*

X
Un arrobador vistazo a la intimidad de uno de los escenarios más hermosos a los que tenemos acceso, el bosque.

There is pleasure in the pathless woods.

– Lord Byron

Tal vez, cuando nadie lo observa, el bosque revela cosas tan hermosas que nuestra imaginación aún no alcanza a asir. Pocos espacios remiten con mayor fidelidad al término "santuario" que estos lugares, vigilados por árboles y adornados con ecosistemas seriados, que encabezan musgos, helechos, líquenes y fantasmas. 

Este video documentado por el micólogo Paul Stamets, por cierto un tipo bastante inspirador, nos ofrece un vistazo a la intimidad del bosque. Esquivando el ritmo ordinario del tiempo, gracias a la instalación de cámaras que filmaron de manera ininterrumpida cientos de horas, este timelapse nos revela un fenómeno inédito para la mayoría: el nacimiento y crecimiento de distintas especies de hongos y otras plantas.

El material es parte de un largo y paciente estudio de Stamets, abocado a descubrir y entender el papel de los hongos dentro del bosque, su relación con los árboles, la tierra y el resto de los habitantes. Pero más allá del valor científico de este ejercicio, que sin duda será bastante rico, lo que esta vez nos lleva a compartirlo es la prístina belleza de lo que ocurre ahí adentro, en el bosque: la temporalidad biológica, húmeda, que jadea en silencio y presume un ritmo perfecto. 

El bosque guarda secretos, y quizá los suyos sean los más preciosos de todos.

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

 

 

Oso, león y tigre muestran cómo es vivir como hermanos (VIDEO)

Ecosistemas

Por: - 09/29/2016

Viven, comen y duermen juntos, después de haber experimentado una experiencia traumática en la infancia

El oso negro americano Baloo, el león Leo y el tigre Shere Khan demuestran que crecer juntos y compartir experiencias fuertes puede hermanar a los seres vivos de una manera que trasciende los hábitos y paradigmas de cada especie. Generalmente, estas fieras difícilmente podrían convivir un rato amigablemente y menos vivir juntas como lo hacen en el Arca de Noé, pero los une algo que supera lo ordinario. 

Estos tres animales fueron rescatados juntos de la casa de unos narcotraficantes en Atlanta hace 15 años durante una redada. Los tres eran apenas unos cachorros y estaban seriamente malnutridos. Desde ese entonces viven juntos y no sólo eso, sino que suelen comer y dormir juntos y mimarse constantemente, de acuerdo con los cuidadores del santuario animal Arca de Noé en Atlanta. Según explican los encargados de este proyecto, aunque son enormemente diferentes son inseparables.

Quizás podrías aprender de este feroz trío que ha se vuelto tierno y dulce por el cariño y la confianza de atravesar tantas cosas juntos.