*

X
El ciberataque que inutilizó a Twitter y otros sitios marca una nueva era en cibercrimen

El ciberataque de este viernes 21 de octubre fue uno de los más masivos de la historia y abre la puerta a una nueva era de ciberguerra. Antiguamente los "hackers" se servían de computadoras personales para inyectar código malicioso (malware), pero ahora han utilizado el llamado "Internet de las cosas", aparatos electrodomésticos y demás, que no suelen tener antivirus. Ya que cada vez tendremos más de estos aparatos inteligentes que se conectan a la Web, esto seguramente creará una franja de oportunidad para cibercriminales. 

Hervé Lambert en El País explica cómo se ha perpetrado este ataque utilizando un ejército de zombis (todos estos aparatos que yacen como en un estado coma y que pueden ser "animados"):

Para efectuar este DDoS de esta magnitud, los ciberdelincuentes primero han tenido que infectar miles o decenas de miles de equipos informáticos e instalar un malware que, literalmente, se ha quedado dormido esperando instrucciones para empezar a funcionar. Esta tarea es complicada y lenta, ya que hay que infectar los equipos poco a poco con unos virus bien diseñados para que se queden latentes sin ser identificados.

En segundo lugar, y ésta es la parte más complicada de todas, los ciberdelincuentes han tenido que sacar de ese letargo a todos esos virus instalados en miles de dispositivos conectados a Internet para que, de forma simultánea, intentasen acceder al mismo servidor. Tengamos en cuenta que no se ha tratado de ordenadores o móviles, sino de equipos que tradicionalmente están más desprovistos de sistemas antivirus como cámaras de vigilancia de bebés, routers caseros, cafeteras que hacen pedidos de forma automática cuando se quedan sin café y un larguísimo etcétera de dispositivos conectados al Internet de las cosas.

En el futuro además, se cree que se integrarán aparatos tecnológicos al cuerpo humano, lo que genera también la posibilidad del biohacking, y aquí ya las cosas se ponen divertidas en términos de lo que hoy todavía es ciencia ficción.

Te podría interesar:

Cómo evitar que Facebook utilice tu información de WhatsApp para darte (aún más) comerciales

Medios y Tecnología

Por: - 10/22/2016

Los nuevos términos de servicio de WhatsApp autorizan al servicio de mensajería para compartir tu información con Facebook. Pero hay una manera de evitarlo

Si eres usuario de Whatsapp probablemente te topaste con un anuncio sobre nuevos términos de servicio. ¿A qué se refieren exactamente? Siendo Facebook la compañía matriz de WhatsApp, se trata de que los mensajes y contenidos que compartes en el servicio de mensajería podrán ser usados para crear más publicidad en tu feed de Facebook, lo que amenaza con volverlo aún más irrelevante.

Sin embargo, existe una forma de evitarlo, pero debe hacerse de inmediato. De hecho, hay dos maneras.

La primera es simple: cuando aparezca la ventana para aceptar los nuevos términos, simplemente no pulses "aceptar" sino "leer más", y deselecciona la casilla que dice "compartir la información de mi cuenta de Whatsapp con Facebook".

La segunda manera aplica cuando ya aceptaste los nuevos términos, y básicamente se trata de revocar el permiso, pero debe hacerse antes de los próximos 30 días. Simplemente ve al menú de Ajustes, luego Cuenta, y nuevamente quita la palomita de compartir la información.

Puedes pensar que es una operación paranoica, pero se trata en realidad de proteger (así sea mínimamente) tu derecho a la privacidad, aunque bien sepamos que, en nuestros días, las filtraciones y el uso poco ético de la información confidencial son moneda de cambio de las compañías.