*

X
Esta ingeniosa actualización de "¿Dónde está Wally?" lleva el juego al formato 360º

¿Dónde está Wally? es para muchos un recuerdo tal vez grato, o no, pero sin duda añorable. Para muchos es una de esas cosas que se encuentran en el desván de la memoria infantil, junto con las caricaturas del domingo por la mañana, ciertos juguetes, el cereal azucarado y alguna otra correría.

Wally es un personaje creado por el ilustrador inglés Martin Handford, quien lo dibujó en 1986 para la casa editorial Walker Books a petición de su director de arte. Handford imaginó un viajante con pinta de distraído y atolondrado que por su peculiar vestimenta siempre terminaba perdido en el entorno.

Este dibujo tenía como propósito ser un entretenimiento para los niños, quienes tenían que encontrar a Wally –enfundado siempre con su gorro y suéter de franjas rojas y blancas y sus pantalones de mezclilla azules– en ambientes tan disímiles como la fiebre del oro de mediados del siglo XIX, una estación común de trenes o una feria.

El libro gozó de una excelente recepción mundial, al grado de que traspasó las fronteras del Reino Unido e incluso dio origen a una franquicia que incluyó una serie animada, juguetes y videojuegos.

Para los nostálgicos, Kevin Hohler, diseñador y fotógrafo, recién compartió en las plataformas 360-drawing.com y kuula.co una ingeniosa actualización de este juego visual. Un “¿Dónde está Wally?” que aprovecha la tecnología 360º de las imágenes digitales.

¿Qué te parece? ¿Te animas a revivir la emoción de buscar y buscar, con cierta impaciencia, animado por la satisfacción futura de encontrar?

Compañía británica anunció que analizaría posteos de usuarios de Facebook para determinar quiénes son conductores confiables y quienes no

Una de las noticias más sonadas ayer en Gran Bretaña fue el anuncio de que una de las aseguradoras más grandes de ese país, Admiral, estaría usando las redes sociales para analizar las personalidades de los dueños de autos para establecer el precio de su póliza de seguros.

The Guardian señaló que esta medida abría la puerta a una nueva era en la que las compañías estarían utilizando los datos de sus usuarios y se desatará un debate sobre la privacidad.

La aplicación de esta compañía estudiaría las cuentas de sus usuarios para encontrar características de personalidad vinculadas con hábitos de manejo. Por ejemplo, individuos identificados como bien organizados y conscientes de sí mismos tendrían buenos puntajes. 

Otros de los hábitos a analizarse serían escribir oraciones cortas, usar listas y hacer citas con amigos a un tiempo específico y no sólo con ambigüedad. 

Usuarios que serían poco confiables serían los que emplean signos de exclamación y palabras como "siempre" y "nunca".

Hay que mencionar que la aplicación se anunció como de uso voluntario y ofrece descuentos a los usuarios pero, de acuerdo con The Guardian, Admiral contemplaría una ampliación de su aplicación. En este caso el análisis de los datos de los usuarios estaría siendo utilizado para el beneficio de los mismos, pero la sola posibilidad de hacer esto genera una inquietante suspicacia de que en un futuro (o quizás en el mismo presente ya ocurre) todos nuestros actos en las redes sociales nos podrían perseguir al formar perfiles personales que determinen los créditos a los que accedemos, los empleos y por supuestos las pólizas de seguros.

Otro campo que está siendo "minado" por aseguradoras, según informa The Guardian, es el de los relojes inteligentes que levantan datos de salud de las personas. La compañía Vitality vende ya el reloj Apple Watch a sus clientes, con el precio dependiendo de qué tanto ejercicio hacen.

Hoy hace unas horas Facebook anunció que no permitiría que Admiral usara los datos de los usuarios para hacer este experimento de evaluación de la pólizas, al parecer respondiendo a la polémica que generó la iniciativa.