*

X

Ve cómo Michael Moore pronosticó el triunfo de Trump hace unos meses atinando en los estados que se probarían definitivos

Política

Por: Pijamasurf - 11/09/2016

El documentalista Michael Moore lo vio venir, con una inusitada claridad

Pocas encuestadores y analistas pronosticaron el triunfo de Donald Trump. Parece que todos vivimos ya en nuestra burbuja y vemos sólo lo que de antemano creemos. 

Sin embargo, existen excepciones y una de ellas es Michael Moore, quien en julio en un programa de TV con Bill Maher detectó exactamente lo que estaba pasando, hasta el punto de señalar que Trump podría ganar los estados de Michigan, Wisconsin, Pensilvania y Ohio, los cuales a la postre están probando ser definitivos junto con Florida.

Moore categóricamente señala que él cree que Trump iba a ganar. "Será la estrategia del BREXIT, la parte central de Inglaterra [en Estados Unidos son] Michigan, Wisconsin, Pensilvania y Ohio. Todo lo que tiene que hacer es ganar estos estados... Mitt Romney perdió por 64 votos y estos estados otorgan 64 votos". Moore añade que él vive en Michigan y escuchó cómo Trump encendió a las multitudes diciendo exactamente lo que querían oír con un discurso nacionalista polarizador. 

Pocos creían que era posible que ganara Trump, no notando que las encuestas en recientes elecciones (como en el caso del BREXIT) no han sido muy precisas y en este caso existía una gran posibilidad de que hubieran votantes de clóset a favor de Trump, que habían sido enardecidos, alimentando el enojo que ya cargaban. Trump hábilmente utilizó el discurso antisistema, anticlase política, como señala Adam Curtis, lo mismo usando una retórica de Occupy Wall Street que una retórica fascista. Supo capitalizar lo emocional, en detrimento de lo racional y lo ético. A diferencia de Hillary, Trump logró conectar emocionalmente con la gente común y corriente, aunque esto fuera a través de emociones negativas. Más aún que un voto de miedo, fue el voto del enojo (el enojo en contra de Washington y las élites y el enojo y la animadversión que existe todavía entre razas en Estados Unidos; algunos incluso hablan de un voto de venganza en contra de un presidente negro). El triunfo de esta emoción no presagia un futuro muy amable que digamos. Sobre todo para las minorías y para la economía global, que ya está sintiendo una picada (en especial, el peso mexicano está por sufrir una caída histórica).

Por otro lado, Trump entendió mejor también la ecología mediática en la que vivimos, en la que ser el villano y tener comportamientos extremos en redes sociales genera más seguidores y no menos. O, como dice un analista político, el villano de un reality show es la estrella del programa. 

Otro analista que comprendió lo que estaba pasando fue Douglas Rushkoff; recomendamos que visites el sitio que ha montado este importante teórico de medios sobre el nuevo nacionalismo y la ecología mediática que hizo posible el triunfo de Trump.

Estados Unidos pagó 500 mdd a compañía para que hiciera videos falsos de Al-Qaeda

Política

Por: Pijamasurf - 11/09/2016

El Pentágono pagó más de 500 millones de dólares a una compañía de relaciones públicas británica para que montara una campaña de propaganda en Iraq, que incluyó la generación de videos falsos atribuidos a Al-Qaeda

Información revelada por el Bureau of Investigative Journalism muestra que el Pentágono pagó más de 500 millones de dólares a una compañía de relaciones públicas británica para que estableciera un programa de propaganda en Iraq. La compañía Bell Pottinger recibió más de 100 millones de dólares al año en contratos de 2007 a 2011 para crear videos de propaganda dentro de uno de los llamados "black ops", programas secretos de las agencias militares estadounidenses. Bell Pottinger llegó a emplear hasta 300 personas para este programa de desinformación en Iraq.

El trabajo consistió de tres tipos de productos, los "blancos", atribuidos correctamente, los "grises" sin atribución y los "negros" falsamente atribuidos. El primero fueron comerciales que representaban a Al-Qaeda de forma negativa; el segundo fueron productos que simulaban ser creados por la "TV Árabe", como, por ejemplo, se filmaban bombardeos de Al-Qaeda y se editaba el material como si fueran piezas de noticias, con una voz en árabe y eran distribuidas por estaciones de noticias en la región. El tercer tipo fue la producción de videos falsos de propaganda de Al-Qaeda. Los videos además contaban con un código de tracking para acumular inteligencia.

Esta información se suma a una amplia colección de filtraciones que muestran cómo las agencias de inteligencia de Estados Unidos han manufacturado la percepción de los terroristas islámicos, tanto de al-Qaeda como de ISIS. Esto después de que incluso armaran y entrenaran a lo que sería Al-Qaeda originalmente en Afganistán. A finales de los 70, Estados Unidos "aprovechó" la oportunidad para canalizar un grupo de resistencia anticomunista fondeando rebeldes que se oponían al gobierno pro soviético en Afganistán. La CIA suministró armas, dinero y demás recursos para fortalecer a los muyahidines. El más famosos de estos rebeldes mercenarios (glorificados en algunas películas de Hollywood como Rambo) fue Osama Bin Laden. Esta decisión estratégica fue implementada por el Consejero de Seguridad Nacional Zbigniew Brzezinski, con el conocimiento del presidente Carter. En una entrevista años después Brzezinski dijo no arrepentirse de la operación secreta ya que detuvo la expansión del comunismo y eso "es más importante que el talibán".