*

X

El Dalái Lama explica al Parlamento Europeo por qué no existe tal cosa como "un terrorista musulmán" (VIDEO)

Política

Por: Pijamasurf - 09/27/2016

Con gran lucidez, el Dalái Lama argumentó que los terroristas, por definición, no pueden ser religiosos.

Hace unos días, invitado por el Parlamento Europeo, el Dalái Lama habló sobre la necesidad de crear un diálogo interreligioso en el que se encuentren los puntos en común entre las diferentes religiones, pues las similitudes son mucho más esenciales que las diferencias.

Sobre el tema del llamado terrorismo musulmán que ha provocado un estado de alarma y xenofobia en Europa, el Dalái Lama señaló que en realidad el término "terrorista musulmán" o "terrorista budista" es erróneo, ya que la violencia contradice los principios de todas las grandes religiones. 

El Dalái Lama dijo que desde el evento del 9-11 ha defendido al islam, considerando injusto el tratamiento que se le ha dado a esta fe en la arena global. Por haber crecido en Lhasa, dijo, tuvo contacto con comunidades musulmanas y actualmente tiene contacto amigable con musulmanes en India, a los cuales describe como pacíficos y gentiles. 

La frase 'terrorista budista' o 'terrorista muslumán', está equivocada, cualquier persona que comete actos de violencia ya no es un auténtico musulmán o un auténtico budista. En las enseñanzas islámicas se dice que cuando alguien comete actos de violencia, ya no es un practicante auténtico.

Agregó que el significado de jihad no es golpear o agredir a otra persona, sino dominar las propias emociones, "combatir el odio y el enojo en uno mismo". Y señaló que él se sintió incómodo cuando vio una portada de la revista Time que decía "terroristas budistas", por lo cual entiende la sensación que tienen los musulmanes actualmente, y llamó a no generalizar con estos términos (esta parte del discurso empieza en el minuto 31:00 del video).

En el tono bromista que le caracteriza, el Dalái Lama comentó que cuando le preguntan el secreto de por qué se mantiene joven a sus 81 años de edad, no contesta, justamente porque es su secreto. Sin embargo, sí dijo que es importante para todo ser humano dominar su mente y evitar las emociones negativas, sugiriendo que la compasión es algo así como la fuente de la juventud y que la paz interna es el principio de la paz externa y de la paz mundial. Para lograr esto recomendó la meditación analítica. 

El Dalái Lama contó también sobre sus conversaciones con miembros de la fe cristiana, religión que difiere del budismo en la creencia de la existencia de un dios creador. Sin embargo, señaló, ambas religiones, "con diferentes conceptos, tienen el mismo propósito: brindar la convicción en el valor de la práctica de la compasión". Y contó sobre un reciente encuentro interreligioso en el que participó con un monje cristiano que había estado 5 años en retiro en una eremita. Al preguntarle cuál era su práctica, el monje le respondió que practicaba la compasión. Así que en las diferentes religiones se tiene la misma práctica, y en esto consiste la esencia de las religiones. Ya sea con un dios creador o sin un dios creador, la religión enseña fundamentalmente que todos los seres humanos son potencial de amor. Para eliminar las asperezas entre las diferentes religiones, el Dalái Lama recomendó simplemente conocer sobre las diferentes religiones y buscar los puntos en común, no las diferencias. 

China condenó esta participación del Dalái Lama en el Parlamento Europeo y amenazó con represalias.  

Anteriormente hemos sugerido que el mal llamado "terrorismo islámico" no es religioso, es político y de hecho fue creado en gran medida por los países occidentales que ahora lo padecen. 

