*

X

Leer puede extender tu esperanza de vida por lo menos 2 años

Libros

Por: pijamasurf - 08/09/2016

Si leer es uno de tus hábitos de vida, tienes una alta probabilidad de vivir 2 años más en comparación con personas que no lo hacen

La lectura, lo sabemos bien, conlleva múltiples beneficios, muchos de ellos mentales y de índole cognitiva (fortalece la memoria, mejora nuestras habilidades de lenguaje, favorece la creación de nuevas conexiones neuronales, por mencionar sólo algunos) y también otros de tipo más existencial, por llamarlos de algún modo, referidos éstos a aquello que podemos aprender de los libros respecto de la vida misma.

Sin embargo, un estudio reciente sugiere que el hábito de la lectura también impacta significativamente en la esperanza de vida, al extenderla en al menos 2 años en comparación con personas que no suelen leer.

La investigación se llevó a cabo por académicos de la Universidad de Yale con información de 3 mil 635 personas de más de 50 años de edad, quienes respondieron a un cuestionario que de inicio los dividió en tres grandes grupos a partir de sus hábitos lectura: primero aquellos que leían, pero no libros; en segundo lugar, quienes dedicaban hasta 3 horas y media a la semana a leer libros y, por último, quienes leían libros más de 3 horas y media por semana. Asimismo, esta información se cotejó con otros datos de los participantes como nivel socioeconómico, hábitos de vida, estado de salud, estado de ánimo y estado civil.

Entre otras observaciones, los investigadores notaron que el perfil de los individuos lectores de libros es mayormente de mujeres con estudios universitarios y situadas demográficamente en los sectores de alto poder adquisitivo. Debido a esto, en el análisis se hizo un ajuste para evitar que dicha tendencia afectara las conclusiones.

Hecho esto, la conclusión sugerida fue que las personas que leen libros hasta 3 horas y media por semana tienen un 17% menos probabilidades de morir en los próximos 12 años que quienes no leen libros, y en aquellas que leen más de dicho tiempo la probabilidad aumenta a 23%. Dicho de otro modo, quienes leen libros pueden tener, en promedio, al menos 2 años más de vida.

El estudio estuvo coordinado por Becca R. Levy y sus resultados se publicaron en la revista especializada Social Science & Medicine, y aunque es cierto que no aclara el motivo de este peculiar fenómeno, sin duda da una razón más para tomar un libro, acaso con la esperanza de extender el tiempo de vida y así poder leer todo lo que un lector quisiera.

 

También en Pijama Surf: 33 libros contemporáneos, clásicos y extravagantes para leer antes de que cumplas 30 años

Antes de decodificar el mensaje de un texto, nuestro inconsciente ya tiene una opinión formada acerca de lo que está leyendo

Los caracteres tipográficos están presentes por todas partes, desde libros hasta anuncios publicitarios: es gracias a ellos que podemos comunicarnos mediante mensajes de texto e informarnos en el ecosistema web. Pero como bien sabe cualquier diseñador editorial o gráfico, no todas las fuentes tipográficas sirven para lo mismo ni son apropiadas en cualquier ocasión.

Un caso frecuente es la aversión de los lectores asiduos a la tipografía Comic Sans, que suele ser despreciada o vista como muestra de un caracter infantil. ¿Por qué creemos que la Comic Sans es infantil y la Garamond elegante? ¿Tienen alguna base real estos supuestos?

No siempre somos conscientes de la carga psicológica asociada a las tipografías, a pesar de que estamos en contacto con ellas todo el tiempo. Por principio hay que diferenciar las tipografías serif de las sans serif, siendo las primeras más aptas para caracteres impresos y las segundas para entornos web. Esto es así porque las tipografías con serif ("patitas"), como la Times New Roman, tienen agregados que permiten a nuestro cerebro agrupar las letras de una palabra para leerla "de golpe", en lugar de letra por letra, que es lo que ocurre con las tipografías sin serif, como la Arial o la Helvetica.

Es por ello que el sitio Weemss creó este informativo infográfico para explicar algunas peculiaridades de las asociaciones más comunes a ciertas tipografías. Aquí algunos ejemplos de las asociaciones inconscientes que hacemos al observarlas.