*

X

Donald Trump sugiere posible asesinato de Hillary Clinton

Política

Por: pijamasurf - 08/10/2016

Nuevas declaraciones de Trump pueden calificar como una amenaza de muerte

Al parecer Donald Trump ha llegado a su punto más álgido en la campaña presidencial estadounidense, luego de hacer lo que ha sido interpretado como una sutil amenaza de muerte o también como "terrorismo estocástico".

En un acto de campaña en Carolina del Norte, Trump habló sobre el tema del control de las armas y señaló que Hillary pretende revocar el derecho a portar armas que está instituido por la segunda enmienda de la Constitución: "Hillary esencialmente quiere abolir la Segunda Enmienda. Y si logra elegir sus jueces no habrá nada que puedan hacer. Aunque la gente que apoya la Segunda Enmienda… quizá sí haya algo qué hacer, no lo sé. Pero les diré algo. Ese será un día horrible".

Ante estas palabras se desataron una serie de reacciones que incluyeron una severa condena de parte del campamento de Hillary,  quien acusó a Trump de fomentar la violencia. Numerosos medios en Estados Unidos han escrito editoriales reprobando las declaraciones y el New York Times llamó incluso al Partido Republicano a pronunciarse. 

Por su parte, Trump desestimó las declaraciones y mantuvo que aludía a que la gente de la Segunda Enmienda se uniría políticamente para hacer algo al respecto. 

Aunque algunas personas señalan que las declaraciones no fueron hechas en un tono serio es indudable que son al menos irresponsables, siendo que se está refiriendo a personas que tienen armas y que sienten que su derecho es llevarlas a todas partes, un grupo de población altamente manipulable --como lo son la mayoría de los seguidores de Trump-- y que tiene una cierta inclinación a la violencia. Por ello se acusa a Trump de "terrorismo estocástico": esto es definido como el uso de los medios de comunicación para incitar actos de violencia de actores aleatorios, algo así como provocar que un individuo actúe violentamente de manera impredecible.

Te podría interesar:

Bolivia planea abandonar calendario gregoriano (y por qué eso es una buena idea)

Política

Por: pijamasurf - 08/10/2016

Evo Morales propone cambiar el año al 5,524 e instaurar un calendario más conectado con la naturaleza

El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo en una reciente celebración por el año nuevo de los indígenas aimaras que su país podría dejar el calendario gregoriano, al cual considera "impulcro". Bolivía debería "retomar el calendario ancestral como parte de la reconstrucción de su identidad", comentó el mandatario.

Las declaraciones surgieron durante el solsticio de invierno que también marca el día del Año Nuevo del calendario lunisolar de los aimaras, el cual es un día festivo nacional. Morales propone incorporar un calendario de 13 meses de 28 días al que considera más armónico, e instaurar el año 5,524.

El día del solsticio de invierno ha sido tradicionalmente celebrado por diferentes culturas como el día de Año Nuevo; según algunos investigadores la Natividad de Jesús es celebrada el 25 de diciembre justamente por su cercanía con el solsticio de invierno (en el hemisferio norte), que marca el renacimiento simbólico del Sol.

En su libro Present Schock, el teórico de medios Douglas Rushkoff analiza los efectos de vivir con patrones de tiempo artificiales disociados del tiempo de la naturaleza. Yomando de los griegos, Rushkoff señala que existen dos tipos de tiempos, el tiempo de "Cronos" --eminentemente cuantitativo, donde "el tiempo es dinero"-- y el tiempo de "Kairos" --el tiempo cualitativo, y apunta que vivir conforme a ciclos naturales es importante para contrarrestar los efectos de aislamiento de la tecnología moderna. 

Un calendario que incorpore la observación de los ciclos lunares favorece la agricultura y en general la contemplación de ciclos cósmicos más cercanos, lo que posibilita una mayor conexión con la naturaleza. En China, por ejemplo, se sigue un calendario lunisolar, lo cual parece una mejor opción que el calendario gregoriano si se considera más importante la salud que la economía.