*

4 sencillos consejos para mejorar tus fotografías esta temporada

Buena Vida

Por: pijamasurf - 12/14/2016

Subir la calidad de tus fotos navideñas es algo que seguramente agradecerás cada vez que las abras para recordar esos momentos

Esta temporada navideña millones de personas desembolsaremos nuestros teléfonos con aún más frecuencia que de costumbre. Lo anterior se debe básicamente a dos razones bastante obvias.

La primera es que más que nunca desearemos hablar con nuestros seres queridos, personas que nos acompañan en la vida y a quienes no querremos dejar de desear feliz Navidad y un gran año venidero –en este sentido, es el momento ideal para aprovechar promociones como esta, de UNEFON.

La segunda se debe a que, aprovechando los viajes que muchos emprenden en esta temporada y las reuniones inolvidables entre familia y amigos, seguramente se dispararán millones de fotografías con la intención de cristalizar esas hermosas vivencias que seguramente se guardarán en la memoria pero que también queremos compartir y festejar en nuestras redes y archivarlas ahí, para que cada vez que queramos refrescar esos instantes estén disponibles. 

Si bien tu teléfono te garantiza una inmejorable herramienta para capturar las vivencias que te esperan, si sigues unos cuantos consejos tus fotografías lucirán mucho más y esto seguramente lo agradecerás cada vez que te tomes un momento para verlas y revivir esos recuerdos. Por eso te compartimos estos cuatro sencillos tips:

 

Captura momentos, no poses

Aunque es muy común fotografiar ese momento en el que todos se organizan y posan frontalmente ante la cámara, no te contentes con esas imágenes y busca momentos más espontáneos y naturales.

 

Toma en cuenta los detalles

Aunque generalmente queremos capturar una escena completa o personas de cuerpo completo, recuerda que de vez en cuando un detalle transmite mejor los sentimientos del momento (por ejemplo una mano, un platillo, una copa vacía).

 

Evita los clichés

Obviamente la imagen de tu primo o tu novia frente al mar o junto al árbol de Navidad no faltarán en tu archivo, pero te invitamos a que vayas más allá y busques también retratar cosas distintas que muchas veces pasan desapercibidas o que simplemente no son la “foto” obligada de la reunión o la vacación.

 

Dispara mucho (y borra más todavía)

Aunque muchos lo hacemos, no es una práctica que todos aprovechamos. La fotografía digital permite disparar varias veces y luego elegir la imagen que mejor salió. Sólo no olvides borrar pronto el resto pues si no terminarás con un archivo repetitivo y poco grato, y entre más tiempo pase más flojera te dará seleccionar las mejores. 

 

Para mantener tu teléfono siempre en uso aprovecha la promoción de UNEFON de esta temporada y gana hasta el doble de tiempo aire durante todo 1 año. Conoce más en este enlace.

 

También en Pijama Surf: 20 técnicas de composición que mejorarán sustancialmente todas tus fotografías

Te podría interesar:

Grandes ciudades, largos viajes: la inesperada oportunidad para meditar

Buena Vida

Por: Kin Navarro - 12/14/2016

El ritmo de vida de las metrópolis dificulta encontrar un espacio o un momento adecuados para detenerse a meditar. Los largos períodos de transportación quizá sean la alternativa a la mano

Estrés a tope, el vagón del metro va lleno. Un espacio reducido, saturado, personas hasta donde alcanza la vista: todos apretados, tratando de ignorarse, enojados, apresurados, nerviosos, hastiados. Este sería el último lugar en el que pensarías si te propones comenzar a ejercitar una vida espiritual y practicar la introspección.

Con todo, para muchos se trata de uno de los pocos momentos del día en que pueden detenerse a respirar, cerrar los ojos y reflexionar. El transporte público es como un segundo hogar, mientras más larga es la distancia entre nuestros destinos mayor es el tiempo que pasamos dentro de él ¿por qué no aprovecharlo?

Ya sea de ida al trabajo o de regreso a casa, meditar en el transporte público ayuda a mejorar nuestra experiencia durante el viaje volviéndola placentera y relajante. Son varios los beneficios de la meditación diaria: relaja la mente y el cuerpo, combate la depresión, la enfermedad y mejora la calidad del sueño.

Para comenzar tu meditación cierra los ojos, respira a profundidad y con calma. Se trata de prestar atención al momento presente de manera particular y dejando de lado cualquier juicio. ¿Es un lugar difícil para meditar?

Concéntrate en las sensaciones de tu cuerpo, tus pies, tus manos, tu cabeza. Siente cómo estás inmóvil y sin embargo el impulso del transporte te mueve a gran velocidad. ¿Demasiado ruido? Trata de escucharlo sin proyectar en él ninguna emoción o atributo.

Ya habrá tiempo para seguir desarrollando tus habilidades, lo importante es comenzar. Puedes visitar nuestra sencilla guía para principiantes. También se puede practicar un enfoque de meditación de amor y bondad, esto es, generar pensamientos de bienestar para todo y todos los que te rodean. Este enfoque puede cambiar rápidamente nuestro estado de ánimo de tormentoso a una pacífica brisa.

Dale una oportunidad y encuentra el camino a través de ti; todo lo que necesitas ya está contigo, sólo debes acercárte a buscarlo.