*

X

El adorable pero letal gato de las arenas reaparece después de 10 años

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 08/09/2016

Este letal depredador de rostro adorable no toma agua, bebe sangre

Según reporta la revista New Scientist, por primera vez en 10 años se ha captado en cámara al elusivo gato de las arenas (Felis margarita), un pequeño felino que parece un adorable gato, como el que podrías tener de mascota, sólo que es un temible depredador capaz de alimentarse de venenosas serpientes y rehuye todo contacto humano. La característica más llamativa de este gato, también llamado gato del desierto o de las dunas, es que no necesita tomar agua, la obtiene de la sangre de sus víctimas, lo cual le permite rondar por áreas inhóspitas lejos de fuentes de agua.

w704

El gato de las arenas es sumamente furtivo y generalmente sólo ha sido avistado en las noches --en las que caza. Tiene un pelambre especial en las orejas y en sus garras que le permite evitar que se le meta la arena, lo cual es bastante útil si vives en los inmensos desiertos de África y Medio Oriente, aunque también habita en otros desiertos sin que se haya podido estudiar bien a bien. Su rostro, seguramente irresistible para los amantes de los gatos, delata en su aspecto de zorro una inteligencia feroz poco común.

Se considera que estos felinos están cerca de entrar en peligro de extinción, sin embargo, ello no se sabe bien por lo difícil que son de estudiar; los intentos que se han registrado para domesticarlos han sido terribles y lastimosos fracasos. Si es que hay espíritus libres, son estos gatos. 

Persian_sand_CAT

El reciente avistamiento, cuyas imágenes pueden verse aquí, ocurrió en un área protegida en Abu Dabi.

El raro momento en el que un pez se queda atrapado en una medusa o en el que una medusa se ve poseída por un organismo externo que controla sus movimientos

Parece una criatura fantástica o una caricatura, un extraño compuesto, un pez burbuja en el fondo del mar. Esta rarísima imagen fue captada por el fotógrafo australiano Tim Samuel mientras buceaba en la famosa Byron Bay.

De alguna manera un pez confusamente logró meterse en la "bolsa" de una medusa y se quedó deambulando y controlándola con sus movimientos por un rato, creando un extraño y espectacular fenómeno para Samuel, quien dijo nunca haber presenciado algo así. Por supuesto, si para el pez debe haber sido muy confuso estar dentro de una medusa, aún más para este gelatinoso animal del phylum de los Cnidaria, quien se vio hackeado por una fuerza externa.

fish-trapped-inside-jellyfish-3

Aunque el evento es intrascendente y mayormente anecdótico, las imágenes de Samuel se han viralizado al punto de que ha sido entrevistado por CNN y National Geographic, entre otros sitios. Al parecer la humanidad está ávida de distraerse en hermosas curiosidades como esta. 

fish-trapped-inside-jellyfish-4

fish-trapped-inside-jellyfish-5