*

X

Por qué los gatos se sienten atraídos por las personas a las que no les gustan los gatos

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 09/10/2016

Un enigma de seducción y manipulación... Y una serie de técnicas para conseguir la elusiva atención de los gatos

Los amantes de los gatos, para su desdén, han observado que estos fascinantes y elusivos felinos tienden a verse atraídos por las personas a las que no les gustan los gatos. La revista Slate resuelve este enigma deconstruyendo el comportamiento de los "cat haters" para que "nosotros, los amantes de los gatos podamos aprender una cosa o dos".

El artículo de Slate explica que cuando una persona a la que no le gustan los gatos está en una habitación con un gato, trata de evitar mirarlo a la vez que nota su ubicación en el espacio y cuando el gato se le acerca la persona lo acaricia pero sólo una vez, generalmente, luego se aleja y espera que el gato se retire. Esto, hacerse el difícil, paradójicamente suele hacer a una persona más atractiva para la mente de un gato.

De aquí se desprende una técnica de seducción gatuna, que es dejar que se acerque, ofrecer la mano, dejar que se frote contra tu mano y que te huela y luego quitarla; probablemente luego el gato frotará su cola contra tus piernas. 

Otra técnica, que puedes implementar después de esto es lo que llaman "caricia intermitente". Acaricias al gato de la cabeza a la cola, como si la cola midiera unos 10 o 15 centímetros más. Haces esto una vez y esto detonará en el gato la expectativa de que será acariciado otra vez. Pero tú no lo haces. Unos minutos después vuelves a hacerlo.

La última técnica es la siguiente. Espera a que el gato esté en la habitación frente a ti. Mira al gato suavemente hasta que te mire y en ese momento parpadea larga y lentamente. Debes hacer este movimiento de tal forma que el gato perciba que no es un parpadeo normal, pero tampoco como si fueras a quedarte dormido. Si el gato cree que eres su amigo, te regresará un parpadeo largo, lo cual es algo que saben hacer muy bien así que puedes tomar nota para el ritmo de tus siguientes parpadeos. La interpretación que hace el artículo es que para un predador como el gato esto significa que uno confía tanto en él que puede cerrar los ojos ante su presencia –una presencia que podría ser letal–. Esto, en el lenguaje sutil de los gatos, es una forma de manifestar el amor que se tiene.

Uno podrá decir, ¿para qué todos estos juegos manipuladores de seducción, por qué no simplemente el amor sincero y frontal? Y, sin embargo, nosotros también solemos ser como los gatos y nos atraen más las personas elusivas, que se muestran sólo un poco, que nos permiten conocer sólo una parte de su ser, que no se dejan poseer y que se reservan, como si fueran un tesoro misterioso. Quién sabe, quizás aprendimos esta forma de seducción de los gatos. 

 

Científicos analizan 10 patrones alimenticios para encontrar el más sustentable globalmente

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 09/10/2016

La humanidad debe alimentarse con recursos limitados, ¿cómo aprovecharlos de la manera más inteligente?

Imagen: Alton Barnes

En la intersección de agricultura y filosofía, nuestras elecciones alimenticias están muchas veces determinadas por presupuestos ideológicos o éticos acerca de la procedencia de la comida.

Las dietas que privilegian únicamente los productos de origen vegetal, las variantes ovolactovegetarianas, las que prefieren ingredientes crudos o de procedencia orgánica, y muchos otros patrones alimenticios, dan cuenta de nuestras elecciones sociales e individuales, pero no necesariamente son las mejores opciones bajo los mismos criterios.

Un estudio analizó simulaciones biofísicas para comparar 10 patrones de alimentación, demostrando que disminuir la dieta basada en carne de animales podría incrementar el número de personas que se pueden alimentar de las tierras de cultivo existentes. Sin embargo, también descubrieron que a largo plazo, eliminar completamente los productos de origen animal no maximizaría el uso sustentable de la tierra.

Los investigadores pusieron a prueba la dieta vegana, dos variantes vegetarianas (lactovegetariana y ovolactovegetariana), además de cuatro omnívoras, una baja en azúcares y grasas, y otra similar a la dieta de un estadunidense promedio (comida procesada, productos animales y vegetales de producción industrial, etcétera).

La persona promedio necesita 2.5 acres de tierra cultivable cada año para cumplir sus necesidades alimenticias. Si se elige la opción vegetariana esa cantidad de tierra disminuye drásticamente, necesitando sólo 1/2 acre; este modelo permitiría alimentar a más personas únicamente a base de vegetales, pero cuando se aplica el modelo a escala global, la opción vegana desaprovecha muchos materiales que también produce la tierra y que han servido históricamente para alimentar ganado.

Si toda la tierra cultivable del mundo fuera de cultivos perennes, probablemente nuestras necesidades alimenticias a nivel global se verían satisfechas sin dificultad; no obstante, no todas las tierras producen la misma cantidad de alimento durante todo el año, y las áreas destinadas a pastoreo de ganado pueden aprovecharse también para cultivar otros alimentos.

¿En resumen? La mejor opción alimenticia en términos de sustentabilidad parece ser una dieta mayormente vegetariana pero que incluya productos de origen animal en pequeñas porciones.