*

X

La increíble historia del "hombre de hielo" y su resistencia al frío

AlterCultura

Por: pijamasurf - 08/05/2016

Sus extraordinarias habilidades le han dado fama internacional, pero el "Hombre de hielo" busca que sus habilidades ayuden a entender mejor el funcionamiento del sistema inmune y de la mente humana

Wim Hof nunca fue un tipo normal: nació en 1959 en una pequeña ciudad de Holanda, y desde niño le gustaba caminar sin zapatos por la nieve. Años después Hof, mejor conocido como "The Iceman" o "El hombre de hielo" mantiene algunos de los récords mundiales de resistencia física (26, para ser más exactos) más extremos de todos los tiempos, siendo capaz de mantenerse sumergido en hielo hasta el cuello por más de 1 hora, además de correr maratones en desiertos sin apenas tomar agua.

Pero su éxito y proyección internacional no se deben solamente a una buena genética: desde 2011 Hof ha incursionado en la enseñanza de aprendices a partir de la publicación de su libro Becoming the Iceman, en coautoría con Justin Rosales, uno de sus estudiantes. El pdf puede revisarse aquí gratuitamente. 

The Iceman no es una atracción de circo: se trata de un hombre que se ha dedicado a conocer e investigar su resistencia física y que se ha sometido a lo que parecen ser análisis rigurosos de la comunidad científica. Hof no afirma tener "poderes" especiales para hacer todas estas cosas sino simplemente pide tener una actitud abierta al papel que juega la mente, y en especial la respiración, en la asimilación de energía y en el desgaste sufrido por la misma.

Su método de respiración está basado en técnicas conocidas por los yoguis como "fuego interno". Básicamente consta de una inspiración grande y una expiración que no termina de sacar el aire por completo del cuerpo. Esto genera una reacción de sobreoxigenación luego de algunos minutos, lo cual sirve tanto para mantener la mente despejada como para influir en la forma en que el cuerpo realiza el gasto calórico. Una exigencia interesante de su método es someterse a periódicos baños de agua fría, los cuales, a decir de sus materiales disponibles en línea, ayudan al sistema inmune a hacerse más fuerte y al cuerpo a no perder calor al temblar literalmente de frío. En términos aún más concretos, si quisieras imitar la oxigenación consciente de Hof, podrías realizar esto:

1) Toma una gran bocanada de aire, con fuerza. Relájate un momento, y luego saca el aire por la nariz en respiraciones cortas y rápidas.

2) Toma aire nuevamente y déjalo dentro por unos 10 segundos. Luego vuelve a sacarlo en “powerbreaths”  o exhalaciones vigorosas.

3) Puedes sentir cierto mareo y ver luces brillantes. ¡No temas! Es sólo que tu cerebro está respirando 

Con Hof la barrera entre la mente y el cuerpo deja de existir pues, aunque su explicación es más científica que metafísica, la conexión entre la respiración y la resistencia física recae en el control de las propias preconcepciones acerca del frío, el dolor y otras cosas que la gente aprende a temer desde pequeños. En los cursos que dicta en las montañas de Polonia, la edad no es un factor: Hof imparte talleres donde invita a sus estudiantes a someterse a temperaturas gélidas con mínimo equipo. Estas técnicas incluso le han permitido ascender dos de las montañas más altas del mundo, el Kilimanjaro en África y el Everest, en Asia, con muy poco equipo de seguridad.

Su apertura a ser investigado por la comunidad científica le otorga un voto extra de buena fe, en tanto que un charlatán tal vez no aceptaría gustoso a un montón de científicos echando una ojeada en su sistema circulatorio y nervioso mientras se encuentra sumergido en agua casi congelada. Si no te gusta el frío, probablemente te quede admirar el trabajo de Hof desde la distancia.

El Primer Foro Internacional de los Derechos de la Madre Tierra se celebra en la CDMX del 1 al 3 de junio

AlterCultura

Por: pijamasurf - 08/05/2016

Un evento que llama a discutir temas de ecología, espiritualidad, derecho y arte en relación a la Madre Tierra se celebrará en la Ciudad de México este junio de 2016

Una de las ideas que hemos explorado en los últimos años en Pijama Surf es la noción de que la Tierra es en realidad un organismo viviente o que, al menos, debe considerarse como un ser vivo con los mismos derechos que las personas. Esto, más allá del discurso hippie, con un fin eminentemente práctico. Como han señalado diferentes líderes espirituales y activistas ecológicos en tiempos recientes el problema global del cambio climático y de las olas de extinción y contaminación del medio ambiente es fundamentalmente un problema ético y espiritual, que revela nuestra incapacidad de pensarnos como parte de una madeja de vida que va más allá de nuestra especie y nuestro círculo cercano. En otras palabras, es la incapacidad del ser humano de entender que todas las formas de vida dependen la una de la otra, de tal manera que la Tierra puede considerarse un superorganismo que engloba a todos los demás organismos, lo que hace que nos sea tan fácil destruir el medio ambiente. Es por ello que se necesitan experiencias de interconexión para reafirmar nuestro sentido ecológico y encontrar la inspiración para la acción.

En este espíritu damos a conocer la creación del un festival que tiene como eje central el Primer Foro Internacional de los Derechos de la Madre Tierra, y el cual se celebrará del 1 al 5 de junio en diferentes locaciones en la Ciudad de México. El foro principal se realizará en el Centro Cultural Universitario de Tlatelolco del 1 al 3 de junio y contará con la participación de Leonardo Boff, el teólogo y activista brasileño, quien es una de las voces más lúcidas que nos recuerdan la majestuosa realidad del espíritu planetario (muy en el sentido del gran místico francés Teilhard de Chardin). Además estarán participando Vandana Shiva, de India; Shannon Biggs, de Estados Unidos; Mumta Ito, de Escocia; Saamdu Chetri de Bután, y los mexicanos Alberto Ruz, Laura Kuri, Víctor Toledo y Arnold Ricalde en ejes transversales que cubrirán lo legislativo, lo social, lo científico-ecológico, lo ecopedagógico y lo cultural-espiritual.

El 4 de junio se realizará también un concierto denominado Pachamama Fest con "artivistas" internacionales en la Plaza México. El 5 de junio se instalará una Aldea de Paz en un parque público por anunciarse; ahí se realizarán ceremonias lideradas por representantes de las culturas originarias y se sembrará "un árbol con dos vertientes simbólicas: agradecimiento a la Tierra y el retorno espiritual de aquellos que han sido convertidos en desaparecidos físicos pero que alientan nuestro espíritu".

Los eventos son gratuitos, salvo el concierto musical.

Según explican los organizadores, el "mapa de conversaciones cubre las siguientes coyunturas":

Tierra: efectos de la visión económica sobre el equilibrio ambiental (como la relación minería-agua).

Plantas: el papel de la agricultura en el mundo contemporáneo (como la deforestación y la producción de los organismos transgénicos).

Animales: la presencia en los diferentes ámbitos humanos y el cambio de paradigmas en su relación con el hombre (como las corridas de toros).

Humanos: los derechos imprescindibles, los contextos sociales y los vínculos individuo-comunidad (como los derechos humanos).

 

También en Pijama Surf: Anima mundi, por qué debemos recordar que la Tierra es un ser vivo inteligente