*

X

BlackRock podría ser la compañía más poderosa del mundo (y casi nadie la conoce)

Política

Por: pijamasurf - 11/03/2016

BlackRock, con su software inteligente Aladdin, es uno de los poderes secretos del mundo, con una influencia insuperada en el sector financiero

La compañía BlackRock no figura en las listas de conspiración sobre las compañías que controlan el mundo (todos saben que hoy en día las corporaciones tienen más poder que los políticos y que muchos países). Se suelen citar a bancos como Goldman Sachs, a petroleras, farmacéuticas, contratistas militares, a compañías multimillonarias como Apple o Nestlé y casi siempre a Monsanto, pero casi nunca a BlackRock. Sin embargo, ninguna compañía maneja tanto dinero como BlackRock con su software Aladdin.

BlackRock es una compañía que maneja inversiones y, como señala The Economist, tiene acciones en casi todas las principales compañías del mundo (The Economist incluso acepta que es la accionista principal de Pearson, la compañía que controla el diario). Sus tentáculos se expanden a todos los bonos, deudas, fondos de inversión y demás. Cifras del 2014 le daban un control de 4.5 billones de dólares en activos y hasta el 7% total del dinero del mundo circula por su plataforma de transacciones.

El tesoro de BlackRock es su software Aladdin, el cual tiene su base en su centro de datos en East Wenatchee, Washington. Ahí se registran innumerables eventos históricos que van desde las fluctuaciones de diferentes productos financieros hasta cataclismos climáticos, escándalos políticos y demás. Aladdin compara estos eventos pasados con el momento presente para analizar el potencial riesgo del capital que se mueve. Los suscriptores de Aladdin pueden ver en tiempo real las probabilidades de los resultados de las inversiones. Esto es lo que se llama el método Monte Carlo; a grandes rasgos Aladdin constantemente está tirando los dados y tabulando los resultados con el fin de reducir los riesgos de las inversiones. 

El poder de BlackRock quedó demostrado cuando, en la crisis financiera del 2008 por la burbuja inmobiliaria, el gobierno de Estados Unidos recurrió a Aladdin para evaluar los activos tóxicos de la economía en ese momento. Gran Bretaña y Grecia también han realizado diagnósticos similares en tiempos de crisis. Se bromeó en el momento con que el CEO de BlackRock, Larry Fink, iba ser el nuevo Secretario del Tesoro de Estados Unidos, lo cual hubiera significado una degradación de su puesto. 

El documentalista de la BBC Adam Curtis, quien hace referencia a esta empresa en su monumental documental Hypernormalisation (uno de sus temas es cómo la política ha perdido todo poder en favor de los sistemas de información financiera), suena la alarma sobre Aladdin:

No puedo enfatizar el poder que tiene el sistema de BlackRock en moldear el mundo, en algunos aspectos es más poderoso que la política tradicional. Y pone sobre la mesa importantes cuestiones. Porque su interés no es cambiar el mundo, sino mantenerlo siempre estable. Prevenir cualquier desarrollo que presente un riesgo y cuando estás moviendo 11 billones de dólares [trillones en inglés], es realmente una fuerza muy importante.

Otras personas, incluyendo The Economist, han señalado que el poder que tiene BlackRock, podría ser un tanto excesivo, particularmente porque si tanto dinero es manejado por quienes piensan con las mismas herramientas se podría originar una predisposición a crear los mismos errores. 

Pero el gigante que es Aladdin sólo parece estar creciendo, ya que entre más se usa más sabe y más aprende a analizar patrones. Si la información es poder, Aladdin debe estar junto con Google y Facebook en una liga aparte. Este es uno de los sistemas prototipo que embanderan una nueva era en la que seremos gobernados por algoritmos.

El gurú indio que ayudó a negociar la paz y puso a meditar a los líderes de las FARC

Política

Por: Pijamasurf - 11/03/2016

La historia de cómo el método de no violencia propuesto por el gurú Sri Sri Ravi Shankar contribuyó a lograr el histórico cese al fuego en Colombia

Este lunes se firmó un histórico acuerdo que pone fin a más de 50 años de conflictos armados en Colombia entre las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y el gobierno. El esfuerzo para lograr esto involucra a numerosos individuos de ambas partes y ya se ha insinuado que el presidente Santos podría perfilarse para ganar el premio Nobel; en su discurso, el presidente colombiano ha hechos ecos de Mandela y la paz ha sido la gran obsesión de su mandato. Quizás también podría mencionar a Ghandi, y es que otra de las personas que contribuyó a este proceso de paz fue el maestro espiritual Sri Sri Ravi Shankar, quien sugirió a los líderes de las FARC el principio de no violencia (ahimsa), el cual fue aplicado memorablemente por Ghandi para liberar a su país.

El año pasado Ravi Shankar (no confundir con el músico) fue invitado por el presidente Santos a reunirse con él en Colombia. Ravi Shankar es consultor especial del Consejo Económico y Social de la ONU y ha asistido en diversos procesos de paz en el mundo. Después de reunirse con Santos, Ravi Shankar viajó a Cuba donde celebró una serie de reuniones con los líderes de las FARC, incluyendo una meditación guiada.

Los actos de negociación realizados por "Sri Sri" pueden verse en este inspirador (micro)documental.

En una entrevista el gurú indio dijo al diario El Tiempo:

La guerra empieza con la falta de entendimiento, de comunicación, de confianza. Entonces, si se quitan estas cosas y la gente piensa desde una perspectiva más amplia, cualquier conflicto se puede resolver.

Cuando alguien siente que es una víctima porque le han cometido una injusticia, entonces quiere reaccionar. Una pregunta que no ha sido respondida en la mente se fermenta y causa estrés, y el estrés es la causa de la violencia. Cualquier buena persona, si no la dejas dormir durante dos días y no les das de comer, se volverá violenta.

[...] El verdadero trabajo empieza ahora. La gente que ha estado en la selva por tanto tiempo, cuando vuelvan a la sociedad necesitan un toque de curación, al igual que las víctimas. Las víctimas deben poder dejar atrás el pasado y buscar un futuro más brillante. La conciencia de la víctima y del culpable no son para nada positivas para la sociedad. Debemos curar la conciencia de las víctimas y por el otro lado, necesitamos lograr la reconciliación con la conciencia de los culpables. Cuando una persona siente que es culpable, va a querer justificarlo; inconscientemente va a victimizarse.

​Según se ha publicado, aparentemente algunos de los miembros de las FARC aprendieron las técnicas de respiración que Ravi Shankar enseña en su programa "el Arte de vivir", de esta manera permitiéndoles lidiar con el estrés. Ravi Shankar había dicho a los líderes de las FARC que debían entender que no sólo ellos eran las víctimas, sino también las otras partes involucradas, y que consideraran un pensamiento revolucionario: que se podía buscar la justicia social sin la necesidad de la violencia, una resistencia pacífica, que no es lo mismo a una renuncia a la causa. 

Es difícil cuantificar qué tan importante fue la participación de este gurú indio en la negociación, aunque indudablemente le añade un cierto aire exótico y y una veta de inspiración espiritual. De cualquier manera, lo logrado es ciertamente positivo, pese a que algunas personas piden que no se olvide la violencia que se ha cometido. Hay momentos en los que es mejor mirar hacia adelante, ceder y creer que las cosas podrán ser mejores. Acaso sea prudente recordar la frase de Borges, "la única venganza es el olvido" y es que el albergar resentimientos y deseos de que otra persona sufra es una forma de violencia contra uno mismo.