 

¿Así se verán las instalaciones de los Juegos Olímpicos de Río en algunos años? (FOTOS)

Política

Por: pijamasurf - 09/27/2016

Los gastos que implica crear la infraestructura de los Juegos Olímpicos son impresionantes e igualmente impactante es la desolación y el abandono de las instalaciones años después

Ser anfitrión de los Juegos Olímpicos es una tarea monumental que no sólo requiere de mano de obra, pues un presupuesto colosal también es necesario. Con frecuencia los gastos exceden las expectativas y esto puede recrudecer las condiciones de vida de los habitantes del país anfitrión. Brasil no ha sido la excepción en este sentido: de acuerdo con un estudio realizado en Oxford el costo de los  juegos de Río de Janeiro terminará ascendiendo a 4.6 mil millones de dólares. Esto significa que el presupuesto habrá sido rebasado en un 51% y el estado de Río es responsable por 1/4 de ese dinero. Al parecer el precio de ser escenario de los primeros Juegos Olímpicos de Sudamérica ha sido elevado, pero estos juegos no han sido tan caros como los de Londres, cuyo costo ascendió a 15 mil millones de dólares, que fueron rebasados por los 21.9 mil millones que se gastó Rusia en los Juegos de Invierno de Sochi. La cuestión es que los gastos astronómicos que implica la creación de la infraestructura de los Juegos Olímpicos sobre los que la mirada del mundo se posa por unos cuantos días no parecen del todo justificados, al menos no a la luz del abandono y deterioro que sufren después. 

Por un lado el espíritu de los Juegos Olímpicos parece estar en el intercambio y convivencia entre diversos países, pero por otro lado también son un reflejo de la situación internacional con la que conviven. La desigualdad que predomina en el mundo ha tomando un papel protagónico en los Juegos de Río, pues la prensa ha publicado los serios problemas de seguridad y bienestar social que enfrenta el país. La pobreza que azota a las favelas, la falta de pago a los cuerpos policíacos y otros servidores públicos y los problemas ambientales, especialmente reflejados en la cantidad de bacterias y otros desechos en las playas, pues muchos de los barrios más pobres no cuentan con sistemas de drenaje. El lado oscuro de la colosal producción que implican los Juegos Olímpicos es que ésta parece cobrar la cuota más alta a los sectores más desprotegidos de la población, es decir, los pobres. La devastación resulta evidente cuando miramos los escenarios de anteriores Juegos Olímpicos, que ahora se encuentran en ruinas, anegados, abandonados y vandalizados, como un escenario de desolación después del despilfarro de una fiesta gigante. 

 

Juegos Olímpicos de Sarajevo 1984

Las instalaciones de estas Olimpíadas fueron abandonas y dejadas en el olvido, de tal manera que ahora son apenas una sombra, especialmente tras los conflictos armados en la región que resultaron en la disolución de Yugoslavia. Esta es la pista de trineos.

 

 

Algunas de las rampas han sido severamente grafiteadas y actualmente son usadas por algunos cuantos adictos a la adrenalina sobre ruedas. 

 

Lo que alguna vez fue el complejo deportivo central de las Olimpíadas ahora es un cementerio. 

 

Juegos Olímpicos de Atenas, 2004

Esta es la alberca de entrenamiento para los atletas, hoy en día abandonada totalmente.

 

Puede ser difícil creerlo, pero anteriormente este fue el escenario de las competencias de remo.

 

La alberca principal de Atenas

 

Los postes donde alguna vez estuvieron las banderas de los países participantes 

 

Juegos Olímpicos de Berlín, 1936

Esta es la alberca de la villa olímpica de Elstal, al oeste de Berlín. La villa albergó a más de 4 mil atletas, en unos Juegos Olímpicos que se llevaron a cabo bajo el poder de los nazis. Poco después el lugar fue usado como barracas por el ejército alemán, de las cuales tomaron posesión los rusos luego de 1945, hasta la retirada del ejército ruso en 1992. 

 

Villa olímpica

 

Juegos Olímpicos de Beijing, 2008

Alguna vez aquí se llevaron a cabo los torneos de voleibol del playa, pero las instalaciones han estado abandonas desde 2012.