*

X
Desde amenazas a la privacidad hasta la compulsión por compartir, las redes sociales hacen del Internet un jardín cercado que limita el discurso y el intercambio

Alguna vez en el pasado no tan remoto, el Internet fue visto como una panacea del conocimiento, el lugar de mayor innovación y creación, con posibilidades inimaginables… hasta que llegaron las redes sociales a arruinarlo todo. Especialmente Facebook.

Este diagnóstico pesimista —que ciertamente no toma en cuenta las enormes ventajas de las redes sociales— se debe al columnista Alex Proud, quien opina que la red social de Mark Zuckerberg ha disminuido el nivel de debate político en general, nos facilita a 1.65 mil millones de usuarios activos para compartir información errónea o de fuentes poco fiables, y destruye la competitividad de otras empresas online, creando un monopolio que difícilmente puede ser llevado a cuentas por ninguna autoridad legal.

En los albores del Internet, portales como AOL o Terra trataban de que los usuarios tuvieran todo lo necesario en un solo lugar: cuentas de correo, noticias, chat, etc. Los usuarios rara vez adoptaron estas prácticas, pero con el advenimiento de Facebook parece que los “jardines cercados” están de regreso. 

Como dice Proud, “para compañías como Facebook, el problema de los navegadores como Chrome es que uno siempre puede navegar hacia otros sitios. Pero cuando usas la app de Facebook para móviles, tiendes a quedarte ahí. Para mucha gente en nuestros días, Facebook es el Internet.”

Otra consecuencia indeseable es que el rango de atención ha disminuido, debido en gran parte a Facebook. Los textos de 800 palabras o más eran la norma en la blogósfera, y no era raro que la gente leyera menos contenido, pero prestara más atención, comentara e incluso compartiera, pero sin hacer del “compartir” un hábito casi compulsivo. 

El botón de “share” en Facebook cambió —¿tal vez para siempre?— esta dinámica, pues el contenido tiende a abordar más superficialmente los temas, los debates se limitan a intercambiar insultos con extraños, y al compartirlos no siempre se busca que otros usuarios aprendan, sino que es una práctica común compartir cosas para que tus contactos vean lo list@ / trendy que eres.

Esto sin hablar de la censura latente: muchos artistas y fotógrafos ven canceladas sus cuentas de Facebook o Instagram (filial de la anterior) al compartir imágenes de desnudos, aunque se trate de obras de arte. Esta infantilización del usuario promedio no está pensada para proteger a los menores (existen desde hace años muchos filtros para que los menores no accedan a pornografía y sitios potencialmente peligrosos), sino para mantener una especie de código familiar y “amigable” dentro del sitio. Sin mencionar que la noción de “amigo” ha perdido todo valor desde que se confundió con “contacto de Facebook”.

Pero probablemente uno de los mayores daños que Facebook ha hecho al Internet reside en que ha ayudado a minar la idea de privacidad. A principios del siglo XXI, la dirección de correo electrónico personal era un dato tan privado como la dirección física o la fecha de nacimiento. El catfish y las estafas son moneda de cambio diaria en la red social. Hay redes de pederastas y tráfico de personas a la caza de menores de edad, que a pesar de los esfuerzos del sitio, siguen operando a nivel global.

El auge de compartirlo todo nos ha acostumbrado a rendir pequeñas parcelas de privacidad a cambio del magro reconocimiento de desconocidos, expresado además a través del monótono like, y últimamente, a través de su corto panorama de reacciones. 

Nadie revisa ya los avisos de privacidad de las apps y servicios que utiliza, porque son largos y aburridos, por lo que poco a poco Facebook ha ido compilando una cantidad inimaginable y a menudo aterradora de datos y preferencias sobre ti. ¿Y qué obtienes a cambio? “Anuncios personalizados” con los que otras compañías ganan mucho dinero.

Además, según algunos estudios recientes, los usuarios de Twitter y Facebook tienden a alimentar los mismos temas y los mismos contextos que sus contactos, creando lo que se conoce como “cajas de resonancia” virtuales. Esto en política es devastador, porque quiere decir que tu feed de Facebook o tu timeline de Twitter sólo te muestran contenido similar a tu propio espectro político, lo que disminuye (o niega del todo) la posibilidad de un verdadero debate democrático, donde las ideas o posiciones enfrentadas se pongan en la misma mesa.

