*

X
¿"Los Soprano" son realmente la mejor serie de la historia de la TV?

La revista Rolling Stone recientemente publicó su lista de los 100 mejores shows de TV, celebrando lo que considera una era dorada de la TV.  La lista refleja evidentemente una parcialidad total hacia series en inglés. Pero incluso a series americanas, ya que ciertamente Monty Python estaría en un lugar superior al 29 si fueran los británicos o alguien neutro quien hubiera compilado la lista. De alguna manera se trata de la industria del entretenimiento haciéndose tributo a sí misma. Dicho eso, la realidad es que la televisión es un imperio estadounidense y son los mejores en hacer TV, su ADN es el show business para bien y también para el detrimento del planeta, que se ve obligado a consumir una versión de telecolonialismo. Así, son pocas las series de éxito global que realmente se omiten en una lista objetiva (aunque las habrá sin duda); podemos pensar en la francesa Les Revenants que seguramente merece un lugar en el top 100. También hace falta la británica Black Mirror. Pedimos a los lectores que en los comentarios hagan mención de series que habrían escapado este ranking anglocéntrico. 

Por otro lado también se podría objetar un lugar para Twin Peaks en el top ten o para la reciente Game of Thrones.

 

 

100. Eastbound and Down

99. Oz

98. The Golden Girls

97. Portlandia

96. Gunsmoke

95. Key and Peele

94. Jeopardy

93. Mystery Science Theatre 3000

92. American Idol

91. Broad City

90. The Dick Van Dyke Show

89. Homeland

88. Party Down

87. Doctor Who

86. Good Times

85. The Real World

84. Real Time With Bill Maher

83. House of Cards

82. The Jeffersons

81. Dallas

80. The Fugitive

79. In Living Color

78. Thirtysomething

77. The Walking Dead

76. Late Night With Conan O’Brien

75. American Crime Story: The People vs. OJ Simpson

74. The Ren & Stimpty Show

73. Transparent

72. Girls

71. Mr. Show

70. Roseanne

69. The Ed Sullivan Show

68. The State

67. The Odd Couple

66. Dowton Abbey

65. Happy Days

64. Chappelle’s Show

63. The Wonder Years

62. Sex and the City

61. Your Show of Shows

60. Beavis and Butt-Head

59. Hill Street Blues

58. Roots

57. Fawlty Towers

56. 24

55. Six Feet Under

54. The Muppet Show

53. The Bob Newhart Show

52. The Colbert Report

51. Fargo

50. ER

49. Taxi

48. The Office (USA)

47. The Rockford Files

46. The Mary Tyler Moore Show

45. Battlestar Galactica

44. Columbo

43. The Americans

42. NYPD Blue

41. The Honeymooners

40. The Shield

39. Lost

38. Buffy the Vampire Slayer

37. Orange Is the New Black

36. Law & Order

35. My So-Called Life

34. 30 Rock

33. South Park

32. I Love Lucy

31. Sesame Street

30. The Tonight Show With Johnny Carson

29. Monty Python’s Flying Circus

28. The X-Files

27. Arrested Development

26. Friends

25. Veep

24. Friday Night Lights

23. Deadwood

22. Louie

21. The Office (UK)

20. Cheers

19. Curb Your Enthusiasm

18. Star Trek

17. Twin Peaks

16. M.A.S.H.

15. The West Wing

14. The Larry Sanders Show

13. Late Night with David Letterman

12. Game of Thrones

11. Freaks and Geeks

10. The Daily Show

9. All in the Family

8. Saturday Night Live

7. The Twilight Zone

6. The Simpsons

5. Seinfeld

4. Mad Men

3. Breaking Bad

2. The Wire

1. The Sopranos

Las mentes cuadradas, centradas en la producción y en el consumo no son los líderes del cambio y la innovación tecnológica, sino los hippies funcionales

Imagen: Pando.com

A mediados de la década de los 80 del siglo XX tuvo lugar un importante éxodo de grandes mentes que confluyeron en un mismo lugar y tiempo: Silicon Valley comenzó a poblarse de ingenieros, diseñadores, programadores y matemáticos dispuestos a cambiar el mundo y hacerse obscenamente ricos en el proceso. 

