*

X

6 sutiles señales para detectar a un psicópata

Salud

Por: pijamasurf - 11/16/2016

Conocemos las cualidades más obvias de un psicópata, como el narcisismo, pero existen patrones más sutiles que podrían evidenciarlos

Quizá el rasgo más notable de una psicópata es su carencia de empatía. Esto como consecuencia de un narcisismo elevadísimo que no permite que “la otredad” importe más allá de los intereses personales.

En un sistema que propicia el narcisismo (ahí está la obsesiva autopromoción en las redes sociales), el egoísmo (promovido por el individualismo y el consumo), etc., quizá todos tengamos algo de psicópatas. Sin embargo, los niveles de psicopatía son los que harían la diferencia.

Hemos hablado anteriormente sobre las señales de que tu colega podría ser un psicópata, de las 20 claves para detectar a un psicópata, etc. Y aunque hay aspectos muy reveladores como la manipulación, obsesividad y narcisismo exacerbado, entre otros, algunos estudios coinciden en que aspectos menos obvios, más sutiles, podrían revelar también la psicopatía de alguien.

Según una recopilación de The Independent, las siguientes propensiones podrían delatar la personalidad de un psicópata:

 

Si eres un CEO, abogado, periodista, cirujano o chef

De acuerdo con una evaluación liderada por Kevin Dutton de la Great British Psychopath Survey existen profesiones que son más propensas a albergar psicópatas, como las antes mencionadas. Asimismo, el mundo financiero podría estar lleno de ellos.

 

Si siempre buscas “salirte con la tuya” sin importar las consecuencias

Esta cualidad puede ser benéfica sólo en cierta medida, para los negocios por ejemplo. Sin embargo, en su grado exacerbado es la misma que impulsa a un criminal.

 

Si te levantas muy tarde (y te duermes muy tarde)

Los espíritus nocturnos suelen estar asociados a personalidades maquiavélicas, narcisistas y psicópatas, según un análisis encabezado por el doctor Peter K. Jonason.

 

Si no bostezas cuando ves bostezar a alguien

Uno de los signos evolutivos más usuales es la respuesta a bostezar cuando se ha visto a alguien haciéndolo; se trata de una manifestación empática. Un estudio publicado en la revista Personality and Individual Differences apunta a que las personas con tendencias psicópatas son menos propensas a bostezar cuando ven a alguien más hacerlo.

 

Si tienes poco autocontrol y eres fanático de las recompensas

Una de las características de un psicópata es la obsesividad, por ello pierden el control fácilmente, y también por ello son adictos a la sensación de recompensa.

 

Si te gusta demasiado el café

Existe una tendencia a la preferencia de ciertos sabores por parte de las personas psicópatas. Un experimento que incluyó a 500 personas concluyó que aquellas con personalidad más narcisista y agresiva son más propicias al gusto por los sabores amargos, entre ellos el café.

Te podría interesar:

Este mapa del placer femenino es una metáfora del sexo como exploración permanente (ILUSTRACIÓN)

Salud

Por: pijamasurf - 11/16/2016

Esta ilustración de Curt Montgomery, artífice del proyecto "Regards Coupables", nos invita a mirar el sexo como una exploración permanente y vivificadora de la existencia

El sexo es sencillo, pero el placer sexual puede tener ciertas complicaciones. Como humanos que somos, nuestra naturaleza es doble: por un lado tenemos nuestros impulsos, aquello biológico con lo que nacemos, pero quizá aún más importante es la cultura que se impone a eso y que desde cierta perspectiva es incluso una especie de segundo código genético que guía nuestras acciones, en prácticamente todos los aspectos –y el sexo no es la excepción.

En esa dualidad nace a veces la dificultad. Como sabemos la cultura también tiene su lado oscuro, sus intenciones represivas, su voluntad de censura, todo lo cual se ha enfocado especialmente en lo sexual.

La imagen que ahora compartimos es obra del ilustrador Curt Montgomery, mejor conocido por su proyecto Regards Coupables, que cuenta con una importante audiencia en Internet. Como rasgo distintivo cabe mencionar que las imágenes de Montgomery son usualmente minimalistas, pero no por ello menos elocuentes.

Sin embargo, al hablar sobre ella no pretendemos que sea tomada al pie de la letra, como una representación cartográfica del cuerpo femenino y las acciones que supuestamente se deben emprender para suscitar su placer.

Mejor sería considerar la ilustración como una metáfora de aquello a lo que invitan los mapas: a explorar. Quizá esta imagen nos sugiere que el sexo y el placer eróticos son ante todo y siempre una labor de exploración, una tarea constante y acaso tan inagotable como la energía sexual misma, como el deseo que nos mantiene enamorados de la vida en sí, vivificados.