*

X

Esta imagen explica la capacidad sobrehumana de Michael Phelps (FOTO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 08/16/2016

Un cuerpo que va más allá de lo humano ha sido clave para forjar la leyenda de Michael Phelps

Sin duda, hoy en día muchos de nosotros identificamos el nombre de Michael Phelps no por los actuales Juegos Olímpicos de Río 2016 sino más bien por los que se celebraron hace 8 años en Beijing, durante los cuales Phelps se convirtió en el campeón indiscutible de la natación al conseguir ocho medallas de oro (siete en pruebas individuales) y superar de esa manera al legendario Mark Spitz, quien en Munich 1972 había conseguido siete.

Ese tiempo que tardó en caer el récord de Spitz sugiere que seres humanos así, con semejante capacidad para cierto deporte, tienen literalmente mucho de extraordinario y surgen sólo de vez en vez, para asombro del resto.

Esta hipótesis podría tener una elocuente comprobación en esta fotografía recién publicada por la agencia Associated Press, en la cual se observa con detalle la singularidad del cuerpo de Phelps. 

Destaca de inmediato la flexibilidad de sus miembros y también el alcance de éstos, y en un segundo vistazo podemos apreciar el tamaño de sus manos, que cabe calificar de desproporcionadas si las comparamos con el resto del cuerpo. 

Según han reportado distintos medios (entre ellos la revista especializada Scientific American) la apertura de brazos de Phelps tiene una longitud aproximada de 2m, mientras que el tamaño de sus pulmones es del doble de un ser humano promedio. Junto con su altura y la medida de sus pies, estos son los factores anatómicos sin los que no sería el gran atleta en que se convirtió.

 

También en Pijama Surf: 

¿Así se verán las instalaciones de los Juegos Olímpicos de Río en algunos años? (FOTOS)

Actualmente para dar positivo en marihuana un atleta olímpico tendría que ser un consumidor "dedicado"

Las mujeres son tan misóginas como los hombres, según este estudio

Sociedad

Por: pijamasurf - 08/16/2016

Estudiando posts que se refieren de manera agresiva a las mujeres y que califican como "abuso en línea", un think tank notó que las mujeres son tan misóginas como los hombres en su comportamiento en línea

Entre los diversos escollos a los que se enfrenta una mujer para encontrar una igualdad de oportunidades y una libre expresión de su propia identidad, uno de los más insidiosos es la internalización de la mirada masculina o la apropiación del lenguaje masculino a su propio discurso. Esto principalmente se da en la percepción objetificante y sobesexualizada del cuerpo femenino, el cual se convierte en un objeto de poder o de humillación.

Un nuevo estudio realizado por el think tank Demos en Twitter mostró que 50% de los posts con un contenido misógino son generados por mujeres. Demos monitoreó esta red social por 3 semanas y encontró más de 200 mil posts agresivos dirigidos a más de 80 mil personas. 

El investigador Alex Krasodomski-Jones señaló que la investigación se enfocó en Twitter por razones de la disponibilidad de la data (Twitter es más generoso en este sentido que Facebook), pero que consideran que este tipo de misoginia existe en todas las redes sociales y es de hecho un gran problema ya que "constituye una experiencia traumática para las mujeres".

El estudio global tuvo la sutileza de distinguir aquellos posts realmente agresivos de aquellos sólo conversacionales y analizó el uso de palabras como "whore" o "slut" (el equivalente en español sería "puta" o "perra").

La BBC agrega a esto que otra investigación hecha en 2014 por la marca Dove notó que de los más de 5 millones de tweets negativos sobre la belleza y la imagen corporal, 80% provenían de mujeres. Esto parece ilustrar la noción de que la mirada masculina ha sido adoptada de una manera competitiva por muchas mujeres, quienes ven la belleza como una competencia dentro de una dinámica de presión social.

Evidentemente esto habla de la necesidad de una reeducación de la autopercepción entre las mujeres, aunque claro que la causa inicial de todo esto no yace en las mismas mujeres sino en la cultura patriarcal que sigue predominando.