*

X

Leer puede extender tu esperanza de vida por lo menos 2 años

Libros

Por: pijamasurf - 08/09/2016

Si leer es uno de tus hábitos de vida, tienes una alta probabilidad de vivir 2 años más en comparación con personas que no lo hacen

La lectura, lo sabemos bien, conlleva múltiples beneficios, muchos de ellos mentales y de índole cognitiva (fortalece la memoria, mejora nuestras habilidades de lenguaje, favorece la creación de nuevas conexiones neuronales, por mencionar sólo algunos) y también otros de tipo más existencial, por llamarlos de algún modo, referidos éstos a aquello que podemos aprender de los libros respecto de la vida misma.

Sin embargo, un estudio reciente sugiere que el hábito de la lectura también impacta significativamente en la esperanza de vida, al extenderla en al menos 2 años en comparación con personas que no suelen leer.

La investigación se llevó a cabo por académicos de la Universidad de Yale con información de 3 mil 635 personas de más de 50 años de edad, quienes respondieron a un cuestionario que de inicio los dividió en tres grandes grupos a partir de sus hábitos lectura: primero aquellos que leían, pero no libros; en segundo lugar, quienes dedicaban hasta 3 horas y media a la semana a leer libros y, por último, quienes leían libros más de 3 horas y media por semana. Asimismo, esta información se cotejó con otros datos de los participantes como nivel socioeconómico, hábitos de vida, estado de salud, estado de ánimo y estado civil.

Entre otras observaciones, los investigadores notaron que el perfil de los individuos lectores de libros es mayormente de mujeres con estudios universitarios y situadas demográficamente en los sectores de alto poder adquisitivo. Debido a esto, en el análisis se hizo un ajuste para evitar que dicha tendencia afectara las conclusiones.

Hecho esto, la conclusión sugerida fue que las personas que leen libros hasta 3 horas y media por semana tienen un 17% menos probabilidades de morir en los próximos 12 años que quienes no leen libros, y en aquellas que leen más de dicho tiempo la probabilidad aumenta a 23%. Dicho de otro modo, quienes leen libros pueden tener, en promedio, al menos 2 años más de vida.

El estudio estuvo coordinado por Becca R. Levy y sus resultados se publicaron en la revista especializada Social Science & Medicine, y aunque es cierto que no aclara el motivo de este peculiar fenómeno, sin duda da una razón más para tomar un libro, acaso con la esperanza de extender el tiempo de vida y así poder leer todo lo que un lector quisiera.

 

También en Pijama Surf: 33 libros contemporáneos, clásicos y extravagantes para leer antes de que cumplas 30 años

A nadie se le puede obligar a amar: este decálogo defiende el derecho a leer por placer

Libros

Por: pijamasurf - 08/09/2016

Leer por placer, leer porque nos gusta, leer lo que podemos leer, incluso no leer; a inicios de los 90, el escritor francés Daniel Pennac sorprendió con esta defensa de la lectura hedonista y lúdica

A inicios de los 90, el escritor Daniel Pennac sorprendió al medio literario francés con una obra que a primera vista se creería modesta: Como una novela, un ensayo sobre la lectura. El tema, por supuesto, ha sido tratado una y mil veces, y además podría achacársele cierta tendencia hacia la erudición y el elitismo. ¿Escribir sobre leer? ¿No es un poco una reflexión sobreintelectualizada?

Pennac, sin embargo, tomó otra vía, una en la que cualquier lector se reconocerá de inmediato y que está relacionada con el carácter emotivo de la lectura. Leer, es cierto, es una actividad esencialmente intelectual, una que además en los últimos siglos se realiza sobre todo a solas y en silencio. Pero podría decirse que ese es el aspecto superficial de la lectura. No sin cierto romanticismo también es posible hablar de eso que sucede al interior de la lectura, durante, que en uno de sus aspectos abandona la mera intelectualidad y apela de lleno a nuestras emociones. Si bien esta sigue siendo una operación cognitiva, hay en la lectura la capacidad de hacernos sentir, de simpatizar con un personaje, sentir aversión por otro, llorar cuando alguno muere o es lastimado, enojarse, sentir entusiasmo, angustia, ansiedad. La lectura, lo sabe bien el lector, puede despertar casi cualquier emoción.

Ese fue en buena medida el acierto de Pennac. A contracorriente de toda una tradición que solemniza el acto de leer (como hace, por ejemplo, Alberto Manguel involuntaria y acaso incluso inevitablemente, pues leer es también un gran recurso cultural y evolutivo), Pennac optó por recuperar esa condición lúdica de los libros, el amor que puede llegar a rodearlos y que nace espontáneamente –porque no puede ser de otra forma– cuando se descubre con sorpresa todos los dones que la lectura ofrece.

El ensayo completo de Pennac es un gran elogio a la lectura; sin embargo, en su capítulo 57 incluyó un breve decálogo que desde su publicación ha sido como el estandarte no solo del libro mismo sino, en general, de una postura específica con respecto a leer. Escribe Pennac:

En materia de lectura, nosotros “lectores”, nos permitimos todos los derechos, comenzando por aquellos que negamos a los jóvenes a los que pretendemos iniciar en la lectura.

1) El derecho a no leer.

2) El derecho a saltarnos páginas.

3) El derecho a no terminar un libro.

4) El derecho a releer.

5) El derecho a leer cualquier cosa.

6) El derecho al bovarismo.

7) El derecho a leer en cualquier sitio.

8) El derecho a hojear.

9) El derecho a leer en voz alta.

10) El derecho a callarnos.

Pennac, como vemos, defiende una lectura esencialmente hedonista –como también hacía Borges. Leer por el simple placer de hacerlo. Leer porque nos gusta. Leer lo que nos gusta. Leer como podamos y queramos.

Al inicio de su libro el autor dice que el verbo leer es uno de esos pocos verbos que no soportan el modo imperativo, como amar o soñar. A nadie se le puede decir “lee”, de la misma manera que a nadie se le puede ordenar que ame o sueñe. Son, como decíamos antes, acciones espontáneas, que nacen del corazón –sinceramente– o no nacen.

 

También en Pijama Surf:

¿Te cuesta mucho leer clásicos de la literatura? Con esta guía definitiva ya ninguno se te resistirá

"Los libros rompen las ataduras del tiempo": el elogio de Carl Sagan a la cultura escrita que no pierde vigencia