*

X

La increíble gracia y flexibilidad de esta yogui es una gran inspiración para los enfermos mentales

Salud

Por: Pijamasurf - 09/07/2016

Víctima de una violación y de un severo trauma que la acercó al suicido, Heidi Williams encontró un refugio en el yoga y ahora enseña a los demás a sanar mediante esta práctica espiritual

El yoga, según la definición el sabio indio Patanjali, es aquello elimina las oscilaciones mentales o, en otras palabras, lo que lleva la mente a la quietud y al equilibrio desde el cual puede profundizar en el autoconocimiento del ser. Heidi Williams de alguna manera está rindiendo tributo al espíritu del yoga desde un camino de compasión con sus imágenes y mensajes motivacionales que postea en Instagram, donde la siguen miles de personas.

El caso de Heidi es especialmente ejemplar para personas que sufren enfermedades mentales y condiciones traumáticas, ya que ella misma sufrió una severa depresión, ansiedad y un trastorno de estrés postraumático luego de que sufriera una violación. De manera aún más dramática casi perdió a su bebé de seis meses. Incluso llegó a pensar en el suicido, pero por suerte logró salir adelante, en gran medida por el yoga. "Fue en un lugar infernal de enfermedad mental en el que encontré el yoga y la gracia. El yoga me llevó de regresó a un lugar seguro. Un lugar de paz y autoaceptación", dijo esta valiente yogui. 

Después de recuperarse de este terrible incidente, revitalizada, se ha dedicado a ayudar a los demás. Principalmente, Williams imparte clases y talleres de yoga terapéutico para sanar en cuerpo y mente traumas y enfermedades mentales. Otra parte importante de su trabajo son sus publicaciones en las redes sociales, las cuales buscan inspirar con parajes maravillosos, posiciones desafiantes e inspiradores mensajes que salen directos del corazón. 

Checa el trabajo de Heidi en su cuenta de Instagram

 

 

 

¿Cómo moldean el cuerpo de una persona los distintos deportes? Estas imágenes muestran la respuesta

Salud

Por: Pijamasurf - 09/07/2016

Esta serie del fotógrafo Howard Schatz ilustra la diferencia entre las particularidades del cuerpo humano según el deporte que se practique

Además de una antigua justa deportiva y de muchas otras cosas más, los Juegos Olímpicos son un aparador de la fisiología corporal. Millones de personas comprobamos los efectos corporales de practicar habitualmente distintos deportes. Y más allá de que los resultados sean en algunos casos francamente espectaculares, desde un punto de vista estético, antropológico o biológico resulta interesante entender cómo cada deporte moldea el cuerpo de su practicante de forma distinta. De hecho, es increíble comprobar las diferencias anatómicas que existen entre el cuerpo de un nadador y el de un marchista, o entre el de una gimnasta y el de una jugadora de voleibol.

La serie comparativa Athlete, del fotógrafo Howard Schatz, ilustra notablemente la diferencia entre las particularidades del cuerpo humano según el deporte que se practique, o como lo expone el sitio Bored Panda:

Lo que hace aún más interesante a esta serie es que, en muchos de los casos, estos atletas son los mejores de sus distintas disciplinas –representan el físico ideal para competir con efectividad en sus distintos deportes. Sus cuerpos son ejemplos visuales perfectos de cómo ambos, la genética y el entrenamiento, se encuentran para forjar a los mejores atletas del planeta y, en sus respectivos campos, el cuerpo humano perfecto.

Sobra decir que no sugerimos que si comienzas a nadar un par de días a la semana pronto tu cuerpo replicará al de Michael Phelps, pero los cuerpos de estos grandes atletas ilustran cuál será la propensión de todo cuerpo que se involucre en una disciplina puntual: