*

X

Donald Trump sugiere posible asesinato de Hillary Clinton

Política

Por: pijamasurf - 08/10/2016

Nuevas declaraciones de Trump pueden calificar como una amenaza de muerte

Al parecer Donald Trump ha llegado a su punto más álgido en la campaña presidencial estadounidense, luego de hacer lo que ha sido interpretado como una sutil amenaza de muerte o también como "terrorismo estocástico".

En un acto de campaña en Carolina del Norte, Trump habló sobre el tema del control de las armas y señaló que Hillary pretende revocar el derecho a portar armas que está instituido por la segunda enmienda de la Constitución: "Hillary esencialmente quiere abolir la Segunda Enmienda. Y si logra elegir sus jueces no habrá nada que puedan hacer. Aunque la gente que apoya la Segunda Enmienda… quizá sí haya algo qué hacer, no lo sé. Pero les diré algo. Ese será un día horrible".

Ante estas palabras se desataron una serie de reacciones que incluyeron una severa condena de parte del campamento de Hillary,  quien acusó a Trump de fomentar la violencia. Numerosos medios en Estados Unidos han escrito editoriales reprobando las declaraciones y el New York Times llamó incluso al Partido Republicano a pronunciarse. 

Por su parte, Trump desestimó las declaraciones y mantuvo que aludía a que la gente de la Segunda Enmienda se uniría políticamente para hacer algo al respecto. 

Aunque algunas personas señalan que las declaraciones no fueron hechas en un tono serio es indudable que son al menos irresponsables, siendo que se está refiriendo a personas que tienen armas y que sienten que su derecho es llevarlas a todas partes, un grupo de población altamente manipulable --como lo son la mayoría de los seguidores de Trump-- y que tiene una cierta inclinación a la violencia. Por ello se acusa a Trump de "terrorismo estocástico": esto es definido como el uso de los medios de comunicación para incitar actos de violencia de actores aleatorios, algo así como provocar que un individuo actúe violentamente de manera impredecible.

Masacre en club gay de Orlando: homofobia, control de armas y terrorismo solitario

Política

Por: pijamasurf - 08/10/2016

La más terrible masacre a mano armada en Estados Unidos fue también un crimen homofóbico; el atentado llama a reflexionar sobre las laxas leyes que regulan las armas en Florida

La mascare ocurrida en el club gay Pulse en Orlando ha dejado a por lo menos 49 muertos y más de 50 heridos, en lo que es considerado ya el más sangriento atentado con armas de fuego en la historia de Estados Unidos. Este atroz crimen ha generado una discusión polarizada sobre diversas cuestiones políticas y sociales, como las leyes de control de armas, los inmigrantes musulmanes y la homofobia. 

La masacre ocurrió la madrugada del domingo en el club Pulse, cuando el asaltante Omar Mateen abrió fuego con un rifle de asalto asesinando a una multitud compuesta en su mayoría de latinos, particularmente puertorriqueños. Según ha declarado el gobierno de Estados Unidos existen indicios de que Mateen se "autorradicalizó" en línea, y si bien el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL por sus siglas en inglés) se ha atribuido el ataque y en el último momento el atacante afirmó su afiliación, al parecer sus nexos con ISIL son sólo de "inspiración". "Parece que el asesino se inspiró en información extremista que estaba siendo distribuida en línea", dijo Obama, pero agregó que no existen indicios hasta el momento de que el atentado haya sido dirigido o parte "de un plan más grande".

Sobre el tema del arma, Obama dijo que "parece que pudo obtener estas armas legalmente ya que no tenía un registro criminal que de alguna manera le prohibiera adquirirlas". El tema es especialmente candente debido a la polémica por las laxas leyes que existen en Florida, que hacen que sea muy fácil comprar armas en este estado. 

Asimismo, el gobierno de Obama mencionó una probable marcada conducta homofóbica en Mateen, lo que para algunos convierte al crimen también en un crimen de "odio" en contra de la comunidad gay. El padre de Mateen ha declarado que en un episodio anterior el haber visto a "dos hombres gay besándose" lo hizo enfurecer, por lo que esto podría ser un motivo de lo que ocurrió. Todo esto se exacerba por descripciones que señalan que el asesino, que luego murió cuando la policía intentaba capturarlo, estaba riendo frenéticamente mientras disparaba.

Obama fue cauteloso sobre la homofobia y dijo que "no sabemos los motivos aún", por lo que no se deben vincular la homofobia, la intolerancia y la ideología jihadi. Aunque mencionó que "organizaciones nihilistas radicales" han "pervertido el Islam" al atacar a personas homosexuales. "Así que claramente existen conexiones entre las actitudes de una organización como esta y sus actitudes en torno a la tolerancia, el pluralismo y la creencia de que las personas deben tratarse de la misma manera sin importar su orientación sexual". En suma, Obama parece querer decir que el Islam no se opone a la comunidad LGBT ni promueve la violencia en contra de los homosexuales, pero organizaciones radicales que han perdido su integridad moral y se sumen al nihilismo atentan contra ellos, aunque no sólo es ISIL.

The Guardian publicó un editorial sobre este tema, señalando: "La homofobia está viva y es literalmente mortal en Estados Unidos" y cuestionó la reticencia de diversas organizaciones de noticias y periodistas en dicho país y en Gran Bretaña a llamar el crimen "homofóbico". Esto en contraste con la tendencia que se tiene a reaccionar sin miramientos ante cualquier crimen catalogándolo de "terrorismo". 

Hillary Clinton y Donald Trump, precandidatos a la presidencia, tuvieron reacciones divergentes. Clinton hizo énfasis en la necesidad de legislar para pasar leyes más estrictas de control de armas en Florida. Por otro lado, Trump se jactó de haber pedido antes de este crimen que se prohibiera el acceso a inmigrantes musulmanes --aunque el asesino nació en Nueva York, y añadió que cree que Obama podría usar el atentado para favorecer su agenda política.