*

X

Estudio de la NASA explica por qué colapsan las grandes civilizaciones (y cómo prevenirlo)

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/21/2016

Mientras más compleja es una civilización y más desigual la distribución de la riqueza, su fin es más predecible, incluso matemáticamente

Sin duda vivimos tiempos apocalípticos donde el fin de la civilización como la conocemos se plantea como una posibilidad cada vez más real. Los grandes imperios y civilizaciones del mundo han desaparecido en lapsos históricamente muy breves. Pensemos en Mesopotamia, en el vasto imperio de Gengis Khan, en los mayas o en el Imperio Romano, culturas que mutaron luego de llegar a un punto de no retorno y que se transformaron o desaparecieron sin casi dejar rastro. 

Un estudio financiado por la NASA trató de determinar los factores que llevaron a las antiguas civilizaciones a su fin. Sus conclusiones tienen gran semejanza con la teoría marxista de la Historia, aunque no se haga mención explícita de ella: “Dos factores importantes parecen estar presentes en distintas sociedades que han colapsado: la escasez de recursos debida a la presión ejercida sobre la capacidad del entorno ecológico, y la estratificación económica de la sociedad en élites y masas.” 

Según el estudio, la formación de élites resulta en un gasto exagerado y desperdicio de los recursos disponibles, lo que inevitablemente desemboca en hambruna entre el pueblo llano, que termina por rebelarse o emigrar. 

Los investigadores utilizaron una fórmula llamada “dinámica humano-naturaleza” (o HANDY, por sus siglas en inglés), que involucra factores como tasa de natalidad, recursos, e ingresos de las clases que forman parte de la sociedad a estudiar, para crear una ecuación matemática consistente históricamente. 

A medida que las sociedades se complejizan y se dividen en élites y masas, la distribución injusta de los recursos las lleva tarde o temprano al colapso; este colapso, sin embargo, es prevenible: según los investigadores, “el colapso puede ser evitado y la población puede alcanzar un estado equilibrado en su máxima capacidad de producción si la tasa de explotación de la naturaleza se reduce a un nivel sustentable y si los recursos son distribuidos equitativamente.”

 

Las personas que se sienten seducidas por frases inspiracionales tienen un IQ más bajo, según este estudio

Sociedad

Por: Pijamasurf - 09/21/2016

Recurrir a citas es algo muy común y efectivo en la redes sociales, pero en realidad aquellos que las celebran, construyen o comparten --en particular las inspiracionales-- podrían estar demostrando poca inteligencia

Siendo nada nunca, sin embargo apareciendo como todo en todos lados,

así pintando mágicas, magníficas, maravillosas emanaciones.

¿Cuántos de nosotros no hemos recurrido a publicar citas o frases de grandes personalidades en nuestras redes sociales? ¿Y cuántos, seguramente más, no las hemos celebrado con likes, favs, shares o similares? Y cuando estas citas tienen algo de inspiracional, autosuperacional o neomístico, entonces su efectos suelen ser bastante efectivos. Sin embargo, un estudio reciente publicado en Judgment and Decisión Making (Pennycook et al., 2015) sugiere que las personas que más aprecian o que más impactadas quedan por este recurso tienden a tener un bajo IQ.

Lo anterior es algo que muchos usuarios --generalmente un poco más críticos o escépticos que el resto-- ya intuían e incluso acusaban. Las frases que aparentan un dejo de sabiduría pero que en realidad dicen poco (de hecho, sus autores muchas veces ni siquiera comprenden la frase o cita que están publicando) gozan de una popularidad desbordante en las redes. El problema es que son instrumentos cómodos y frívolos para saciar una necesidad de asombro o de pseudobúsqueda de un desarrollo no espiritual o aparentemente "integral".

Para llegar a dicha conclusión la investigación analizó una serie de frases y afirmaciones, entre ellas algunas de Deepak Chopra, por ejemplo: "la naturaleza es un ecosistema autorregulante de conciencia". Los investigadores, encabezados por el doctor Gordon Pennycock, notaron que aquellos más receptivos a estas afirmaciones tan vistosas como confusas "evidenciaron menores habilidades cognitivas así como una propensión a la confusión ontológica, a las creencias dogmáticas y a la medicina alternativa". En pocas palabras, el misticismo cuántico-superacional o discursos similares son uno de los vehículos que más le acomodan a la imbecilidad.