*

X

Estas increíbles fotos provienen de otro mundo: la realidad microscópica que nos rodea

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/25/2016

El "Concurso de fotografía microscópica" que auspicia la marca Nikon tuvo este año finalistas asombrosos

La realidad tiene distintos planos, y con esto no queremos hacer una afirmación esotérica o metafísica, sino justamente lo contrario: una anclada de lleno en lo que nos rodea, lo que podemos observar y comprobar con evidencia.

Esto, sin embargo, no quiere decir que la realidad esté exenta de asombro. De hecho podría decirse que cada uno de esos planos posee al menos un motivo de sorpresa para nuestro limitado entendimiento.

Prueba de ello son las imágenes que ahora compartimos, las cuales forman parte del "Concurso anual de fotografía microscópica" que auspicia la marca Nikon. Lo inesperado es que a pesar de que en todos los casos se trata de objetos, animales, reacciones o fragmentos de esta realidad, pareciera que fueron extraídos de otra, de un planeta imaginario o de uno que quizá existe pero aún no hemos descubierto.

Estiércol de vaca (30x, Michael Crutchley, 20º lugar)

 

Rosetas neuronales primordiales humanas (10x, Dr Gist F Croft, Lauren Pietilla, Stephanie Tse, Dr. Szilvia Galgoczi, Maria Fenner, Dr. Ali H. Brivanlou, 19º lugar)

 

 Fósiles de radiolarians (zooplancton) arreglado manualmente (100x, Stefano Barone, 16º lugar)

 

Cabeza de mariquita (Halyzia sedecimguttata) (10x, Geir Drange, 15º lugar)

 

Células ganglionares de la retina de un ratón (40x, Dr Keunyoung Kim, 14º lugar)

 

Colmillos venenosos de un ciempiés (Lithobius erythrocephalus) (16x, Walter Piorkowski, 13º lugar)

Y es que, en el fondo, eso también implica decir que la realidad está hecha de múltiples planos: estar abiertos a la sorpresa que la exploración de cada uno nos depara.

 

Células humanas HeLa en proceso de división; se observa el ADN (amarillo), la miosina II (azul) y los filamentos de actina (rojo) (9x, Dylan Burnette, 12º lugar)

 

Cristales de café exprés bajo luz polarizada (Vin Kitayama y Sanae Kitayama, 9º lugar)

 

Estambres de flores silvestres (40x, Samuel Silberman, 8º lugar)

 

Hojas de selaginelácea (40x, David Maitland, 7º lugar)

 

Burbujas de aire formadas al interior de ácido ascórbico disuelto y puestas bajo luz polarizada (50x, Marek Mis, 6º lugar)

 

Probóscide de mariposa (6.3x, Jochen Schroeder, 4º lugar)

 

Cultivo de neuronas humanas (verde) derivado de células de piel y células Schwann, un tipo de células cerebrales (rojo) (20x, Rebecca Nutbrown, 3º lugar)

 

Superficie pulida de ágata del Cañon Teepe (90x, Douglas L Moore, 2º lugar)

 

Embrión de cuatro días de pez cebra (Danio rerio) (10x, Oscar Ruiz, 1º lugar)

La "luna negra" es sólo la segunda luna nueva del mes (y en muchos lados ni siquiera)

Ciencia

Por: Pijamasurf - 10/25/2016

Hoy tendremos la segunda luna nueva del mes en América, en la mayor parte del mundo la llamada "luna negra" no ocurrirá este mes

Se ha generado mucha expectativa –entre lo que podemos llamar algo así como astronomía esotérica o astronomía new age– sobre la luna negra de este 30 de septiembre. El evento ha sido promovido como una especie de gemelo maligno de la famosa luna azul (la segunda luna llena de un mes), pero poco tiene de apocalíptico o funesto, al contrario. 

La luna negra no es más que la segunda luna nueva del mes calendárico, en este caso ocurrirá a las 7:11 pm de la Ciudad de México del 30 de septiembre, o a la 1:11 am del 1° de octubre, tiempo universal. Debido a que este fenómeno depende de un calendario como el gregoriano, el cual no tiene una estructura armónicamente ligada al ciclo de la naturaleza en su ordenamiento de los diferentes meses, este fenómeno de la luna negra es mayormente arbitrario y no tiene ninguna connotación sagrada para culturas tradicionales. Algunas versiones recientes de cultos paganos, como los Wicca, parece que celebran o guardan cierta conducta preventiva en estas "lunas negras", sin embargo, sería extender la liga pensar que existe una tradición profunda que celebra esta fecha. Dicho eso, las lunas nuevas en sí mismas son claramente momentos celebrados por culturas en todas partes del mundo y cada luna tiene cierta particularidad astrológica y también ligada a las diferentes etapas de un proceso de agricultura (la pasada luna fue la luna de la cosecha, por ejemplo).

National Geographic ha salido al quite, restándole importancia a esta fecha, ya que para la mayoría de la humanidad ni siquiera habrá luna negra: será una luna negra occidental. Además el evento no tiene ningún fenómeno que apreciarse en el cielo, evidentemente, ya que la luna es nueva. Sin embargo, esto puede ser lo interesante, y por lo cual se llama "negra". No hay luna pero está naciendo y empezando a crecer en la ilusión de su transformación en relación a la Tierra.

Es este "nacimiento" de la luna lo que históricamente ha vinculado este momento con la siembra, algo que diferentes agricultores a través de la historia han constatado. De manera natural, la luz de la luna significa energía para la Tierra y entonces el creciente culmina en la germinación del plenilunio. En otras palabras, este es el momento que la magia y la agricultura tradicionalmente han marcado para iniciar un ciclo prósperamente. Esto se ve potenciado por el hecho de que la luna nueva ocurre siempre en conjunción con el Sol (en este caso en Libra) lo cual es considerado un evento que aumenta o cataliza la energía de los dos astros. 

Para los que les irrita que se crea todo una procesión new age de anticipación sobre eventos como éste, hay que decirles que esperen en octubre una nueva fiebre de la luna negra, ya que algunos países asiáticos y Australia y Nueva Zelanda vivirán una luna negra verdaderamente espeluznante en la noche de halloween.