Más que demonizar las redes sociales, es necesario aprender a usarlas correctamente. ¿Cómo, preguntan ustedes? Recordando que Facebook y Twitter no son el mundo, y que las interacciones que tienen lugar ahí son capitalizadas por otras compañías. 

En tanto fuentes de información y organización, las redes sociales son una maravillosa herramienta, pero probablemente muy pocos lectores llegarán hasta este último párrafo, aunque compartan este texto, le den likes o se apresuren a dejar comentarios y reacciones a favor o en contra de los titulares —lo único que Facebook nos acostumbró a leer fueron los titulares.

 

¿"Los Soprano" son realmente la mejor serie de la historia de la TV?

La revista Rolling Stone recientemente publicó su lista de los 100 mejores shows de TV, celebrando lo que considera una era dorada de la TV.  La lista refleja evidentemente una parcialidad total hacia series en inglés. Pero incluso a series americanas, ya que ciertamente Monty Python estaría en un lugar superior al 29 si fueran los británicos o alguien neutro quien hubiera compilado la lista. De alguna manera se trata de la industria del entretenimiento haciéndose tributo a sí misma. Dicho eso, la realidad es que la televisión es un imperio estadounidense y son los mejores en hacer TV, su ADN es el show business para bien y también para el detrimento del planeta, que se ve obligado a consumir una versión de telecolonialismo. Así, son pocas las series de éxito global que realmente se omiten en una lista objetiva (aunque las habrá sin duda); podemos pensar en la francesa Les Revenants que seguramente merece un lugar en el top 100. También hace falta la británica Black Mirror. Pedimos a los lectores que en los comentarios hagan mención de series que habrían escapado este ranking anglocéntrico. 

Por otro lado también se podría objetar un lugar para Twin Peaks en el top ten o para la reciente Game of Thrones.

 

 

100. Eastbound and Down

99. Oz

98. The Golden Girls

97. Portlandia

96. Gunsmoke

95. Key and Peele

94. Jeopardy

93. Mystery Science Theatre 3000

92. American Idol

91. Broad City

90. The Dick Van Dyke Show

89. Homeland

88. Party Down

87. Doctor Who

86. Good Times

85. The Real World

84. Real Time With Bill Maher

83. House of Cards

82. The Jeffersons

81. Dallas

80. The Fugitive

79. In Living Color

78. Thirtysomething

77. The Walking Dead

76. Late Night With Conan O’Brien

75. American Crime Story: The People vs. OJ Simpson

74. The Ren & Stimpty Show

73. Transparent

72. Girls

71. Mr. Show

70. Roseanne

69. The Ed Sullivan Show

68. The State

67. The Odd Couple

66. Dowton Abbey

65. Happy Days

64. Chappelle’s Show

63. The Wonder Years

62. Sex and the City

61. Your Show of Shows

60. Beavis and Butt-Head

59. Hill Street Blues

58. Roots

57. Fawlty Towers

56. 24

55. Six Feet Under

54. The Muppet Show

53. The Bob Newhart Show

52. The Colbert Report

51. Fargo

50. ER

49. Taxi

48. The Office (USA)

47. The Rockford Files

46. The Mary Tyler Moore Show

45. Battlestar Galactica

44. Columbo

43. The Americans

42. NYPD Blue

41. The Honeymooners

40. The Shield

39. Lost

38. Buffy the Vampire Slayer

37. Orange Is the New Black

36. Law & Order

35. My So-Called Life

34. 30 Rock

33. South Park

32. I Love Lucy

31. Sesame Street

30. The Tonight Show With Johnny Carson

29. Monty Python’s Flying Circus

28. The X-Files

27. Arrested Development

26. Friends

25. Veep

24. Friday Night Lights

23. Deadwood

22. Louie

21. The Office (UK)

20. Cheers

19. Curb Your Enthusiasm

18. Star Trek

17. Twin Peaks

16. M.A.S.H.

15. The West Wing

14. The Larry Sanders Show

13. Late Night with David Letterman

12. Game of Thrones

11. Freaks and Geeks

10. The Daily Show

9. All in the Family

8. Saturday Night Live

7. The Twilight Zone

6. The Simpsons

5. Seinfeld

4. Mad Men

3. Breaking Bad

2. The Wire

1. The Sopranos