Sin embargo, esta gente tenía algo más en común: leían a los poetas Beat y las enseñanzas del Dalai Lama, asistían a conciertos de Grateful Dead y a raves donde consumían LSD y MDMA hasta el amanecer. Muchos de ellos tenían estudios avanzados en ciencias computacionales, pero muchos otros (como Bill Gates o Steve Jobs) habían decidido que la educación formal no era para ellos, y se asociaron con personas con mentalidad similar para cambiar el mundo.

En nuestros días tenemos muy normalizado el uso de teléfonos inteligentes que responden a gestos de nuestras manos o comandos de voz, pero si le hubieras contado de esta idea a un inversionista de mediados de los 80 del siglo XX probablemente se hubiera reído en tu cara. Y es que la mentalidad corporativa de los grandes nombres del mundo digital, de Google, a Intel, a Macintosh, a Sun Micro Systems, tienen en común que están acostumbrados a poner a prueba los supuestos básicos de la realidad occidental –cristiana, heteronormada, productivista–, no tanto para crear un cambio social, sino para inventar otras formas de socializar.

LSD: el secreto a voces en Silicon Valley

Kevin Herbert es ingeniero de Cisco y entusiasta del LSD. Para él, los viajes lisérgicos no son (solamente) viajes de placer, sino también de negocios. "Podría estar en un concierto de Grateful Dead tripeando en LSD... y de pronto se me ocurriría una solución para algo del trabajo. Hubo un caso en el que había estado trabajando en un problema durante más de un mes. Y tomé LSD y pensé, 'Momento, el problema está en el hardware. No es para nada un asunto de software'".

¿Una hora de meditación diaria dentro de las prestaciones laborales?

En Google, el programa de meditación Search Inside Yourself ya ha instruido a más de 1000 empleados en la "ciencia" de la meditación –y otros 400 se encuentran en lista de espera–.  Los trabajadores toman clases como Neural Hacking y Manejo de Energía y aprenden a calmar su mente. 

Compasión corporativa, cortesía del Dalai Lama

"Hoy en día necesitamos hacer especial énfasis en educar a la gente, en recordarle a la gente que el afecto es un sentimiento muy importante. Con ese sentimiento fuerte, cualquier actividad humana puede convertirse en acción compasiva", palabras del Dalai Lama en una conferencia en la Universidad de Santa Clara.

Donde la ciencia ficción se vuelve ciencia-realidad

BioCurious intenta erigirse como el nuevo foco que irradie los desarrollos del siglo XXI: entes inéditos en quienes confluyan los circuitos y los tejidos, seres vivos maquinizados o biomáquinas que vengan a revolucionar las ideas de vida y tecnología tal y como hasta ahora las comprendemos.

Donde los espíritus geniales se reconocen

"Estimado Sr. Steve Jobs, saludos de Albert Hofmann", quien fue nada menos que el legendario químico que sintetizó por primera vez el LSD en laboratorio, así como el primer viajero lisérgico de la era moderna. "Entiendo por recuentos de los medios que sientes que el LSD te ayudó creativamente en tu desarrollo de las computadoras Apple y en tu búsqueda espiritual personal. Estoy interesado en saber más de cómo el LSD fue útil para ti."

La lucha contra las drogas, la obsolescencia programada, la educación tradicional, la televisión en casi todas sus formas, el ansia de reconocimiento y riqueza personal son los males de nuestra época, así como los mayores enemigos del progreso. Estudiar críticamente la historia de Silicon Valley nos hace percatarnos de que los supuestos morales, tecnológicos, en suma, imaginarios, que mantienen sujeta la trama de nuestra civilización, se pusieron en duda y se siguen atacando críticamente. El resultado no fue la panacea universal, sino una nueva clase consumista de gadgets y productos, motivada sin embargo por una búsqueda común de buscar una mayor conectividad con el resto del mundo, que paradójicamente partió de la premisa de buscar una mejor comunicación consigo misma, ya sea a través de la experimentación de la conciencia con sustancias químicas, con meditación, o con arte.