*

4 deliciosos cocteles con un ingrediente muy especial: cognac

Buena Vida

Por: pijamasurf - 12/01/2016

Ni resaca ni ingesta calórica: dos grandes beneficios de mezclar con cognac.

Beber alcohol implica, en mayor o menor grado, ciertas circunstancias, en especial aquellas que agrupamos bajo el temible nombre de “resaca”. Como sabemos, el alcohol genera efectos en el funcionamiento de nuestro cuerpo que resultan en síntomas como la deshidratación, el dolor de cabeza, cierto cansancio y otros que varían de cuerpo en cuerpo.

Sin embargo, un caso específico de estos efecto se encuentra en la calidad del licor que se bebe. Como se sabe (casi siempre por experiencia), una bebida barata provoca usualmente una resaca muy cara, y viceversa, una bebida en la que se invierte un poco más puede hacer que, casi mágicamente, al día siguiente despertemos frescos y como si no hubiéramos bebido ni una gota de alcohol.

Esto se debe un sustancia que se encuentran en toda bebida alcohólica conocida como “congénere”, la cual es resultado de la fermentación. Bajo este nombre se agrupan alcoholes como el metanol, aceite de fusel y otros químicos orgánicos como la acetona, el acetaldehído o el tanino. Como podemos adivinar ya desde los nombres, los congéneres son impurezas que, como tales, tienen cierta toxicidad para nuestro cuerpo.

Lo interesante es que aunque dichas sustancias están en todas las bebidas alcohólicas, no se encuentran en la misma proporción. Y esto depende en buena medida de la calidad de los ingredientes que se usan en la destilación de un licor y, por otro lado, en el cuidado que se pone en esta. En los licores de mayor calidad usualmente el proceso de producción también conlleva un buen esmero, de ahí que al momento de llegar al cuerpo de quien lo bebe, eso especial se transmita.

A continuación, y porque también esto es parte de vivir y disfrutar, compartimos 4 recetas de atractivos cocteles que tienen como licor principal el cognac, una bebida que por su bajo contenido calórico y su proceso especial de de destilación nos libera de la preocupación de consumir calorías de más y, sobre todo, de despertar al día siguiente con una resaca insufrible. Sólo como dato comparativo, entre el cognac y otros licores que usualmente se consideran de bajo contenido calórico, vale la pena mencionar que de acuerdo con la base de datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, el whisky, el vodka, el ron y la ginebra aportan todos 250 calorías por cada 100 gramos, mientras que el cognac aporta 231 calorías/100g. Sin duda una bondad del cognac que por sí misma ya nos invitan a probarlo.

Las mezclas que enlistamos conservan esas mismas cualidades, esto para demostrar que vivir se trata de disfrutar, por el solo hecho de que la vida es muy especial.

 

Hennessy STRAWBERRY

1 ½ onzas de Hennessy Very Special

¾ onza de fresas hechas puré

¼ onza de extracto de vainilla natural

½ vaina de vanilla

Vierte todos los ingredientes en un shaker junto con 5 o 6 cubos de hielo. Cierra y agita bien. Sirve en un vaso bajo y adorna con la vaina de vainilla.

 

Hennessy PASSION

1 1/2 onzas de Hennessy Very Special

3 ½ onzas de jugo natural de maracuyá

1 rodaja grande de naranja

Vierte el cognac Hennessy Very Special y el jugo de maracuyá en un vaso bajo con hielos. Exprime la rodaja de naranja. Agita durante algunos segundos. Sirve.

 

Per sempre

1 1/2 onzas de Hennessy Very Special

1/2 onza de campari

1/2 onza de amaro

2 toques de bíter de naranja

Cáscara de naranja

Mezcla todos los ingredientes (excepto la cáscara de naranja) en un vaso con hielo y agita hasta que se enfríe. Vierte sobre un hielo grande en un vaso bajo. Para terminar, añade la cáscara de naranja.

 

Hennessy GINGERPEAR

1 3/4 onzas de Hennessy V.S.

3/4 onza de jugo de pera

1 rebanada delgada de jengibre

1 rebanada de pera fresca

Machaca la rebanada de jengibre en el fondo de un shaker. Añade el jugo de pera, el cognac Hennessy y 5 o 6 cubos de hielo. Cierra el shaker y agita bien. Vierte con cuidado sobre un hielo grande en un vaso bajo. Adorna con la rebanada de pera.

 

#ThisIsVerySpecial 

Te podría interesar:

Grandes ciudades, largos viajes: la inesperada oportunidad para meditar

Buena Vida

Por: Kin Navarro - 12/01/2016

El ritmo de vida de las metrópolis dificulta encontrar un espacio o un momento adecuados para detenerse a meditar. Los largos períodos de transportación quizá sean la alternativa a la mano

Estrés a tope, el vagón del metro va lleno. Un espacio reducido, saturado, personas hasta donde alcanza la vista: todos apretados, tratando de ignorarse, enojados, apresurados, nerviosos, hastiados. Este sería el último lugar en el que pensarías si te propones comenzar a ejercitar una vida espiritual y practicar la introspección.

Con todo, para muchos se trata de uno de los pocos momentos del día en que pueden detenerse a respirar, cerrar los ojos y reflexionar. El transporte público es como un segundo hogar, mientras más larga es la distancia entre nuestros destinos mayor es el tiempo que pasamos dentro de él ¿por qué no aprovecharlo?

Ya sea de ida al trabajo o de regreso a casa, meditar en el transporte público ayuda a mejorar nuestra experiencia durante el viaje volviéndola placentera y relajante. Son varios los beneficios de la meditación diaria: relaja la mente y el cuerpo, combate la depresión, la enfermedad y mejora la calidad del sueño.

Para comenzar tu meditación cierra los ojos, respira a profundidad y con calma. Se trata de prestar atención al momento presente de manera particular y dejando de lado cualquier juicio. ¿Es un lugar difícil para meditar?

Concéntrate en las sensaciones de tu cuerpo, tus pies, tus manos, tu cabeza. Siente cómo estás inmóvil y sin embargo el impulso del transporte te mueve a gran velocidad. ¿Demasiado ruido? Trata de escucharlo sin proyectar en él ninguna emoción o atributo.

Ya habrá tiempo para seguir desarrollando tus habilidades, lo importante es comenzar. Puedes visitar nuestra sencilla guía para principiantes. También se puede practicar un enfoque de meditación de amor y bondad, esto es, generar pensamientos de bienestar para todo y todos los que te rodean. Este enfoque puede cambiar rápidamente nuestro estado de ánimo de tormentoso a una pacífica brisa.

Dale una oportunidad y encuentra el camino a través de ti; todo lo que necesitas ya está contigo, sólo debes acercárte a buscarlo.