*

X
Encontrarnos con un acervo gratuito de más de mil títulos nos recuerda las delicias de una premisa esencial de la información: que debiera ser libre

Los libros, o mejor dicho su lectura, se cuentan entre los regalos más hermosos que la humanidad recibió. A veces espejos, a veces brújulas, otras compañeros, los libros enriquecen vidas, las transforman y mucho nos ayudan en la que podría ser la tarea esencial del ser humano: construir una perspectiva desde la cual observar el mundo. 

Existe una preciosa abstracción llamada "dominio público", se trata de un lugar en el que convergen la historia, las leyes y la creatividad, y en donde la información, materializada en todo tipo de obras, fluye con plena libertad. Después de un cierto periodo que varía entre países, todas las obras artísticas, literarias o científicas vienen a dar aquí y se sacuden cualquier obstrucción legal de acceso y utilización. 

Cuando las dos fuerzas anteriores se combinan, los libros y el dominio público, entonces se desata una fiesta: miles de títulos, muchos de ellos entre los más grandes que se hayan escrito, se ponen a completa disposición de cualquiera interesado en tomarlos. Y es aquí donde entra en juego un tercer elemento, lo digital. Éste permite acceder sin necesidad de un soporte físico, más allá de un teléfono o una computadora –a lo que puede accederse en un café o una escuela, al interminable arcón de obras literarias. 

Leer es bueno, para quien lee e incluso para quienes le rodean. En la medida que cada uno ampliemos nuestro panorama, enriquezcamos nuestras perspectivas y nos sumerjamos en historias distantes –pero con las cuales terminamos intimando, ese universo que llamamos "sociedad" termina sin duda beneficiado. Por eso celebramos la épica labor que alguien consumó para reunir más de mil títulos, muchos de ellos verdaderos clásicos, y ponerlos a disposición de cualquiera en un solo sitio. 

La página de un municipio en España, dentro del País Vasco, llamado Ataun, agrupa esta excitante lista de obras a las que podemos, vía un simple clic, acceder en formatos pdf o ePub para leer. Las obras pueden leerse en línea o descargarse y la compilación bastaría para sumergirnos unos años en las delicias que caracterizan a la literatura. Entre otros, encontrarás libros de autores tan diversos como Petrarca, Rudyard Kipling, Joseph Conrad, Karl Marx, Miguel de Cervantes, Marcel Proust, H. P. Lovecraft, Platón, Joyce, Hesiodo y muchos muchos más.

Y para comenzar la inmersión sólo tienes que seguir este enlace..., disfruta y comparte.

 

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

Estos son los libros y autores favoritos de Alan Moore

Libros

Por: Pijamasurf - 11/08/2016

Alan Moore reveló al "New York Times" sus libros y escritores predilectos

Alan Moore acaba de anunciar que dejará de hacer cómics para dedicarse de lleno a escribir y a proyectos de largo aliento (como su monumental novela Jerusalén). Ya en este plan de novelista, el New York Times logró sacar del famosamente elusivo escritor una lista de libros y autores favoritos.

La lista de autores que Moore dice preferir o tener en la mente actualmente son:

Thomas Pynchon; Robert Coover; Neal Stephenson; Junot Díaz; Joe Hill; William Gibson; Bruce Sterling; Samuel R. Delany; Iain Sinclair; Brian Catling; Michael Moorcock (actualmente está escribiendo Whisper Swarm, una genial trilogía); Eimear McBride; el siempre extraordinario Steve Aylett y en particular su indispensable y silenciosamente radioactiva Heart of the Original; Laura Hird; Geoff Ryman; M. John Harrison;  la guionista Amy Jump... 

Claramente, Moore tiene una especial afición por la ciencia ficción, lo cual es predecible tomando en cuenta la temática de sus cómics. Sorprende que Moore haya apenas descubierto a David Foster Wallace, pero se muestra honestamente impresionado. "El último libro verdaderamente grande que leí debe ser Infinite Jest, de David Foster Wallace. Ésta fue mi primera experiencia leyendo la obra de Wallace, hace un par de meses y creo que no hay nada en la novela que no me impresione". El libro que está por leer, según Moore, es la novela póstuma de Wallace, The Pale King.

A esta lista Moore agrega que durante la escritura de su novela leyó a Ian Sinclair, incluyendo su geniales Ghost Milk, American SmokeBlack Apples of Gower, también The KLF: Chaos, Magic and the Band Who Burned a Million Pounds, de John Higgs, y del mismo autor Stranger Than We Can Imagine; de Zizek, The Year of Dreaming Dangerously. Resalta también su conexión perenne con Lovecraft y William Blake, autores con los que tiene una conexión no sólo literaria, sino espiritual.