*

X

Este lugar en el desierto de Nuevo Mexico evoca las ruinas de un mundo extraterrestre

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 08/21/2016

El "badland" de Bisti/De-Na-Zin, Nuevo Mexico, es uno de los lugares de apariencia más "alienígena" en el planeta, con extrañas y hermosas formaciones rocosas

Quizás sea porque nuestra imaginación está cohabitada por la fantasía de la ciencia ficción, pero existen numerosos lugares en la Tierra que sugieren ser parte de una geografía extraterrestre. Uno de esos lugares donde percibimos una presencia extraña, una diferente organización geológica o incluso la sugestión de un diseño no humano son los "badlands" o tierras baldías de Bisti/De-Na-Zin en Nuevo Mexico, un desolado sitio de increíbles formaciones geológicas que insinúan un paisaje de otro mundo también, algo que igualmente ocurre con su nombre, el cual sin embargo es navajo y significa "entre las formaciones de adobe" (Bisti) y "grullas" De-Na-Zin (se han encontrado petroglifos de grullas en el área).

Bisti/De-Na-Zin  es una extensión de 45 mil acres que colinda con parcelas de tierra de la cultura originaria navajo. Este terreno baldío se caracteriza por su aridez y su riqueza litológica, piedras que han tomado llamativas formas por la acción de la erosión del viento y el agua. Los badlands tienen una composición mixta, generalmente de "cañonescárcavasbarrancos, canales, chimeneas de hadas (columnas de roca con formas en sus picos)", diferentes manifestaciones geológicas que además llegan a tomar ciertos colores ocres, negros, azules oscuros y demás tonos característicos del carbón. 

Curiosamente, en este lugar se filmó la película de 1977 Sorcerer.

 

 

 

 

Las orcas son el primer animal no humano que evoluciona a través de su cultura (VIDEO)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 08/21/2016

Rasgos aprendidos culturalmente se convierten en cambios genéticos, no sólo en el ser humano sino también en el reino animal

Natura es cultura, dicen algunos filósofos, refiriéndose al ser humano. Al parecer esta afirmación puede hacerse también para las orcas, conocidas también como ballenas asesinas, pese a que en realidad tienen más parentesco con los delfines.

Investigadores de la Universidad de Berna, en Suiza, han encontrado que las orcas han alterado su genoma como resultado de ciertas prácticas "culturales" como son distintas estrategias de cacería. Esto es comparable con el desarrollo de genes especiales para tolerar la lactosa en algunas poblaciones humanas luego de que se incorporará a la dieta.

Algunas orcas cazan focas mediante una estrategia de encallar en las playas donde se encuentran dichos mamíferos o de "pastorear" a algunos peces. Según reveló la investigación, las poblaciones de orcas localizadas en ciertas zonas geográficas donde esto ocurre han desarrollado nuevos genes, esto pese a que dichos cetáceos tienen un ancestro en común hace 200 mil años. Lo anterior es el resultado de un aprendizaje cultural entre los jóvenes que acaba reflejándose en los genes de las siguientes generaciones

Según dijo Hal Whitehead de la Universidad de Dalhousie a New Scientist, este descubrimiento sienta un nuevo precedente: "Vemos ahora cómo en las orcas, como también en los humanos, la cultura no sólo es un factor importante en su vida cotidiana, sino que dirige su eveolución genética". Esto, sin embargo, es sólo el primer hallazgo de lo que se espera sea algo difundido en todo el reino animal. La evolución es mucho más flexible e interconectada de lo que pensábamos hace unos años.