*

X

Tiburón de Groenlandia podría tener 500 años y es el animal más longevo del mundo

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 08/11/2016

Escualo de Groenlandia se convierte en el animal vertebrado más longevo conocido

Científicos daneses dirigidos por Julius Nielsen han descubierto que una especie de tiburones tiene una longevidad que los coloca como la especie vertebrada más longeva del mundo. Según sus estudios los tiburones de Groenlandia o tiburones boreales (Somniosus microcephalus) podrían alcanzar hasta los 500 años de edad, lo cual desplaza a otra especie nórdica, de ballenas en este caso.

El equipo danés logró datar la edad de los tiburones, aunque con un importante margen de error; anteriormente se creía que era imposible determinar su edad debido a que carecen de anillos calcificados de crecimiento como otros vertebrados, siendo su esqueleto puro cartílago. La medición se logró a través de la radiación en los ojos de los animales, una medida que tomó como base las partículas radioactivas que fueron bombardeadas durante pruebas nucleares en la década de los 50 y 60. Las partículas entraron a la cadena alimenticia y se muestran como formas de carbono radioactivo en los organismos. 

Uno de los tiburones que fueron capturados reveló tener por lo menos 270 años, pero el equipo calcula que el margen de error indica que podría llegar a tener hasta 500 años.

Lo que es aún más llamativo y preocupante es que este tiburón, que vive en aguas profundas y heladas, no es sexualmente maduro hasta cumplir 150 años de edad, lo cual implica un riesgo de extinción. Y para los tiburones, debe de ser una enorme espera para poder reproducirse. 

El cielo tiene preciosos regalos para quienes dedican unos momentos a observarlo; aquí una muestra

Kagaya1

 

Con frecuencia el cielo tiene obsequios para aquellos que dedican algo de tiempo a observarlo –una práctica cada vez más rara. Esto hemos podido comprobarlo desde tiempos inmemorables, ya que estos regalos de estética celestial han sido registrados a lo largo de la historia. 

La anterior reflexión la retomamos luego del que el fotógrafo y artista digital Yutaka Kagaya tuvo la oportunidad de capturar un extraño fenómeno en el cielo, gracias no sólo a que estaba en el momento y lugar oportunos sino porque además gusta de mirar la bóveda celeste. En la imagen podemos ver nubes iridiscentes estratificadas en una especie de ondas, mientras un avión las atraviesa y se lleva consigo una brisa de ese psicodélico lienzo. 

Kagaya2

Y si quieres más dosis de nubosa psicodelia, te invitamos a ver esta galería de nubes tornasoles coloreadas por brillantes arcoíris.