*

X

¿Usarías estos calzones para hacer tu masculinidad “sexy y salvaje”?

Buena Vida

Por: pijamasurf - 11/05/2016

Con la efigie de un lobo esta ropa interior promete darte la reafirmación de masculinidad que, no sabemos por qué, estás buscando

La reafirmación de la masculinidad es una práctica que persiste en nuestras sociedades. La evolución o la cultura crearon y han sostenido cierta obsesión del hombre por dejar en claro que es hombre, incluso muy hombre, lo cual, si alguna vez fue necesario, a veces también --y, sobre todo, con el paso del tiempo-- ha tomado derivaciones que se acercan a lo ridículo.

Tal es el caso de esta ropa interior que en la zona púbica –el origen y fin de la masculinidad, por decirlo así– tiene el diseño de un lobo, animal viril donde los haya.

Por tan sólo 5 dólares esta prenda promete dar a tu genitalia eso sexy y salvaje que quizá crees que ha perdido por usar calzones comunes y corrientes, como, por otro lado, dictaría el sano hábito de no darle demasiada importancia a lo que no es realmente importante. Reafirmar la masculinidad, por ejemplo.

 

También en Pijama Surf: 'Manspreading': ¿de verdad los hombres necesitan esa ridícula cantidad de espacio al sentarse? (FOTOS)

¿Qué es lo primero que ve una mujer cuando mira a un hombre?

Buena Vida

Por: pijamasurf - 11/05/2016

Luego de una encuesta la respuesta a esta sencilla pero cotizada interrogante emergió

El arte del cortejo, la interacción sensual entre personas o los encuentros casuales y estimulantes son temas que históricamente han apasionado a la raza humana. La justificación es obvia: pocas cosas mueven más energía que las frecuencias en torno al enamoramiento, el sexo y la atracción entre individuos. Tal vez por eso cuando se lanza al aire la pregunta sobre qué es lo primero que una mujer ve cuando tiene a un hombre delante (y viceversa) se detona un deseo casi innato por conocer la respuesta. 

La revista dedicada a la "cultura del hombre", Men's Health, se abocó a encontrar precisamente esta respuesta por medio de una encuesta. El ejercicio se dividió en dos; en el primero de los casos se les preguntó a las mujeres en dónde aterrizaba su mirada cuando veían a un hombre vestido en la calle, y las respuestas fueron las siguientes (por orden de popularidad):

1. Ojos

2. Sonrisa

3. Altura 

4. Manos

5. Estilo

En la segunda parte, se les mostró la imagen de un tipo con traje de baño, sin camisa, en la playa. En este caso las respuestas fueron:

1. Abdomen

2. Rostro

3. Hombros y brazos

No estamos seguros cuál sea el sentido de este ejercicio, más allá de un ligero morbo, si esto servirá a los hombres para considerar una estrategia conductual o si las mujeres que lean la nota estarán de acuerdo. En todo caso, nos pareció una curiosidad cultural que quisimos compartir. 

Ilustración: Kyle Bowles