*

X

Esta útil infografía explica a detalle los efectos en el cuerpo de los 9 tipos de drogas que existen

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 08/24/2016

¿Exactamente qué efectos tienen los opiáceos, la marihuana, los estimulantes o los alucinógenos en tu organismo? Esta infografía tiene la respuesta

A pesar de que aún existen incontables tabués alrededor del consumo de sustancias, es importante recordar que esta práctica es tanto milenaria como masiva. Y sin detenernos en las consideraciones morales, éticas o ideológicas que puedan surgir alrededor de esto, lo que parece en cambio indiscutible es que la desinformación es la principal y más objetiva amenaza que enfrenta un consumidor. 

Por eso es fundamental que si alguien decide ejercer su libre albedrío y consumir alguna sustancia al menos lo haga de manera responsable, lo cual comienza por informarse un poco acerca de la composición, los efectos e idealmente del contexto histórico de la misma. Precisamente relacionado con el segundo de estos rubros, los efectos que una determinada sustancia detona en la mente y cuerpo de una persona, encontramos esta pieza infográfica que podría resultar bastante útil.

En este caso las sustancias se dividen en nueve géneros o familias: Alcohol, Marihuana y similares, Opiáceos, Depresivos, Inhalantes, Disociativos, Alucinógenos y "Club drugs" (en alusión a sustancias que suelen consumirse en clubes nocturnos, por ejemplo el MDMA o ecstasy). En contraste con esta segmentación de sustancias se incluye una larga lista de efectos, divididos a su vez en Corporales, Mentales/Emocionales, Cognitivos, Conductuales, Energéticos y Perceptivos. 

Correlacionando ambos ejes podemos saber, por ejemplo, qué sustancias te dilatan las pupilas o te pueden detonar paranoia, cuáles te tensan los músculos o te desiniben socialmente, cuáles te debilitan físicamente o cuáles te energetizan. Desafortunadamente la infografía sólo la encontramos en inglés, pero con un poco de suerte y de algún traductor en línea, no deberías de tener problemas para entender los potenciales efectos de una sustancia específica.

 
Te podría interesar:

Los videos de Ben Ridgway tienen que ser los más psicodélicos que has visto

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 08/24/2016

Los videos de Ridgway son artefactos para explorar el espacio interno y captan la la esencia de los viajes psicodélicos en imágenes

Ben Ridgeway es un animador digital de lo que el llama "Inner Space Art", se especializa en generar imágenes hipnagógicas y psicodélicas muy estimulantes. Sus videos pueden considerarse artefactos para establecer exploraciones de los mundos internos. 

 

En su último video Ridgeway muestra un flujo similar a las arquetípicas secuencias iniciales de un viaje de DMT, que marcan el cruce del umbral hacia la fortaleza de las entidades que Terence Mckenna describió como "self-transforming machine elves" (elfos mecánico autotransformativos) o lo que los usuarios de DMT Nexus llaman "El Crisantemo", la bóveda cósmica de la geografía triptamínica que marca la entrada al reino, la explosión pura de la conciencia enteógena. Los fractales marcan el camino -como migajas en el bosque del hiperespacio-- hacia el núcleo enjoyado del dios en la máquina. No hay duda que el trabajo de Ridgeway capta la esencia de lo que podemos llamar el "approach" del estado, ese comienzo hipnótico que lleva hacia el insondable corazón del estado psicodélico, y que en este caso nos lleva por una caleidoscópica cuadrilla como por dentro de una máquina tragamonedas, un casino cósmico, lenta y deliciosamente... La experiencia se agudiza si vemos el video en pantalla completa y dejamos de pensar, sólo nos dejamos absorber por la posibilidad del trance.

 Anteriormente habíamos reseñado otra obra maestra de Ridgeway, Cosmic Flower Unfolding,: 

En menos de 2 minutos podemos entrar al corazón de la materia submarina, en donde cobra vida la información de seres que evocan anémonas, dinoflagelados, medusas, moléculas de sal, algas y flores eléctricas y son también mandalas, glifos, arabescos y partículas de un superorganismo que nos recuerda a una especie de fauno marino o una ondina psicodélica cuyo rostro está compuesto de flores azules transparentes y cuyo cuerpo es un portal como la boca abierta del océano. 

El flujo emergente de la animación parece estar sincronizado con un patrón de olas, como la respiració de un mar cibernético o un silencio enteógeno que nos permite escuchar la palpitación de la vida misma, el universo vegetal y mineral con sus secretos. La animación, al final, no es sólo una bella estampa decorativa o una distracción más; cumple la función de revelarnos y hacernos adentrar en la noción de que la materia está hecha de un código, que contiene joyas secretas, y las formas geométricas son un puente de conciencia a la integración de la unidad entre todas las cosas.