*

X
Casa autosuficiente en una isla turca forma el famoso símbolo del Ojo de Horus vista desde el cielo

Empotrada en la isla Playa Cleopatra en Turquía, esta casa diseñada por el arquitecto Luis Garrido es el sueño de todo amante de la simbología esotérica con inclinaciones ecoamigables.

El proyecto fue concluido en el 2011 y está construido con un domo central de multiniveles que funciona como la pupila del ojo. Paneles de vidrio permiten que la casa sea completamente iluminada, muy apropiadamente, ya que Horus es una divinidad solar, que además está vinculada a la protección y a la salud.

La casa está hecha conforme a los lineamientos de la arquitectura sustentable, optimizando materiales, con energía renovable y minimizando emisiones.

Sin duda, la casa sería el lugar ideal para una fiesta de disfraces Illuminati.

 

 

 

 

Te podría interesar:

Hemos cruzado el punto de no retorno en los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 11/16/2016

Un día oscuro para la ecología: anuncian que hemos cruzado la frontera de más de 400 partes por millón de dióxido de carbono en volumen de la atmósfera, una cifra temida

Un día negro en la historia del ecosistema planetario llegó hace poco. El Instituto Scripps de Oceanografía anunció: "Parece seguro concluir que no veremos un valor mensual de 400 partes por millón [niveles de carbono] este año, o nunca más en el futuro indefinido". Esta aseveración está basada en la observación de los niveles de dióxido de carbono del Observatorio Mauna Loa en Hawái, donde se han medido los niveles de CO2 desde 1958.

Esta cifra de 400 ppm era temida por diferentes científicos del clima, como un hito oscuro que marcaría irreversibles ramificaciones climáticas, desde la extinción de ciertas especies hasta la acidificación de los océanos y el aumento del nivel del mar, entre otras secuelas que ya están en marcha. 

Generalmente, en septiembre los niveles de carbono globales llegan a su punto más bajo, pero este año no lograrán bajar a menos de 400 ppm en promedio, algo que sugiere que ya no lo volverán a hacer en los próximos años, al menos que algo radical pase, ya que existe una clara tendencia a la alza. En 2012, el Ártico fue la primera región en rebasar esta oscura marca.

Para poder revertir este proceso es necesario limitar seriamente las emisiones de carbono, pero actualmente sólo 60 naciones han ratificado un acuerdo para impedir que las temperaturas suban 1.5 centígrados más que los niveles preindustriales, sin embargo, estas naciones sólo suponen 47.6% de las emisiones globales, lo que es claramente insuficiente.