno natural completamente desconocido, lo cual podría ser tan excitante como la existencia de una civilización extraterrestre --ambas un baño de humildad y asombro ante lo magnífico y misterioso que es el cosmos, más allá del ser humano.