*

X

El libro para reírte (y reflexionar) sobre la corrupción: el "Corrupcionario Mexicano"

Política

Por: pijamasurf - 10/30/2016

El universo semántico que germina alrededor de la corrupción sistemática en México es tan cómico como deprimente

En México la corrupción política llega a niveles literalmente irrisorios. Tan es así, que personajes de la vida pública han legado increíbles frases de cinismo; como muestra está la del presidente Enrique Peña Nieto cuando afirmó que la corrupción en México es cultural, la de “Ni los veo, ni los oigo”, frase del expresidente Carlos Salinas de Gortari refiriéndose a la caída de sistema que le dio la delantera en el conteo final, o el legendario adagio del profesor Carlos Hank González que advertía “Un político pobre es un pobre político”.

En México pareciera que la población se ha acostumbrado a la corrupción, en muchos casos alimentándola, pero en suma terminan conformando una sociedad saqueada, en un perenne desencanto y escepticismo generalizado.

Este círculo vicioso ha generado en la población un lenguaje metafórico alrededor de la corrupción: palabras como "tajada", "moche", "prestanombres", "pemexgate", "hueso", "chapulín", "embarazo de urnas", "delfín", etc., forman parte de un lenguaje pintoresco, y hasta paradójicamente cómico, entre entendidos. Y quizá luego de la risa, si repasamos un compendio de este peculiar léxico pueda caerse también en una reflexión que, con suerte y mucho esfuerzo, encauce un cambio para reconfigurar esta lamentable realidad. 

Lo anterior es el objetivo del proyecto Corrupcionario Mexicano, un libro editado por Grijalbo y promovido por la organización civil Opciona, abocada a construir ciudadanía. 

Quizá lo más relevante de este texto es que ofrece un espejo, palabras que invitan a la sociedad a mirarse a sí misma desde el humor, y luego desde la reflexión. Quizá sin intención, además, el Corrupcionario consigue hacer un inteligente repaso por la historia política del país, la cual, hay que decirlo, la misma sociedad ha permitido.

Si quieres proponer o agregar palabras a este "bestario" semántico puedes participar aquí.

Deshielo en Groenlandia exhibe base militar secreta de Estados Unidos

Política

Por: pijamasurf - 10/30/2016

En una inesperada consecuencia del cambio climático, una base militar construida por Estados Unidos en Groenlandia durante la Guerra Fría quedó al descubierto

El deshielo es una realidad ecológica innegable de nuestra época. Hay quien discute la existencia del calentamiento global, si éste es una consecuencia directa de la actividad humana o si es un proceso natural, y mientras tanto, los grandes glaciares en los polos del planeta están, literalmente, haciéndose agua, derritiéndose y aumentando así los niveles de los océanos, provocando inundaciones donde antes no ocurrían, alterando la vida, las dinámicas marítimas y más.

Y por si no hubiera suficiente evidencia al respecto, hoy se dio a conocer una muy circunstancial y también muy elocuente. Debido a este deshielo, una base nuclear que el gobierno de Estados Unidos construyó en secreto en Groenlandia, ahora ha quedado expuesta.

A finales de la década de 1950, el gobierno estadounidense acordó con el de Dinamarca construir un generador nuclear al noroeste de Groenlandia, en una zona conocida como Thule. El gobierno danés, a quien correspondía la jurisdicción de dicho territorio, aceptó sin saber que ese proyecto encubría el propósito de instalar una base militar capaz de disparar misiles por debajo del hielo a países soviéticos. Esta operación se conoció como “Proyecto Iceworm” y se mantuvo vigente durante casi 10 años, hasta el clímax de la Guerra Fría.

Debido a lo inestable del terreno glaciar, el proyecto fue abandonado, pero esto sin remover responsablemente miles de toneladas de material nuclear, el cual se creyó que quedaría sepultado por el hielo para siempre, sin contar que, varias décadas después, una circunstancia totalmente imprevisible lo pondría al descubierto.

Expertos en ecología temen ahora que dicho material se haya esparcido por la zona, en especial un químico conocido como policlorobifenilo, altamente tóxico para la vida y especialmente cancerígeno para el ser humano. Se dice que el material está enterrado bajo una capa de 35 metros de hielo, la cual científicos sugieren que podría derretirse en 75 años.